actividad física en la tercera edad

Actividad física: Su importancia en la tercera edad

Actividad física: Su importancia en la tercera edad
4.6 (92%) 20 votos

Mantenerse activos es fundamental para tener una buena salud. A cualquier edad es importante realizar algún tipo de actividad física para favorecer la movilidad y evitar enfermedades que se aceleran o son provocadas por el sedentarismo. Sin embargo, en personas de tercera edad la actividad física es mucho más importante, ya que de eso depende en gran parte su autonomía.

Con el envejecimiento las personas mayores suelen hacerse más dependientes. Ciertamente su ritmo de vida cambia y no pueden moverse con la misma rapidez y agilidad que antes. Sin embargo, eso no significa que no puedan moverse en absoluto. De hecho, lo más recomendable es que continúen realizando sus actividades cotidianas en la medida de lo posible.

El ejercicio físico en las personas mayores tiene múltiples ventajas, no solo a nivel físico sino también emocional. El poder realizar alguna actividad les ayudará afrontar esta etapa de la vida con mayor optimismo y a relacionarse con otros de forma sana e independiente. Además, existen incluso estudios que señalan que el ejercicio tiene la capacidad de retrasar el envejecimiento del cerebro y puede prevenir enfermedades neurodegenerativas como el Alzhéimer u otro tipo de demencia senil.

Beneficios de la actividad física en personas mayores

El ejercicio físico es fundamental para que las personas mayores mantengan su movilidad y sobre todo para que la preserven por más tiempo. Pero además de esto, realizar este tipo de actividades tiene otros beneficios para la salud. No solo los ayuda a estar más activos sino que también controla el nivel de azúcar en la sangre, mejora su presión arterial y su respiración.

Las personas de tercera edad que realizan alguna actividad física son mucho más coordinados, lo que los ayuda a reducir el riesgo de accidentes como caídas o tropezones. Otra gran ventaja de mantenerse activos es que su estado anímico mejora enormemente, además de que reduce el estrés y el insomnio.

Por otro lado, debido a que el ejercicio ayuda a mantener un peso adecuado y a rebajar la proporción de grasa corporal, es capaz de fortalecer la autoestima y mejorar el concepto de  imagen corporal. Con ello también ayuda disminuir el riesgo de sufrir de depresión.

Actividades recomendadas para personas de tercera edad

La actividad física en las personas de tercera edad es fundamental para el bienestar general de estas, tanto física como emocionalmente. El ejercicio en esta etapa consiste en llevar a cabo actividades recreativas, paseos en bicicleta o caminatas, yoga, deportes de intensidad moderada como natación o golf, así como diversos tipos de gimnasia como aeróbic o bailes de salón.

El tiempo recomendado para la realización de actividades físicas son 150 minutos a la semana como mínimo, en el caso de ejercicios moderados como los de tipo aeróbico. Si se trata de alguna actividad física vigorosa también de tipo aeróbica el tiempo semanal se reduce a  75 minutos. Una opción puede ser realizar una combinación de ambos tipos de actividades: moderadas y vigorosas.

Es importante fomentar siempre las actividades en personas con movilidad reducida, en especial ejercicios que tengan que ver con la mejora del equilibrio para  prevenir caídas. Los ejercicios de fortalecimiento de músculos también son importantes y se deben realizar dos o más veces a la semana.

En Cuideo estamos interesados en mejorar la calidad de vida de las personas mayores. Por ello nuestra contribución va más allá de ofrecer los mejores cuidados a domicilio para personas mayores en Barcelona. Queremos ofrecer consejos para que cada familia esté consciente de las necesidades de su ser querido y así pueda darle todo lo que necesita para que tenga un máximo bienestar físico y emocional.

Comparte esta entrada:
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.