PUBLICADO EL 15/06/2021
El 15,7% de las personas mayores de 60 años ha sufrido maltrato en algún momento durante su vejez. Ellas tienen el doble de probabilidades de fallecer que las que no lo padecen.

Por desgracia, el maltrato está presente en nuestra sociedad. Y parece ser que cualquier excusa es buena para quienes abusan. El sexo, el color de piel, la orientación sexual… y la edad. El maltrato a personas mayores está presente en la sociedad, pero, a la vez, escondido. No hay muchas noticias de maltrato a personas mayores, es una realidad que pasa desapercibida en el mal sentido.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), las personas mayores que sufren maltrato tienen el doble de probabilidades de fallecer que las que no lo padecen y dos de cada tres personas con demencia han sido maltratadas.

Por eso, es muy importante dar visibilidad al Día Mundial contra el maltrato en la vejez, que se celebra cada 15 de junio. Hace falta una gran toma de conciencia respecto a este tema y ver darse cuenta de que la parte del iceberg que resta debajo del agua en este tipo de abuso es enorme.

¿Qué es el maltrato en la vejez?

Y para visibilizar una realidad es primordial entender de qué hablamos.

La OMS define el maltrato en la vejez como “acto único o repetido que causa daño o sufrimiento a una persona de edad, o la falta de medidas apropiadas para evitarlo, que se produce en una relación basada en la confianza”, tanto con personas del entorno personal como institucional. Cabe destacar que el 90% de las personas que maltratan son familiares de la persona mayor.

El maltrato puede darse en muchas formas: maltrato físico, maltrato psicológico, maltrato sexual, el abandono e incluso con temas económicos y materiales. Pero la OMS no lo deja aquí: también considera maltrato a personas mayores faltarles el respeto y menguar su dignidad.

A todos se nos vienen a la cabeza momentos en los que alguien ha faltado el respeto a un mayor, le ha desacreditado o quitado su voz cuando tenía derecho a hablar. Por tanto, como podemos ver, el maltrato y abuso en la vejez está más presente de lo que pensamos.

Tan presente que un estudio de 2017 concluye que el 15,7% de las personas mayores de 60 años ha sufrido maltrato en algún momento durante su vejez. El tipo de maltrato que más padecen es el psicológico. Este estudio se ha realizado en 28 países con diferentes niveles de riquezas por 52 investigadores, por lo que es muy representativo.

¿Qué tipos de maltratos pueden sufrir los mayores?

El maltrato a personas mayores, como todos los maltratos, tiene muchas formas, muchas caras y muchas consecuencias. El iceberg es enorme y debemos ser conscientes de sus partes. Las personas mayores maltratadas pueden sufrir uno o varios tipos de abusos, por lo que es importante estar alerta de todos estos puntos:

  • Abuso físico. El maltrato es uno de los más visibles, ya que los golpes suelen dejar marca. Aún así, debemos tener en cuenta que no todos lo hacen: los empujones, si la persona mayor consigue mantener el equilibrio y no darse ningún golpe, no es visible, pero sí es un maltrato.
  • Maltrato psicológico. Es el menos visible, pero el que más daño puede causar y el más frecuente. Muchas veces pasa desapercibido, al ser invisible y ser más fácil de esconder por ambas partes. Debemos tener presente que muchas veces los mayores no quieren que sepan que están siendo maltratados por miedo a represalias, porque el maltratado es alguien de confianza o porque no tienen medios para hacerlo, entre otras razones.
  • Abuso sexual. El maltrato sexual es el menos frecuente, pero, sin duda, sus consecuencias en la persona mayor son descomunales. Esto a veces se relaciona con la gerontofilia. ¿Qué es la gerontofilia? La atracción hacia personas mayores. Con mayores nos referimos a ancianas, personas de edad muy avanzada. Aun así, hay que tener en mente que no todos los violadores tienen esta filia. El abuso sexual a gente mayor es un tipo de violación que aún está más invisibilizado que el de maltrato en general a los mayores.
  • Abuso económico. Es habitual que las personas mayores dejen de ir en algún momento al cajero del banco a sacar dinero y que en su lugar vaya un familiar. La razón suele ser la seguridad: así se evitan robos. Aunque casi ni sucede, esto da rienda libre a poder robar el dinero a la persona mayor. Por eso, es importante que solo tenga acceso a la cuenta una persona de suma confianza. En caso de tener más de un hijo con ese nivel de contacto, es interesante valorar que puedan ver los movimientos dos personas para así poder detectar movimientos extraños y actuar al respecto.
  • Abandono. Sobre todo en hospitales, se abandonan personas mayores. Esto es un shock muy grande para quien lo sufre. A otro nivel, también puede suceder en las residencias: hay familias que visitan constantemente a sus seres queridos, pero también hay algunas que no van a verles. Si la persona mayor mantiene las facultades cognitivas, es totalmente consciente del abandono. ¿Cuándo se considera abandono de un anciano? Cuando un familiar o persona cercana deja a la persona mayor en un sitio con la intención de deshacerse de ella.
  • Negligencia. No cubrir las necesidades de las personas mayores, en especial si son dependientes, es otro tipo de maltrato.

