PUBLICADO EL 20/04/2020
POR Cuideo
El coronavirus puede generar inquietud, ansiedad y estrés a las personas cuidadoras porque deben estar al 100% para garantizar la salud y bienestar de las personas mayores.

Vivimos en un estado de alarma sanitaria, causado por el coronavirus, que comporta cambios de rutinas, actividades y hábitos de la vida en general. Esto puede ser más complicado si cuidamos de una persona dependiente.

El cierre de los centros de día, la alerta de zona de riesgo en residencia, la dificultad para ver a los seres queridos o la convivencia de 24 horas puede generar inquietudes y sobreesfuerzos para los cuidadores, familiares y para el propio usuario.

Coronavirus: Situación complicada, pero temporal

Debemos ser conscientes que estamos viviendo una situación temporal y que es necesario que la gestionemos lo mejor posible para volver cuanto antes a nuestras rutinas habituales y con la mente sana. 

Es necesario para nuestra salud mental que intentemos adoptar un enfoque positivo dentro de la realidad. Nos ayudará a relajarnos, a evitar estados de ansiedad y a controlar el miedo. Estos días vemos valores comunitarios como la solidaridad y el sentido del colectivo humano que demuestran que gran parte de la sociedad apuesta por el bien común. Ahora valoramos más lo que nos parecía normal.

En estos momentos debe prevaler la autoprotección, la de nuestros seres queridos, la de los grupos más vulnerables y de la sociedad en general.

Afrontar la situación desde la tranquilidad y serenidad

La preocupación para gestionar el día a día, unida a la enorme duda sobre las posibles consecuencias de la situación actual en varios ámbitos, tanto a nivel personal como colectivo, puede conducirnos a un estado de estrés y ansiedad que debemos gestionar.

Además, la convivencia familiar ininterrumpida no siempre es fácil y con un familiar o paciente dependiente a tu cargo puede ser aún más complejo. Esta situación exige inyectarse una buena dosis de paciencia, tolerancia, empatía y autocuidado. Si nos marcamos una rutina y hacemos actividades el confinamiento puede ser un poco más llevadero.

Os dejamos algunas recomendaciones psicológicas sobre cómo no volverse loco durante el confinamiento.

Asistencia a domicilio para personas mayores _ coronavirus

Covid-19: Consejos para personas cuidadoras

El coronavirus puede generar mucho estrés para una persona que cuida de alguien dependiente, principalmente para las dificultades que pueden tener algunos pacientes para entender la situación actual, sobre todo usuarios con Alzheimer u otras demencias.

Cuideo ofrece una serie de recomendaciones para explicar a un familiar con Alzheimer u otro tipo de demencia la situación actual del Covid-19, así el paciente estará más calmado y la persona cuidadora estará más tranquila sintiéndose con la situación un poco más bajo control. 

En Cuideo queremos asegurarnos de que los cuidadores conocen estos consejos para su propia salud y bienestar.

Cuidadores: Controla la ansiedad y el estrés

Las personas dependientes necesitan más atención y cuidados que nunca pudiendo causar un nivel de estrés elevado en la persona cuidadora. Por este motivo es necesario que el cuidador o cuidadora esté al 100% y sea capaz de detectar si tiene síntomas del síndrome del cuidador quemado y conozca las medidas de prevención contra el Covid-19, esto le generará autoconfianza y le ayudará ofrecer un mejor servicio y más seguro.

Cuando vivimos una pandemia global es más necesario que nunca poder mantener nuestro sistema inmunológico lo más fuerte posible. La ansiedad y el estrés provocan la disminución de nuestras defensas y afectan directamente a nuestro sistema inmune.

Debemos aprender técnicas para controlar la ansiedad para evitar exponernos a altos niveles de estrés y, así podremos gestionar óptimamente la situación.

Autocuidado persona cuidadora: Gestionar el día a día y la atención al usuario

El cuidador o cuidadora de un usuario dependiente puede acabar viviendo inconscientemente solo para atender a esa persona. Es necesario marcarnos bien unos horarios para poder atender a las personas mayor como se merece, pero sin olvidarnos de encontrar espacios para el cuidado personal.

Es esencial que la persona cuidadora cuide de sí misma, esto le ayudará a mejorar su bienestar y a aumentar su paciencia, empatía y capacidad de control. Se recomienda recurrir a técnicas de relajación y respiración para eliminar el estrés. 

Si eres cuidador familiar te recomendamos que conozcas las ventajas de contar con el apoyo de un cuidador profesional unas horas al días, te ayudará a disponer de espacios para tu autocuidado, además de ofrecerte recomendaciones profesionales para la situación actual del coronavirus.
 

Aprende a cuidarte para cuidar mejor.

¿Te ha parecido útil este consejo? ¡Valóralo!

8 votos con una valoración media de 3.8.