PUBLICADO EL 11/11/2020
POR Anna
El estreñimiento y el colon irritable son dos problemas que están muy relacionados y que son muy habituales entre las personas mayores. Te explicamos qué es cada uno y te damos las claves para combatirlos.

En este post queremos que conozcas mejor la relación que existe entre el estreñimiento y colon irritable en las personas mayores. Es por eso que te exponemos estos dos problemas comunes en personas de edad avanzada y te damos las claves para combatirlos.

El estreñimiento en personas mayores

El estreñimiento es un síntoma de otros problemas caracterizado por una disminución del número de deposiciones o la necesidad de esfuerzo o dificultad excesiva para expulsar heces. En concreto, es un problema más frecuente en personas mayores y en mujeres, aunque puede darse en cualquier persona. Varios estudios apuntan que entre el 20% y el 30% de la población mayor de 65 años presenta este síntoma y este aumenta entre un 30% y un 50% entre los mayores de 75 años. Estamos hablando, por lo tanto, de un problema con mucha incidencia entre la población de mayor edad y que además puede generar complicaciones y afectar en la calidad de vida de estas personas.

La nutricionista Blanca García-Orea Haro, especializada en nutrición digestiva, habla del estreñimiento en su libro Dime qué comes y te diré qué bacterias tienes, en el cual expone las claves para saber si estás padeciendo estreñimiento.

Según Blanca, aunque puede variar, se considera que una persona sufre estreñimiento cuando tiene 2 o más de estos síntomas durante al menos 3 meses, con un inicio de 6 meses antes del diagnóstico:

  • Esfuerzo excesivo para evacuar en más de un 25% de las evacuaciones.
  • Heces duras o caprinas en más de un 25% de las evacuaciones.
  • Sensación de evacuación incompleta en más de un 25% de las evacuaciones.
  • Sensación de obstrucción o bloqueo en querer defecar en más de un 25% de las evacuaciones.
  • Maniobras manuales para facilitar las evacuaciones en más de un 25% de las evacuaciones.
  • Menos de 3 evacuaciones por semana.
  • Evacuaciones sueltas raramente presentes sin el uso de laxantes.

Síndrome del Colon Irritable

El síndrome del intestino o colon irritable es un trastorno frecuente que afecta el intestino grueso. Se estima que un 10% de los adultos padecen colon irritable y es que el diagnóstico no es nada fácil ya que la mayoría de los pacientes no reporta síntomas al haberse acostumbrado durante años a vivir con ellos.

Se diferencia de la enfermedad intestinal inflamatoria (EII) ya que esta comporta un conjunto de enfermedades que afectan al tubo digestivo provocando procesos inflamatorios en alguna de sus partes de forma crónica, en cambio, en el colon irritable no se observan procesos inflamatorios.

Síntomas del Colon Irritable

Los síntomas de colon irritable son variados, pero se considera la posibilidad de hacer un diagnóstico de Colon Irritable si la persona tiene dolor o malestar abdominal que se alivia con la defecación o que se asocia con una frecuencia intestinal alterada o con forma de las heces anormal. Estos síntomas deben estar presentes al menos durante seis meses e ir acompañados mínimo de dos de los cuatro síntomas siguientes:

  • Esfuerzo, urgencia o evacuación incompleta de las heces.
  • Hinchazón abdominal, distensióntensión o dureza.
  • Síntomas que empeoran al comer.
  • Mucosidad en las heces.

Puede haber otros síntomas como náuseas, dolor de espalda y síntomas de la vejiga, que pueden apoyar el diagnóstico.

Tratamiento del Colon Irritable

El tratamiento dependerá del tipo de síntomas que aparezcan. Así pues, se pueden establecer tres tipos básicos de Colon Irritable:

  • Con predominio de episodios diarreicos. 
  • Con predominio de episodio de estreñimiento. 
  • Con episodios alternantes diarreicos-estreñimiento. 

En este post nos centraremos en el Colon Irritable con estreñimiento. Así que el tratamiento farmacológico del colon irritable con estreñimiento más frecuente consiste en la administración de fármacos para paliar los síntomas de la enfermedad. 

Empezaremos por la fibra soluble, que produce un efecto calmante y tranquilizante del tracto gastrointestinal y ayuda a estabilizar los espasmos y contracciones. 

Otro tratamiento serían los laxantes estimulantes y los laxantes osmóticos de acción lenta. Estos últimos alcanzan el colon, donde son metabolizados de forma lenta.

Los agentes espasmolíticos actúan relajando la musculatura lisa del tracto intestinal, por lo que están indicados para combatir el dolor abdominal.

