PUBLICADO EL 20/08/2020
POR Cuideo
Salmonella, la intoxicación alimentaria más común en verano. Toda la atención mundial está centrada en el coronavirus, pero no debemos olvidarnos del resto de patologías.

Actualmente toda la atención mundial está focalizada en el coronavirus y los rebotes que están teniendo lugar y se deben controlar, pero no debemos perder de vista otras enfermedades o patologías que puedan provocar síntomas parecidos a los de la Covid-19.

Un claro ejemplo es la Salmonella, una intoxicación alimentaria que se vuelve mucho más frecuente en épocas veraniegas.

Salmonella: Intoxicación alimentaria más común en verano

Aunque no sean exclusivas del verano, el calor provoca que las intoxicaciones alimentarias y otras enfermedades e infecciones típicas de la época veraniega se vuelvan más frecuentes. 

Los casos que más aumentan durante el verano es la intoxicación alimentaria por Salmonella, la más frecuente en estas calurosas fechas.

Verano: Enfermedades e intoxicaciones típicas de la época veraniega

Las intoxicaciones alimentarias, infecciones y enfermedades se vuelven más habituales en verano, las más habituales son:

  • Salmonella.

  • Escherichia coli.

  • Listeria o “El niño de Lister”.

  • Campylobacter.

  • Conjuntivitis.

  • Otitis.

  • Gastroenteritis.

  • Piedras en el riñón.

  • Picaduras de insectos.

  • Quemaduras solares y enfermedades dermatológicas.

Qué es la Salmonella

La salmonella es una bacteria que provoca la salmonelosis, una de las intoxicaciones alimentarias más comunes. Los casos de esta enfermedad de transmisión alimentaria aumentan durante el verano.

La mayoría de casos de salmonella son leves, pero en algunas ocasiones puede ser grave, incluso mortal.

Causas: Qué provoca la salmonella

Según la OMS, los reptiles y las aves son los principales portadores de la salmonella. Sin embargo, cualquier alimento puede estar contaminado, ya sea por estar manipulado por una persona infectada con las manos sucias o si el alimento entra en contacto con otros ya contaminados. A esto se le denomina “contaminación cruzada”.

Generalmente la mayoría de personas se infecta por comer alimentos que han sido contaminados.

Los alimentos con los que debemos tener más precaución son:

  • Huevos crudos.

  • Carne cruda de res, aves y pescado.

  • Frutas.

  • Verduras.

  • Leche y derivados como el queso.

 

Salmonella: ¿Se transmite de una persona a otra?

La salmonella son bacterias que por lo general viven en los intestinos de animales y humanos, expulsandolos a través de los excrementos.

Al ser una infección intestinal y encontrarse en los heces de las personas infectadas puede suceder una contaminación cruzada al manipular los alimentos y puede ser el origen de la infección en otros pacientes. 

Aquí cobra especial relevancia la higiene personal, durante y después de haber pasado la enfermedad.

Cómo saber si una persona tiene salmonella

Cualquier persona puede intoxicarse por salmonella. Las personas mayores, los niños menores de 5 años y cualquier persona con las defensas bajas como los pacientes de cáncer o VIH son grupos vulnerables ante la salmonelosis, ya que la deshidratación que causa puede ser grave y poner en peligro su vida.

Síntomas salmonella

Los síntomas son relativamente leves y tienen una duración entre 2 y 7 días, en muchas ocasiones los pacientes se recuperan sin necesidad de tratamiento específico. 

Los síntomas pueden empezar entre las primeras 6 y 72 horas después de la ingesta del alimento contaminado por Salmonella.

Los síntomas pueden ser:

  • Fiebre.

  • Diarrea.

  • Náuseas.

  • Cólicos.

  • Sensibilidad.

  • Calambres abdominales.

  • Vómitos.

  • Escalofríos.

  • Dolor muscular.

  • Sangre en las heces.

 

La salmonella comparte síntomas comunes con el Covid-19 como la fiebre, el dolor de cabeza, la diarrea y los escalofríos, pero esta se diferencia por los calambres abdominales, las náuseas y los vómitos.

Tratamiento salmonella y recomendaciones

El médico puede recomendar antidiarreicos y/o antibióticos para restaurar la pérdida de líquidos y electrolitos provocados por la diarrea y los vómitos. Se basa en la rehidratación del paciente.

Los profesionales sanitarios recomiendan:

  • Reposo.

  • Beber abundantes líquidos para proteger el cuerpo de la deshidratación.

  • Se recomienda tomar infusiones, bebidas isotónicas o caldo de pollo sin grasa.

  • Seguir una dieta blanda, exenta de grasa y poco copiosa.

  • Se recomienda consumir pollo o pavo cocinado sin piel, hervido o a la plancha. También pescado blanco elaborado de la misma forma.

  • Incluir en la dieta frutas como el plátano, la manzana, la pera o el melocotón.

  • Evitar el consumo de bollería, dulces, alcohol, frutos secos, leche, condimentos picantes, embutidos y de quesos grasos.

 

CÓMO EVITAR LAS INTOXICACIONES ALIMENTARIAS

  • Evitar los lácteos crudos y tomarlos pasteurizados.

  • Tener cuidado con los hielos, asegurarse siempre de que estén hechos de agua potable.

  • Asegurarse de cocinar bien los alimentos.

  • En restaurantes, no dejar los alimentos mucho tiempo, mejor tomarlos nada más ser servidos.

  • Desinfectarse bien las manos antes de manipular alimentos, sobre todo en caso de estar en contacto con animales de granja o mascotas.

  • Lavar cuidadosamente las frutas y verduras.

  • Separar los alimentos crudos de los cocidos para evitar la contaminación cruzada.

  • Mantener los alimentos refrigerados en frío (temperatura inferior a los 5º C).

¿Te ha parecido útil este consejo? ¡Valóralo!

2 votos con una valoración media de 4.5.