PUBLICADO EL 07/07/2018
POR Cuideo
Cuidar de un paciente en silla de ruedas es una tarea muy complicada. En Cuideo os enseñamos algunos trucos sobre los cuidados básicos de estos pacientes.

Cuando un familiar necesita una silla de ruedas, un andador o un bastón debido a algún problema de salud, es muy importante conocer la mejor manera de ayudarlo con su movilidad y seguridad.

Si no te sientes capaz de cuidarlo tú solo, no dudes en pedir ayuda. En Cuideo nos encanta cuidar de grandes personas. Contamos con expertos cuidadores para discapacitados, con experiencia demostrable y referencias válidas. 

Consejo principal para el cuidador

Cuando proporcionas cuidados a alguna persona, ten en cuenta tu propia seguridad, si te lastimas en el proceso de cuidados no vas a proporcionar mucha ayuda.

Para cuidar de alguien, primero aprende a cuidarte tu mismo: Aprende a cuidarte para cuidar mejor

Consejos para el cuidado del paciente

  • El cuidador debe aprender la mecánica corporal adecuada para asegurarse de que tiene una clara compresión de la posición del paciente para ayudarlo a moverse de la silla a la cama o a la bañera de forma correcta y segura.

  • Debes estar preparado para responder la llamada del paciente las 24 horas. Un usuario en silla de ruedas puede necesitar tu ayuda en cualquier momento del día o de la noche. Recuerda que todas las tareas cotidianas pueden implicarle una gran dificultad.

  • Ten mucha paciencia y escucha al paciente con atención para ayudarle en sus necesidades y comprenderlo.

  • Debes ir vigilando el estado de la silla de ruedas para asegurarte de la comodidad del paciente.

  • Adapta el hogar a las necesidades de tu paciente

 

Las decisiones y la comodidad

Cuando un usuario utiliza una silla de ruedas de forma prolongada es muy importante tomar una serie de decisiones para asegurar su comodidad:

  • Escoge la ropa adecuada. Los botones y los puntos de cierre complicados no son una buena opción. Busca prendas fáciles de poner, con tejidos suaves y llenos de estilo.

  • Elige la silla de ruedas adecuada. La mayoría de personas creen que todas son iguales, pero no es así. Para escoger la mejor es necesario tener en cuenta el cuerpo y las necesidades del paciente, así como el tiempo de uso que se le va a dar.

Los problemas con la exposición al sol

Los materiales utilizados en la fabricación de una silla de ruedas pueden calentarse por una exposición prolongada a los rayos solares y puede causar quemaduras.

Por lógica, todos nos aplicamos crema solar en el rostro, el cuello o los brazos, pero, para una persona en silla de ruedas, lo más importante de proteger son sus piernas. Lo mejor es cubrir ésta parte del cuerpo con una manta. El material de ésta podrá variar según la época del año.

Diferencia entre pacientes

Es difícil agrupar a todos los usuarios en silla de ruedas en el mismo grupo. No todos los pacientes utilizan constantemente la silla, algunos la cambian, otros son capaces de caminar breves distancias, algunos practican deportes o les gusta bailar…

No todos los usuarios que se encuentran en silla de ruedas significa que sea a causa de una movilidad reducida. Por ejemplo, las personas que sufren enfermedades respiratorias o cardiovasculares también son pacientes que requieren de la ayuda de una silla de ruedas.

El rango de necesidades para una persona en silla de ruedas puede ser increíblemente amplio, por esto, debemos escuchar y comprender las necesidades del usuario al cual cuidamos. También es necesario preguntarle qué desea y que quiere hacer.

Cuando detectamos que el trabajo de cuidado se nos hace demasiado grande, ya que el paciente tiene algún tipo de demencia o problema de comunicación, deberemos contratar a una cuidadora profesional en el sector de la salud para que nos ayude en lo que nosotros, como familiares, no llegamos o no comprendemos.

 

Ofrecemos los mejores servicios de asistencia a domicilio. Nuestros cuidadores son profesionales en varios ámbitos sanitarios y te ayudarán a cuidar de tus mayores con cariño, paciencia y empatía. Infórmate de lo que podemos hacer por ti.

 

También puede interesarte:

Consejos para contratar cuidadores

Adapta el hogar a las necesidades de tu paciente

Aprende a cuidarte para cuidar mejor

 

Ofrecemos cuidados de ancianos a domicilio en varios puntos de España:

Empresa de ayuda a domicilio en Madrid

Empresa de ayuda a domicilio en Barcelona

Empresa de ayuda a domicilio en Sevilla

Empresa de ayuda a domicilio en Bilbao

Empresa de ayuda a domicilio en Valencia

Empresa de ayuda a domicilio en Zaragoza

Empresa de ayuda a domicilio en San Sebastián

Empresa de ayuda a domicilio en Pamplona

Empresa de ayuda a domicilio en Alicante

Empresa de ayuda a domicilio en Málaga

Empresa de ayuda a domicilio en Vizcaya

¿Te ha parecido útil este consejo? ¡Valóralo!

19 votos con una valoración media de 4.3.