PUBLICADO EL 02/10/2019
POR Cuideo
El rol del cuidador es muy importante para garantizar los cuidados del mayor, pero aún más sí éste padece Alzheimer. ¿Por qué? ¿Cuál es su rol? ¿Cómo afrontarlo?

El rol del cuidador es muy importante para asegurar los cuidados y la calidad de vida del paciente, pero esta importancia es aún mayor si el paciente sufre Alzheimer.

Cuidar a una persona mayor es una tarea que requiere paciencia y dedicación. Sin embargo, si el mayor padece Alzheimer, el cuidado debe ser aún mayor.

Para cuidar personas mayores con Alzheimer es necesario contar con una formación adecuada, conocer ciertas estrategias especiales y, sobre todo, experiencia.

Cuideo te ayuda a encontrar al cuidador o cuidadora ideal para tus seres queridos. Todos los cuidadores Cuideo han pasado un estricto proceso de selección que solo superan el 19% de los candidatos. Conoce algunos consejos para contratar al cuidador ideal.

Alzheimer: Información básica 

Con el Alzheimer, cada paciente es un mundo, pero los síntomas generales suelen coincidir. Se trata de una enfermedad degenerativa y progresiva y se caracteriza por la pérdida de memoria, problemas en el comportamiento, cambios de humor y de pensamiento. 

Al menos unas 600 mil personas en España sufren de Alzheimer. De todos los tipos de demencia, esta es la más común entre las enfermedades y patologías de la tercera edad, por ello es importante que los cuidadores estén capacitados para ofrecer una asistencia adecuada, eficiente y de calidad.

En Cuideo somos conscientes de esto. Nuestros profesionales cuentan con la mejor formación en el cuidado de personas mayores y están especializados en diferentes enfermedades y patologías. De esta forma nos aseguramos de que puedan manejar cualquier situación, por más difícil que sea.

Conoce algunos datos curiosos sobre el Alzheimer.

¿Qué esperas de la enfermedad del Alzheimer como cuidador o cuidadora?

Al cuidar de un paciente con Alzheimer debemos ser conscientes de que nuestro papel va a ser diferente con el tiempo, ya que sus síntomas van a ir empeorando a medida que pase el tiempo. Para afrontarlo correctamente ayuda tener en cuenta cómo afectará la enfermedad a la persona cuidamos.

El Alzheimer, no afecta igual a todos los pacientes que sufren la enfermedad. Todo dependerá de la progresión de la enfermedad y de como le afecten los medicamentos. Actualmente no existe ninguna cura,  pero algunos tratamientos son capaces de ralentizar o incluso frenar los síntomas. 

También se debe tener en cuenta que los pacientes de Alzheimer puede desarrollar depresión. Esto empeorará los síntomas y disminuirá la capacidad de la persona para gestionar el día a día. Es muy importante detectar los señales de alerta de esta afección a tiempo y dejar al médico actuar de inmediato.

La empatía y la comprensión son esenciales para poder cuidar de personas mayores con Alzheimer.

Cuidadores de mayores y Alzheimer

El rol de un cuidador de una persona con Alzheimer deben ayudar a los mayores con sus tareas diarias como bañarse, peinarse, comer, tomar medicinas, entre otras cosas. Sin embargo, la diferencia con un cuidador de personas mayores está en que deben gestionar las situaciones con mayor paciencia y tener un planificación más detallada.

Cuidadores a domicilio para personas con Alzheimer: Rol y Tareas

El Alzheimer, al igual que otras formas de demencia, disminuye las habilidades de las personas para comunicarse. Por ello, la mayor dificultad para la relación de los cuidadores y familiares con los pacientes de Alzheimer surge al momento de comunicarse.

Cuando aparecen problemas de comprensión y comunicación, algunas personas tienden a ejercer la infantilización a personas mayores, esto es un procedimiento erróneo y perjudicial para el mayor. En estos casos, es esencial que el cuidador o cuidadora tenga mucha paciencia, empatía y comprensión, y que además que sea muy bueno escuchando.  

El cuidador también debe saber cómo manejar los temas del aseo personal, la vestimenta, la comida, llevar un control de la medicación y acompañarlo a las citas médicas y a los recados, como hemos comentado anteriormente.

Otro  problema para la relación con las personas mayores que sufren la enfermedad del Alzheimer es que estos tienen dificultades para expresar sus pensamientos y emociones, así como para comprender a los demás. El cuidador o cuidadora debe gestionar la situación siendo paciente y mostrándole todo su apoyo, pero ¿cómo se recomienda hacerlo?

Cómo apoyar a una persona mayor con Alzheimer

Debemos demostrar al paciente con Alzheimer que le estamos escuchando, que tratamos de entenderlo y, sobre todo, que nos interesa lo que nos quiere decir.

Debemos dejarlo vivir a su modo y ser su apoyo en todas las tareas diarias y personales, pero dejándole espacio e independencia dentro de las medidas posibles. De esta forma, ayudaremos al mayor a mantener su autonomía el máximo tiempo posible. Es vital que quien asiste a la persona mayor lleve a cabo estas actividades de forma pausada y a una hora fija todos los días para crear una rutina.

Las actividades y juegos mentales son una opción muy buena y que el cuidador o cuidadora debe conocer para ayudarle a ralentizar, en la medida de lo posible, el deterioro cognitivo y las pérdidas de memoria, así también mejorará la salud y calidad de vida del mayor. También podemos contemplar otras opciones como la musicoterapia.

