PUBLICADO EL 13/10/2021
El Lupus es una enfermedad autoinmunitaria crónica, es decir, el propio sistema inmunitario ataca y daña a las células y tejidos sanos. Aunque se puede tener una vida normal con esta patología, hay casos que pueden desarrollar dependencia.

El Lupus es una enfermedad crónica autoinmunitaria, es decir, el propio sistema inmunitario ataca y daña a las células y tejidos sanos. Se manifiesta y desarrolla a través de diferentes brotes.

Esta patología afecta a 1 de cada 1.000 personas a nivel mundial. Los profesionales comentan que es más frecuente en las mujeres adultas que en los hombres. Cabe destacar que el lupus no es hereditario, aunque es cierto que los hijos e hijas de una persona que padece dicha enfermedad suelen estar más predispuestos a desarrollarla.

Si crees que puedes padecer esta patología, acude a tu médico para realizar un examen.

Lupus: ¿es un cáncer?

El Lupus no es un cáncer. Se trata de dos enfermedades completamente diferentes.

En el cáncer, las células se dividen y distribuyen a los tejidos que rodean la zona hasta expandirse por todos los órganos. En cambio, en el caso del lupus, el sistema inmunitario produce más anticuerpos de los necesarios, atacando al organismo sano.

El lupus puede afectar a las articulaciones, cerebro, piel, riñones, pulmones, corazón, vasos sanguíneos, entre otros, causando inflamación generalizada y daño en el tejido de varios órganos sanos.

Lupus: Tipos

Esta enfermedad presenta diferentes tipos dentro del mismo, distinguiendo las causas y los síntomas:

Lupus Eritematoso Sistémico (LES)

Es el tipo de Lupus más frecuente. Su abreviación es LES. Es el tipo que afecta a más partes del cuerpo. A lo largo del artículo nos referiremos, principalmente, a este tipo.

Lupus Introducido por medicamentos

Muy similar al LES. Provocado por una reacción a la toma desmesurada de ciertos medicamentos. Cuando se suspende la medicación, suelen desaparecer los síntomas.

LUPUS neonatal

Una madre con LES debe ir con mucho cuidado en el momento de la lactancia. El bebé puede absorber anticuerpos de la madre. Esto provocará que éstas proteínas inmunes ataquen y dañen los tejidos u órganos del pequeño.

Lupus cutáneo

Este tipo afecta principalmente a la piel. Aparecen erupciones y/o lesiones. Suele ser causado por una larga exposición al sol.

Síntomas del Lupus

El Lupus Eritematoso Sistémico (LES) puede provocar síntomas muy variados de un paciente a otro. Los síntomas más generales y habituales son:

  • Erupciones en la piel de la nariz y las mejillas
  • Dolor e inflamación en articulaciones y músculos
  • Pérdida de cabello
  • Aparición de herpes y aftas
  • Pérdida del apetito
  • Pérdida de peso
  • Fatiga y cansancio
  • Fiebre
  • Fotosensibilidad

Esta enfermedad se manifiesta en períodos de más síntomas con otros de inactividad. Los brotes pueden ser leves o graves.

Más del 90% de los pacientes presentan afecciones en los músculos y articulaciones. Más del 65% de los pacientes presentan lesiones y erupciones en la piel de las mejillas y la nariz.

No debemos perder de vista que los síntomas variarán en función de dónde ataque la enfermedad, ya que puede haber varios órganos afectados del paciente:

Piel

Las lesiones, erupciones y hematomas aparecen en cualquier parte del cuerpo del paciente. En general no dan molestias.

El eritema en alas de mariposas consiste en la aparición de una erupción en la piel de mejillas y nariz, acompañado de enrojecimiento. Es una de las lesiones más conocidas que produce la patología en cuestión.

Articulaciones y músculos

La mayoría de las personas con Lupus presentan Artritis (Dolor e inflamación en las articulaciones). La rigidez articular por las mañanas es muy habitual.

Las zonas más afectadas por la artritis suelen ser:  Dedos de las manos y de los pies, muñecas, codos y rodillas.

Riñón

Esta enfermedad provoca inflamación en los riñones, aumentando la urea en sangre y provocando la aparición de proteínas o sangre en la orina.

Las lesiones en los riñones pueden manifestarse con cansancio o con una subida de la tensión arterial pero, por lo general, suele ser carecer de síntomas.

Cerebro

El Lupus puede atacar al cerebro y afectar al sistema nervioso central a varios niveles.

Corazón y Pulmones

Esta patología inflama el tejido y las membranas que revisten el corazón y los pulmones. Esto causa dolor en el tórax y fiebre elevada, a parte de otros riesgos.

Además, los pacientes son sensible a las Infecciones.