Los antidepresivos tricíclicos también disminuyen el dolor abdominal al ser, el estrés, una de las causas principales de este síndrome.

Los medicamentos secretagogos también ayudan al dolor visceral.

Finalmente, los fármacos procinéticos también ayudan en los casos de SII en los que predomina el estreñimiento ya que aumenta la frecuencia de las deposiciones y la consistencia de las heces

¿Cómo combatir el estreñimiento y el colon irritable en personas mayores?

Existen una serie de hábitos y mejoras del estilo de vida que pueden ayudar a disminuir el estreñimiento y mejorar el colon irritable en adultos mayores.

Colon irritable y estreñimiento: ¿Qué comer?

Para combatir el estreñimiento de forma eficaz a través de la alimentación os exponemos a continuación una serie de pautas proporcionadas por Juana María González, nutricionista de Alimmenta:

  • Se necesita un aporte de fibra considerable. La cantidad ideal es de 30 g al día. Para ello es recomendable llegar al consumo de fruta y verdura aconsejable (3 raciones de fruta y 2 de verdura) y consumir cereales integrales en forma de pan, pasta o arroz.
  • Ingesta de agua de 1,5 a 2 litros al día y líquidos como infusiones, zumos de fruta, caldos…
  • Tomar grasas adecuadas como el aceite de oliva, que hace la función de lubricante intestinal.
  • Ingesta de alimentos laxantes como las alcachofas, la escarola, la endibia y la berenjena y por otro lado, cítricos como la naranja, sobre todo en zumo.
  • Consumir probióticos, bacterias lácticas vivas que favorecen la flora intestinal y el tránsito de las heces. Los podemos encontrar en el yogurt o en quesos frescos. 
  • Controlar el consumo de alimentos astringentes como el arroz blanco y el té y otros que producen un efecto laxante no deseado como el café y el tabaco.
  • Evitar el alcohol ya que deshidrata las mucosas y las comidas copiosas con muchas grasas o fritos que puedan provocar malas digestiones.

Colon irritable y estreñimiento: Ejercicio

La actividad física es esencial para fortalecer los músculos de la pared abdominal y así, facilitar el tránsito intestinal. Se recomienda tener el hábito saludable de caminar varias veces al día de 30 a 60 minutos a buen ritmo.
Se recomiendan también otros ejercicios más enfocados al abdomen, siempre y cuando no se sientan molestias o dolor al realizarlos. Uno de ellos es el masaje abdominal, una técnica utilizada por fisioterapeutas que alivia los síntomas del estreñimiento, estimulando la actividad del intestino. Es una técnica muy fácil de aplicar y que no tiene efectos secundarios. La técnica del masaje abdominal requiere una presión progresiva en el abdomen, con movimientos circulares desde la parte superior (hipocondrio) hasta la inferior (flancos y fosas ilíacas izquierda y derecha), para estimular los diferentes tramos del colon. Se recomienda realizar el masaje durante 20 minutos en un lugar relajado, tumbado hacia arriba y con las piernas semiflexionadas. Es recomendable realizarlo al menos dos horas después de la comida y haber ingerido un vaso de agua justo antes.

Masaje abdominal

 

Colon irritable y estreñimiento: medicamentos

Es muy común que las personas mayores consuman medicamentos que favorezcan la aparición del estreñimiento, como, por ejemplo: analgésicos de tipo opioide, antidepresivos, medicamentos para la presión arterial, antihistamínicos, etc. Por ello, es probable que los mayores acudan al uso continuado de laxantes para remediarlo y ello, puede suponer un problema ya que el intestino deja de trabajar cada vez más.

Es importante, por lo tanto, moderar el uso de laxantes y acudir, como sea posible, a laxantes naturales como las pasas, las ciruelas, los higos y los dátiles.

Otros hábitos y consejos

Para asegurar una buena digestión, es imprescindible comer despacio, masticando bien los alimentos antes de tragarlos.

Otro consejo es intentar conseguir una rutina diaria para ir al baño de forma regular a la misma hora. De esta forma se convierte en una costumbre y se deja de ignorar la urgencia de ir al baño, dedicando el tiempo necesario. Un momento bueno podría ser después de desayunar.

 

Sin embargo, estas son pautas generales. Desde Cuideo recomendamos a aquellas personas mayores que sufran de estreñimiento que acudan a un profesional que estudie sus casos, para que les hagan unas pautas adaptadas a sus necesidades y personalizadas.

¿Te ha parecido útil este consejo? ¡Valóralo!

4 votos con una valoración media de 5.