PUBLICADO EL 17/02/2021
Seguridad Social hará una inspección a todas aquellas personas que tienen contratada una Empleada del Hogar a tiempo completo cobrando menos del salario mínimo interprofesional.

Uno de los objetivos de Cuideo siempre ha sido legalizar la situación del sector de las personas empleadas del hogar que prestan servicios de atención domiciliaria a personas mayores y dependientes. Este es uno de los sectores con más personas sin contratos o cobrando sueldos injustamente bajos.  Os queremos recordar que en Cuideo, además se ayudaros a seleccionar el cuidador o cuidadora, podemos gestionar por vosotros todos los trámites para asegurar que el contrato entre familia y cuidador/a esté sujeto a la legislación vigente y beneficie tanto a la familia como al cuidador/a. 

Ahora, Seguridad Social hará una inspección a todas aquellas personas que tienen contratada una Empleada del Hogar a tiempo completo cobrando menos del salario mínimo interprofesional (SMI).

Situación actual de las Empleadas del Hogar

El hecho de no cobrar el salario mínimo interprofesional conlleva un empobrecimiento del trabajador o trabajadora. Según un estudio realizado en 2019 por Oxfam Intermón y el Laboratorio de Derecho Social del Instituto Universitario de Género de la Universidad Carlos III de Madrid, la tasa de pobreza de las personas empleadas de hogar es más del doble de la media de los trabajadores y trabajadoras asalariados.

Cabe mencionar que este sector está muy feminizado: más del 87% de las trabajadoras con contrato son mujeres.

Seguridad social empieza a hacer inspecciones de trabajo

Después de un año y medio de lucha por parte de asociaciones de Empleadas del hogar, Seguridad Social ha lanzado una campaña para luchar contra la economía irregular, dar asistencia técnica y sensibilizar a empleadores y personas trabajadoras del sector. Uno de los principales objetivos es regularizar los salarios por debajo del SMI, además de la regularización de cotizaciones a la Seguridad Social.

Lucha contra los SMI no cumplidos con inspecciones y sanciones

Actualmente, la Inspección de Trabajo y Seguridad Social (ITSS) está enviando cartas a los empleadores y empleadoras de empleados y empleadas del hogar que figuran en las bases de datos de la Tesorería General de la Seguridad Social (TGSS) que:

  • Tienen un contrato de trabajo a tiempo completo (8h).
  • El salario de la persona Empleada del Hogar es inferior al salario mínimo interprofesional al mes. Este es de 950 € en 14 pagas o 1.108,33 en 12.  Aquí no se incluyen las retribuciones en especie como pueden ser la comida, la pernoctación...

Estas personas deberán declarar el salario de las Empleadas del Hogar. Seguridad Social da un plazo para regular esta situación. En concreto, los empleadores o empleadores tienen tiempo hasta el 31 de marzo para declarar ante la TGSS que el salario desde el 1 de enero de 2021 no es inferior al SMI vigente con pagas extras incluidas.

A partir del día siguiente, 1 de abril, empezarán inspecciones en todos aquellos casos que no se haya declarado el salario actual ante la TGSS. Esto puede conllevar sanciones.

https://cuideo.com/blog-cuideo/campana-de-seguridad-social-para-fomentar-la-contratacion-legal-sobre-el-convenio/

Lucha de las asociaciones de Empleadas del Hogar

Varias asociaciones de Trabajadoras del Hogar llevan mucho tiempo luchando para conseguir esta inspección y regularizar el sector. Una de ellas es la Asociación de Trabajadoras del Hogar de Bizkaia, quien desde junio de 2019 han denunciado esta situación a las administraciones. Contentas por lo conseguido, también puntualizan que hay muchos contratos a tiempo parcial que no cumplen con el salario mínimo interprofesional vigente.

Ahora, dicen, su trabajo es asegurarse que las administraciones cumplen con esta inspección y que haya cambios.

Cuidadoras sin contrato: otra batalla por luchar

Este es un sector con mucha economía sumergida. Esto conlleva malas condiciones de trabajo, falta de derechos laborales e imposibilidad de acceso a prestaciones sociales presentes y futuras para las personas trabajadoras a las que tendrían derecho por el trabajo prestado. Ante la ley, la responsabilidad de la falta de contrato recae en la familia, quien puede ser altamente sancionada.

Es importante recordar que no es posible contratar a una persona que no tiene la documentación en regla. En caso de que la persona empleada sea extranjera, es necesario que tenga el permiso de residencia, el permiso de trabajo y la Tarjeta de Identificación de Extranjero. Además, es muy importante que estos documentos estén vigentes y sean originales.

La falta de regularidad supone un alto riesgo para la seguridad de la persona mayor o dependiente, de la familia y del cuidador o cuidadora.

Cuideo gestiona los trámites administrativos entre familia y cuidador/a según la legislación vigente

Conscientes de la importancia de tener un contrato para todos los agentes implicados en el cuidado (persona a cuidar, cuidador o cuidadora y familia), en Cuideo seguimos la ley al pie de la letra. Podemos gestionar los trámites laborales y administrativos entre familia y cuidador/a siempre según la legislación vigente del Convenio de Empleadas del Hogar y el Régimen Especial de Empleadas del Hogar.

Contratar un cuidador o cuidadora mediante una agencia como la nuestra facilita la elaboración y tramitación de los papeles laborales y legales, aparte de asegurar que se cumplen los derechos laborales.

¿Te ha parecido útil este consejo? ¡Valóralo!

9 votos con una valoración media de 4.3.