PUBLICADO EL 16/04/2020
POR Cuideo
Durante el coronavirus, adoptar unos horarios y rutinas ayudará a una persona mayor con Alzheimer ha hacer más soportable su día a día en casa.

El confinamiento por el coronavirus puede conducir a un paciente de Alzheimer a la ansiedad e incertidumbre. Es muy importante asegurarnos de que sigue las medidas preventivas y comprende la situación actual.

Como bien sabemos, el contacto social con las personas mayores y frágiles se ha altamente restringido. Los centros de día y para personas mayores están cerrados y las residencias, geriátricos y centros sociosanitarios se han convertido en zona de riesgo, por lo tanto se han prohibido las visitas a las personas internas. 

En Cuideo ofrecemos unas recomendaciones generales que consideramos importantes para ayudar a las personas mayores con Alzheimer a pasar la cuarentena por coronavirus de la manera más llevadera posible.

Rutinas: su importancia durante la cuarentena

El día a día de una persona con Alzheimer siempre resulta más soportable siguiendo unas directrices de horarios y rutinas. 

Estar confinados en casa puede comportar que no se pueda continuar con algunas rutinas habituales como asistir al centro de día, salir a pasear o recibir visitas de familiares y amigos. Si esto sucede, es necesario generar rutinas nuevas para que el orden del día y el mantenimiento de unos horarios proveerán al enfermo de Alzheimer un marco de referencia. También será de gran ayuda para los cuidadores.

Es muy importante asegurarnos de que el paciente sigue su rutina más o menos cada día, así minimizamos posibles alteraciones conductuales y de sueño. También debemos asegurarnos de explicarle al mayor con Alzheimer la situación actual para que pueda comprenderla.

Familiar con Alzheimer: Propuesta de rutina diaria durante el confinamiento por Covid-19

Desde Cuideo os hacemos una propuesta de rutina diaria para hacer lo más llevadera posible la cuarentena, sobre todo para las personas mayore con Alzheimer o demencia. Esta es solo un modelo y puede adaptarse a la realidad de cada hogar. 

También es muy importante que los familiares y cuidadores mantengan una rutina para evitar volverse loco durante el confinamiento por Covid-19.

Mañana

  • Levantarse cada día a la misma hora.

  • Higiene matutina (ir al baño y lavarse las manos y la cara).

  • Almorzar.

  • Lavarse las manos y los dientes.

  • Actividades  físicas y cognitivas.

  • Descanso para ver la televisión, escuchar la radio o lo que le apetezca al mayor.

  • Salir un rato a la ventana, balcón, patio o terraza para que toque un poco el sol y el aire.

  • Preparar la comida y colaborar en tareas domésticas, como parar la mesa.

  • Comer.

 

Cuando salimos al balcón, a la terraza, al patio o a la ventana podemos aprovechar para jugar al veo veo, entre otros juegos.

Tarde

  • Siesta de no más de 30 minutos o rato de descanso (televisión, radio…).

  • Volver a tomar un poco el sol, en la medida de lo posible dentro de cada hogar.

  • Un rato de actividad cognitiva.

  • Berendar.

  • Si tenemos plantas podemos emplear un rato en regarlas, sacar las hojas secas…

  • Ducha o baño.

  • Un rato de actividad física suave.

  • Prepara la cena.

  • Cenar dos horas antes de irse a dormir para asegurar el proceso digestivo.

 

Noche

  • Lavarse los dientes y las manos.

  • Después de cenar, actividad relajada como ver la televisión o una serie, ver fotografías, escuchar música…

  • Importante irse a dormir siempre, más o menos, a la misma hora.

 

Cuideo, cuidadores de personas mayores coronavirus

Actividad física y cognitiva: su importancia

Las personas necesitamos mantenernos activas y seguir haciendo cosas que nos hagan disfrutar. 

Para las personas mayores con Alzheimer es crucial realizar actividades agradables que les comporten bienestar y ayuden a minimizar la agitación y/o ansiedad que puede generar el confinamiento y el no tener nada que hacer. Es clave que la planificación de estas actividades sea realista y esté ajustada a las capacidades, gustos e intereses del paciente.

Es muy recomendable que el cuidador, cuidadora o los familiares tomen la iniciativa con propuestas concretas. Debemos evitar preguntas como "¿Qué quieres hacer hoy?, ya que podemos no obtener respuesta y realizar preguntas como "¿Te apetece que vayamos a...?