Cómo se diagnostica el lupus

Esta es una patología difícil de detectar,  ya que sus síntomas son parecidos al de muchas otras enfermedades. Se consigue diagnosticar con un conjunto de exámenes:

  • Prueba de Anticuerpos Antinucleares (ANA).
  • Análisis de sangre.
  • Examen físico para encontrar inflamaciones, enrojecimientos, calor y dolor. Estos síntomas se pueden encontrar tanto en la piel como dentro del cuerpo, como en órganos. En este caso se tiene en cuenta que estos síntomas van y vienen.
  • Historial médico propio y de los familiares cercanos.

Lupus: Cómo se contrae

La causa del lupus es desconocida, pero existen teorías. Tampoco se sabe dónde se origina.

Se espera que las próximas investigaciones nos ayuden a comprender mejor las causas de esta enfermedad para un mejor diagnóstico y pronóstico, además de una prevención y un tratamiento más eficiente.

Existen evidencias concretas de la influencia de la genética y en las hormonas. Los factores ambientales, los virus y las infecciones también parecen causas bastante evidentes. También se ha observado que las mujeres afroamericanas tienen tres veces más probabilidades de padecer la patología, pero hay más etnias con bastantes casos, como la hispana.

Se debe tener especial cuidado con los rayos ultravioleta del sol y con tomar ciertos medicamentos. 

Lupus: ¿Se contagia?

Nuestros propios anticuerpos provocan esta enfermedad, atacando las células sanas de nuestro organismo (órganos y tejidos).

El contagio de la enfermedad del Lupus es imposible. Esto es debido a que no se trata de ningún virus, moho, parásito o bacteria. Ninguna vía puede transmitir la enfermedad a otra personas, excepto en el caso de los bebés en plena lactancia.

Lupus: ¿Es mortal?

El Lupus no es mortal de por sí, pero puede conllevar la muerte si existen complicaciones graves en el organismo. Existen casos leves, moderados y graves.

¿Cuánto tiempo puede vivir una persona con lupus? Con un seguimiento cercano y el tratamiento adecuado, más del 90% de los pacientes con Lupus tienen una esperanza de vida normal. 

Las afecciones que más preocupan a los profesionales son en el riñón, cerebro, corazón o pulmones. Estos pacientes deben ser tratados de inmediato y mantener un control médico exhaustivo.

Cómo afecta el Lupus a los pacientes

La enfermedad del Lupus puede ser incapacitante pero, gracias al tratamiento, la mayoría de pacientes pueden llevar una vida normal en el entorno laboral y familiar. Es posible que en el trabajo se tengan que hacer algunas adaptaciones para poder seguir el ritmo sin dificultad, pero esto dependerá de cada persona.

Sin embargo, existen algunos casos que presentan bastantes limitaciones. Es muy importante que cada caso sea evaluado de manera individual y con un profesional.

Lupus: Riesgos y complicaciones

Esta enfermedad puede presentar varias complicaciones muy graves que suponen un gran riesgo para la salud del paciente. Es muy importante que se controle:

  • Ateroesclerosis (endurecimiento arterias)
  • Enfermedad renal
  • Enfermedades cardiovasculares (miocarditis, endocarditis, otras)
  • Accidente cerebrovascular o convulsiones

Lupus: ¿existe cura?

El Lupus se trata de una enfermedad autoinmune que no tiene cura. No obstante, existen fármacos y medicamentos que ayudan a regular el sistema inmunitario y a frenar la inflamación.

Existen nuevas terapias biológicas que han abierto nuevas puertas al tratamiento de estos pacientes para mejorar su calidad de vida. 

Aparte de llevar a cabo el tratamiento del lupus, el paciente debe preocuparse de:

  • Mantener una dieta equilibrada
  • Hacer ejercicio físico de forma regular
  • Seguir las pautas del médico
  • Eliminar malos hábitos (alcohol, tabaco, drogas...)
  • Protección de los rayos solares

Aunque no tiene cura, hay ciertos aspectos en los que podemos centrarnos para mejorar los síntomas y controlar la enfermedad, como las comidas. Hay ciertos "alimentos prohibidos" para una persona con lupus, es decir alimentos que se deberían comer con especial moderación, ya que evitan enfermedades cardiovasculares, la obesidad y la diabetes, patologías de riesgo en una persona con lupus. Estos alimentos prohibidos son:

  • Carne roja y grasas animales.
  • Sal.
  • Dulces.

Día Mundial del Lupus

Cada 10 de Mayo es el Día Mundial del Lupus con el objetivo de concienciar a la sociedad sobre la necesidad de investigación y progreso. Esta es una de las muchas enfermedades autoinmunes sobre las que aún hay que avanzar mucho más en los estudios.

Cuideo quiere dejar un mensaje: aunque no sea 10 de Mayo, no dejes de informar y educar sobre las enfermedades. Todos los pacientes, pequeños, adultos y mayores, necesitamos apoyo de la sociedad.

    ¿Te ha parecido útil este consejo? ¡Valóralo!

    115 votos con una valoración media de 4.