adaptar hogar a personas mayores

Adaptar el hogar a las necesidades de una persona mayor

Adaptar el hogar a las necesidades de una persona mayor
Valora Cuideo

A pesar de cualquier discapacidad que pueda presentar una persona de la tercera edad, estos prefieren seguir viviendo en su casa. Y de hecho, esta es una de las recomendaciones de los médicos, ya que para el bienestar general del anciano es importante que estos continúen desenvolviéndose en su propio ambiente. El problema está en que la mayoría de las viviendas no cuentan con las condiciones adecuadas para que los ancianos puedan salir, entrar y moverse dentro de ellas sin dificultades. Por esto es muy importante adaptar el hogar a las necesidades de la persona mayor.

 

A medida que disminuyen nuestras capacidades físicas y mentales, necesitamos espacios mucho más “amigables”, es decir, libres de obstáculos. Así, para fomentar la autonomía de las personas de tercera edad y mejorar su seguridad, es vital adaptar las estancias de la casa con objetos que faciliten el día a día de la persona mayor. De esta manera podremos evitar las barreras que les impidan la movilidad y que los pongan en peligro.

 

Para nosotros en Cuideo la seguridad y la comodidad de las personas mayores también es importante. Por ello queremos ofrecerte algunos consejos que puedes tomar en cuenta al momento de adaptar algunos espacios del hogar para satisfacer las necesidades de tu ser querido.

 

Ideas para adaptar el hogar a una persona mayor:

 

Baños

Esta es una de las estancias más importantes que se deben adaptar ante la presencia de una persona de tercera edad. Las caídas en el baño son uno de los accidentes domésticos más comunes, inclusive entre personas jóvenes. Sin embargo, en una persona mayor las consecuencias pueden llegar a ser muy graves. Por esta razón es importante evitarlas haciendo algunos cambios.

 

La primera recomendación tiene que ver con la ducha. Si tiene una bañera, lo más aconsejable es sustituirla por un plato de ducha que esté ubicado a nivel del suelo. También puede ser de gran ayuda la instalación de barras asideras, preferiblemente de plástico y no de acero inoxidable, ya que estas suelen ser más resbaladizas. Además se recomienda colocar alfombrillas antideslizantes.

 

Dormitorio

 

Es importante adaptar también el dormitorio. Para una mayor comodidad, las camas deben contar con una altura media, de manera que le permita a la persona mayor levantarse y acostarse sin mayor problema. Los armarios deben tener una altura baja y los interruptores de la luz deben estar accesibles. Se recomienda instalar uno cerca de la cama, si no es posible una lámpara de mesa será ideal.

 

Salas

 

Ya sea en la sala de estar, una biblioteca o inclusive el comedor, es importante asegurarse de que el mobiliario no entorpezca la movilidad de las personas mayores. Es preferible que los muebles tengan bordes redondeados para que, en caso de tropiezos, el anciano no sufra daños. Las estanterías deben estar bien fijadas a la pared y todos los muebles deben tener bases estables.

 

En cuanto a los asientos -sillas o sillones- es preferible que tengan reposabrazos y respaldos altos. Y estos deben tener una altura adecuada, ni muy altos ni muy bajos. También es importante habilitar un teléfono inalámbrico para evitar una caída generada por su apuro al querer contestar la llamada.

 

Cocina

 

La cocina es otra de las estancias más importantes de adaptar en el hogar de un mayor. Para hacer que las personas mayores puedan seguir utilizándola de forma normal, es importante organizarla de la mejor manera posible. Es esencial que los utensilios de uso diario estén al alcance de su mano y que los armarios sean accesibles para ellos.

 

Indiferentemente de que la persona cocine o tenga la ayuda de un cuidador, es un área de gran importancia del hogar que debe ser acondicionada.

 

Suelos, pasillos y escaleras

 

Para evitar caídas es esencial que los suelos de la casa sean antideslizantes y de preferencia de superficie lisa. Es mejor evitar el uso de alfombras, sobre todo en pasillos, donde también debe evitarse la colocación de objetos como adornos que puedan provocar tropezones. En caso de que la casa disponga de escaleras, estas deben tener barandillas en ambos lados.

 

Todas estas medidas son importantes para la seguridad y comodidad de la persona de tercera edad. Si tomas en cuenta estos consejos, podrás estar más tranquilo sobre su bienestar porque podrás prevenir accidentes.

 

Por supuesto que la mayor prevención viene de la mano de la compañía, un factor primordial para una persona de tercera edad, compañía que pueda ayudarlo en las tareas diarias y este con el cualquier momento que necesite su asistencia, sea un familiar o un cuidador profesional, aunque la segunda opción es una de las más recomendadas por la demandante labor que representa el cuidado de una persona mayor.

Comparte esta entrada:
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.