PUBLICADO EL 25/11/2020
El envejecimiento es común en todas las personas, sin embargo ¿el hombre y la mujer envejecen de la misma forma?

Esperanza de vida y envejecimiento

A nivel histórico siempre ha habido una diferencia considerable entre la esperanza de vida de la mujer y del hombre, ya que este último acostumbraba a tener una mortalidad más elevada debido a factores biológicos, de estilo de vida y por conductas de riesgo. Sin embargo, esta diferencia se ha ido reduciendo en las dos últimas décadas. De hecho, en los últimos años se han visto mejoradas las expectativas de vida de las personas de edad avanzada, en general y según estudios del INE se prevé que, en 2033, la esperanza de vida alcance los 82,9 añosen los hombres y 87,7 años, en las mujeres. De todas formas, aunque según estudios, la mujer sea más longeva, la mujer envejece antes y de forma más rápida.

Lo cierto es que los hombres se mantienen jóvenes más tiempo, pero las mujeres viven más años. Te contamos algunos de los factores:

La genética

Las células de nuestro cuerpo contienen cromosomas que transportan fragmentos de nuestro ADN que determinan nuestro sexo. Así pues, los hombres tienen un cromosoma X y un cromosoma Y, mientras que las mujeres tienen dos cromosomas X. Eso significa que las mujeres tienen dos copias del mismo cromosoma, lo que se traduce a una vida útil más larga. El hecho de tener “la copia de un gen” en caso de enfermedad, permite que el cuerpo lo pueda usar, eliminando el que no funciona. Los hombres, en cambio, están más expuestos a padecer enfermedades genéticas que puedan afectar su esperanza de vida.

Las hormonas

Con el envejecimiento las células de nuestro sistema endocrino bajan la producción de hormonas. Algunas, como la testosterona en los hombres sufren un declive sostenido en los años, mientras que las femeninas, los estrógenos y la progesterona en la menopausia, sufren una disminución más brusca. La menopausia, por lo tanto, es un factor clave para el envejecimiento de la mujer.

No obstante, el estrógeno que generan las mujeres también tiene grandes beneficios para ella, en cuanto términos de longevidad:

  • El estrógeno actúa como antioxidante, es decir, absorbe sustancias químicas venenosas que causan estrés en las células.
  • El estrógeno facilita la eliminación del colesterol “malo” y el aumento del “colesterol bueno”, por lo que hay una mayor protección contra las enfermedades del corazón.
  • Ejerce una acción protectora en el aparato músculo-esquelético, manteniendo la consistencia ósea.
  • Protege el sistema cardiovascular y el cerebro de infartos e ictus.
  • Tiene un efecto preventivo de las enfermedades vasculares
  • El envejecimiento produce una pérdida de las ramificaciones de las neuronas relacionadas con la formación de nuevos recuerdos El estrógeno ayuda a la creación de estas ramificaciones.

El estilo de vida

De acuerdo con estudios realizados en España, las mujeres tienden a enfermarse antes que los hombres, empeorando de esta forma, su calidad de vida. Sin embargo, estas acuden al médico más frecuentemente que los hombres de la misma edad. Este hecho aumenta las probabilidades de un diagnóstico precoz y un aumento de los posibles tratamientos en las mujeres.

Otros factores como el consumo de alcohol, el tabaquismo o una mala alimentación también han podido intervenir en la diferencia entre el envejecimiento del hombre y de la mujer a lo largo del tiempo, aunque en la actualidad estas diferencias cada vez son más pequeñas.

Según varios informes, la tasa de gravedad y mortalidad en los accidentes de tráfico es superior cuando se trata de un conductor masculino. Eso significa que, por lo general, los hombres utilizan el coche como un acontecimiento social, respetan en menor medida las normas y tienen una menor percepción del riesgo.

La piel y el cabello

Otro factor a tener en cuenta a nivel estético es la piel. Los signos del envejecimiento aparecen antes en la mujer. Esto se debe a que la piel del hombre es un 20% más gruesa que la de la mujer y además tiene un mayor contenido de colágeno que la ayuda a mantenerse más firme y compacta. En el hombre la producción de colágeno va disminuyendo progresivamente, mientras que la mujer empieza el proceso con la menopausia.

Por otro lado, el envejecimiento también comporta una pérdida del cabello. La tasa de crecimiento del cabello va disminuyendo con el tiempo y tanto el hombre como la mujer se ven afectados. Los hombres empiezan a mostrar signos de calvicie antes que las mujeres y estos se pueden ver en el área de la sien o en la parte superior de la cabeza. En las mujeres, en cambio, el cabello se vuelve más frágil, con menos densidad, haciendo el cuero cabelludo más visible.

 

Te hemos contado algunos de los factores que diferencian el envejecimiento de la mujer y del hombre, así como las diferencias en la esperanza de vida. Muchos de ellos son factores que no dependen de la persona. Aún así, un buen envejecimiento activo, puede ayudar a mejorar la calidad de vida y a disfrutar al máximo de esta última etapa de la vida.

 

¿Te ha parecido útil este consejo? ¡Valóralo!

15 votos con una valoración media de 3.8.