Actividades cognitivas para adultos mayores en el hogar

  • Juegos de mesa como el parchís, la oca, el dominó o las cartas.
  • Buscar objetos escondido por la casa.
  • Conversar a partir de objetos con carga emocional positiva como fotos familiares, diarios antiguos, cartas, postales...
  • Escuchar música, cantar y bailar. Debemos aprovechar la magia emocional y cognitiva de la música para mejorar el estado de ànimo, la calidad de vida y el bienestar personal.
  • Manualidades, coser, pequeñas tareas de bricolaje o pintar, entre otras opciones, según los gustos del adulto mayor. Debemos velar por su seguridad y comprender que lo importante es que este activo, no el resultado final.
  • Tener cura de plantas o de mascotas.
  • Implicar al adulto mayor en las tareas domésticas, según sus capacidades y siempre velando por su seguridad.
  • Disfrutar del sol y el aire fresco para absorber vitaminas y levantar el ánimo, todo y las limitaciones por la cuarentena, pero siempre evitando los espacios comunitarios.

 

Actividades físicas para personas mayores en casa

Debemos buscar actividades físicas simples y seguras, minimizando el riesgo de golpes o caídas.

Siempre debemos adaptar los ejercicios, la exigencia y el número de repeticiones a la condición física y de salud de cada persona, así como al espacio del que disponemos. También es necesario evitar cualquier ejercicio que provoque molestias o dolor.

Os recomendamos algunos ejercicios que una personas mayor con Alzheimer puede hacer en casa:

  • Jugar a pasar la pelona o un globo.

  • Subir y bajar escaleras.

  • Mover la cabeza adelante y atrás, haciendo todo el recorrido que le permita la articulación, pero lentamente y sin forzar. Después moveremos la cabeza de un lado a otro, como si dijéramos que no. Y. finalmente, llevaremos la oreja al hombro, la barbilla al pecho, la otra oreja al otro hombro y la cabeza hacia la espalda. 

  • Levantarse y sentarse en una silla, intentando no utilizar las manos. Si hay problemas de equilibrio o estabilidad, podemos hacerlo con una butaca con brazos.

  • De pie, cogidos al respaldo de una silla o una mesa, nos ponemos lentamente de puntillas y después volvemos a poner todo el pie en el suelo.

  • De la misma forma, doblegamos cada rodilla, alternativamente.

  • Sentados en una silla con la espalda recta y los pies al suelo, levantamos los brazos lateralmente hasta llegar a la alzada de los hombros. Mantenemos la posición un màximo de 5-19 segundos y bajamos lentamente.

 

Estos son algunos ejemplos para mantener una actividad física suave, siempre siguiendo las recomendaciones del médico especialista y adaptando las actividades a sus habilidades, gustos y preferencias. Ante cualquier duda respecto a la situación en particular, debemos consultar al médico de referencia y abstenerse de realizar los ejercicios hasta obtener una respuesta.

Además, debemos recordar que, aunque estemos en casa, es necesario seguir manteniendo una correcta higiene personal y no olvidarnos de seguir las medidas de prevención contra el Covid-19.

Mantener relaciones con familiares y amigos a través de la tecnología

La tecnología y las redes sociales nos permiten estar en contacto con nuestros seres queridos y relacionarnos a la distancia. Podemos llamar, chatear o hacer videollamadas. 

Es esencial que una persona con Alzheimer mantenga relaciones sociales para mejorar su estado de ánimo, su autoestima y minimizar los efectos del confinamiento, la soledad y el aislamiento. También es muy importante que los familiares y amigos estén informados sobre el estado del adulto mayor. 

Puede que en algún momento no sea capaz de reconocer a sus seres queridos, pero disfrutará de su compañía y afecto. 

Cuidadores a domicilio: La gran importancia de su rol

Los cuidadores Cuideo ayudarán a tus familiares más mayores en todo lo que necesiten y se asegurará de que todos los familiares conocen el estado emocional y de salud del paciente. 

Nuestros profesionales velaran por su salud, seguridad y comodidad en todo momento y les ayudarán a planificar una rutina y a mantenerse activos física y mentalment. Además, le prepararán una dieta saludable con alimentos para mantener fuerte el sistema inmune y combatir el Covid-19

Asegúrate de que tus seres queridos se encuentran en las manos profesionales, pacientes y cariñosas. En Cuideo te ayudaremos a encontrar al cuidador ideal para ellos.

 

¿Te ha parecido útil este consejo? ¡Valóralo!

26 votos con una valoración media de 4.8.