¿Cuáles son las causas del maltrato a las personas mayores?

Las causas del maltrato a personas mayores son inciertas, pero hay unos patrones que se pueden englobar en seis causas. Antes de nada, recordar que no son las únicas, que una persona puede maltratar por una razón distinta, pero nunca por culpa de la víctima.

  • Depresión: una persona con depresión tiene un estado de ánimo más irritable, por lo que la falta de paciencia le puede llevar a maltratar a una persona mayor de su entorno.
  • Consumo de alcohol o drogas: consumir este tipo de sustancias incentivan la violencia, por lo que a veces terminan abusando a mayores y no tan mayores.
  • Estrés: la falta de energía, el cansancio y la falta de un buen sueño que conlleva el estrés, entre otros síntomas, pueden llevar a perder la paciencia y cometer maltrato.
  • La falta de apoyo social: la soledad es un problema para las personas mayores, pero no exclusivamente para ellas. Cuando una persona siente un gran vacío social, puede reaccionar de muchas maneras: algunas se aíslan más, otras intentan crear lazos y otras destruirlos, tristemente. Los mayores suelen tener una red de apoyo débil, por lo que a veces son el objetivo de quienes se sienten solos. Y esto, a su vez, conlleva más soledad a los mayores maltratados.
  • La dependencia afectiva o económica de la persona mayor: la desesperación puede llevarnos por un camino horrible. La dependencia hacia una persona por razones afectivas nunca es buena y puede llevar a comportamientos inadmisibles como el maltrato. En caso de que esta dependencia sea por razones de dinero, hay personas que han incluso robado a los mayores; esto normalmente sucede en el entorno de confianza.
  • La falta de formación en la atención a las personas mayores: a veces el maltrato puede llegar a cometerse de manera inconsciente si es por falta de conocimiento. Por esa razón, es importante que los cuidadores estén formados en los cuidados a personas mayores. Y en caso de tratar con personas con alguna enfermedad, especialmente deterioro cognitivo, estar especializados. Por eso, desde Cuideo siempre buscamos a las personas más adecuadas para cada familia.

¿Cómo detectar el maltrato en personas mayores?

Está en manos de todos y todas terminar con esto. Pero primero tenemos que poner el foco en ello, debemos abrir los ojos, tomar conciencia y actuar. Una persona maltratada muchas veces no se da cuenta de lo que está viviendo y si la persona que abusa es de su confianza, aún la excusará más. Por eso es vital que los demás estemos atentos a lo que sucede.

Al mínimo indicio de maltrato que detectemos, debemos estar muy encima para ver si realmente es maltrato. En caso de confirmar lo peor, debemos pedir ayuda y llamar a las autoridades pertinentes. Cabe la posibilidad de que la persona mayor maltratada haya perdido las facultades necesarias para poder defenderse o avisar, por lo que debemos hacerlo por ella y protegerla.

En caso de que la persona mayor sí mantenga las facultades, también debe estar atenta y hacerse respetar. La vejez no te quita derechos ni dignidad, y debemos asegurarnos de que nuestros seres queridos mayores lo tengan siempre presente, tanto en sus relaciones como controlando su cuenta bancaria.

¿Cómo denunciar el maltrato a personas mayores?

Aunque el maltrato a personas mayores esté invisibilizado de cara a la sociedad, las instituciones sí lo vigilan y tienen recursos para quienes lo sufren. La mejor manera de proteger a las personas mayores maltratadas es con la ayuda de los profesionales y haciendo justicia. Por tanto, ¿cómo se puede poner una denuncia por maltrato a personas mayores?

La Policía Nacional y la Guardia Civil son los máximos responsables en la mayoría de Comunidades Autónomas a los que acudir en estos casos. Sus contactos son los siguientes

  • Teléfono de emergencias de la Policía Nacional: 091
  • Teléfono de emergencias: 112,
  • Teléfono de emergencias de la Guardia Civil: 062

También se puede poner una denuncia online o presencialmente en las oficinas de la Policía Nacional y de la Guardia Civil. Antes de nada, es importante mirar qué hechos se pueden denunciar por Internet, ya que, en algunos casos, las de maltrato se deben poner en las comisarías.

En el País Vasco y Cataluña también se puede hacer una denuncia mediante los cuerpos de seguridad autonómicos:

Cuideo contra el maltrato a las personas mayores

En Cuideo queremos mejorar la calidad de vida de las personas mayores proporcionándoles los cuidados que necesitan. Dentro de esta labor, está la de prevenir el maltrato. Por eso, nos posicionamos totalmente en contra de estos abusos y hacemos procesos de selección de cuidadores y cuidadoras muy rigurosos. El bienestar no solo es tener una buena salud clínica, va mucho más allá. Por eso, en la valoración sociosanitaria una de las cosas que miramos es el entorno de la persona mayor.

Trabajamos para conectar familias con las mejores cuidadoras, tanto como personas como profesionales. Los derechos de los mayores son muy importantes para nosotros y queremos asegurarlos en los cuidados en todas y cada una de las familias con las que trabajamos.

¿Te ha parecido útil este consejo? ¡Valóralo!

3 votos con una valoración media de 4.7.