Aquí también es clave saber cómo actúan los familiares ante el mayor con Alzheimer para garantizar su salud y bienestar emocional. 

Consejos para empatizar y mantener una buena relación con el paciente de alzheimer
  1. Infórmate sobre todo lo referente a la enfermedad del Alzheimer: síntomas, causas, prevención, tratamientos, terapias...

  2. Mantén la calma en todo momento, no discutas ni le regañes: Debes recordar que el comportamiento del mayor con alzheimer no responde a las reglas habituales ni a la lógica.

  3. Déjale el tiempo que necesite para hacer sus tareas, no te pongas nervioso, deja que tarde lo que necesite tardar.
  4. No lo hagas todo por él o ella. Permítele hacer las cosas a su manera, no influyas en sus costumbres y hábitos, pero sé su punto de apoyo e impídele hacer actividad que puedan llegar a ser peligrosas si considera que ya no está capacitado para ello como conducir, tocar la llave del gas...
  5. Organiza las actividades habituales en un horario fijo para crear una rutina.
  6. No te tomes mal las conductas ilógicas o incoherentes del paciente, sufre trastornos de comportamiento debido al Alzheimer.
  7. Cuídate a ti mismo para poder ofrecerle cuidados óptimos y de calidad al mayor.

Cuidadores Alzheimer: Riesgo para ellos

El trabajo de los cuidadores de pacientes con Alzheimer es continuo y aumenta progresivamente a medida que avanza la enfermedad. Esto conlleva tareas que agotan física y mentalmente a la persona cuidadora.

Debemos ayudar al mayor a vestirse, comer, bañarse, ir a comprar, dar un paseo, utilizar el transporte pública, acompañarle a las citas médicas, entre muchas otras tareas que hagan referencia a su cuidado. Debemos añadir que el cuidador ha de aportar al paciente afecto, empatía, comprensión, apoyo y cariño de forma continuada.

Todo esto puede provocar que el cuidador o cuidadora se olvide de su auto cuidado, aficiones y relaciones sociales, lo cual le puede suponer graves problemas de salud.

Posibles Consecuencias: Síndrome del Cuidador Quemado

El trabajo de cuidar a pacientes con Alzheimer puede crear una presión importante al cuidador o cuidadora por la gran responsabilidad que conlleva este tipo de cuidados. Se desarrollan emociones como tristeza, desesperación, preocupación, culpa o enfado y puede acabar desembocando a diferentes consecuencias graves de salud:

  • Episodios de fatiga
  • Malestar general
  • Trastornos del sueño
  • Estrés
  • Ansiedad
  • Migrañas
  • Anemia
  • Diabetes
  • Sistema inmunológico más débil
  • Posible deterioro cognitivo
  • Depresión o Distimia
  • Irritabilidad
  • Aislamiento social

 

Todos estos síntomas se engloban en el Síndrome del Cuidador Quemado. Para evitar esta patología y ofrecer cuidados de calidad a una persona dependiente es esencial el auto cuidado:

  • Hacer ejercicio con regularidad.
  • Dormir y descansar bien.
  • Mantener relaciones sociales: no te apartes de tus amigos y familiares, pueden ser tu mayor apoyo.
  • Auto valorarse y auto cuidarse.
  • Disfrutar de las aficiones.
  • Poner límites a los cuidados: pedir ayuda a un segundo cuidador o cuidadora para poder disfrutar de tiempo libre.
  • Tener una buena organización y planificación para disfrutar del tiempo personal.

 

"Aprende a cuidarte para cuidar mejor"

Etapas de la enfermedad: qué decisiones a tomar antes de su avance

A medida que pasa el tiempo, la enfermedad del Alzheimer irá progresando. Los episodios de pérdida de memoria, los cambios de humor y de comportamiento serán más frecuentes y más graves. Esto pasa porque, poco a poco las neuronas van dejando de funcionar, el cerebro se encoge y la persona afectada no puede recordar, ni pensar correctamente.

Cuidar a una persona mayor con alguna limitación física no es igual que cuidar a una persona que padezca Alzheimer. Los pacientes con esta enfermedad suelen tener dificultad para encontrar palabras, así como para formular decisiones con juicio. También sufren de desorientación general, de cambios de personalidad y de comportamiento. En este momento surge la gran pregunta: ¿Residencia o cuidadores a domicilio?

Cuando se toma la decisión de contratar un servicio de asistencia para un adulto mayor es necesario contar con su aprobación, él debe tener la libertad de escoger dónde quiere envejecer. Sin embargo, ¿existen límites cuando se trata de una persona mayor enferma? 

Sí. Todo tipo de demencia puede crear límites en la libertad de decisiónCuando se trata de una persona con Alzheimer, aún es más complicado. No obstante, si la enfermedad se diagnostica a tiempo, la persona dependiente podrá participar en la toma de decisiones.

 

"El Alzheimer no forma parte del proceso de envejecimiento normal. Es fundamental que
el cuidador tenga claro cuál es su rol y cómo debe desempeñarse en cada situación".

 

También pueden interesarte conocer las últimas novedades en tratamiento y prevención del Alzheimer.

¿Te ha parecido útil este consejo? ¡Valóralo!

116 votos con una valoración media de 4.8.