PUBLICADO EL 23/06/2018
POR Cuideo
Los robos violentos contra ancianos parecen haberse convertido en una espeluznante “moda" ¡Digamos STOP a los robos a ancianos!

Los robos violentos contra ancianos parecen haberse convertido en una espeluznante “moda”.

Los robos a personas mayores han aumentado considerablemente desde 2010 en España. Un caso tras otro ha sido desmantelado, pero ¿cuándo terminará ésta horrible tendencia?

Ancianos: blancos fáciles

Los ladrones tienden a realizar robos violentos contra personas mayores, ya que los consideran indefensos y un blanco fácil. Estos creen que sus víctimas esconden el dinero y les infunden miedo para obligarlos a revelar dónde lo tienen. En la mayoría de los casos, el mayor acaba mal herido o, en el peor de los casos, asesinado.

Los ancianos son el sector más vulnerable de la sociedad. Sus energías ya no son las mismas y muchos sufren algún tipo de demencia o discapacidad. Uno de cada diez ancianos, mayores de 65 años, sufre algún robo o hurto en España.

Muchos de nuestros mayores no se atreven a denunciar por miedo de las consecuencias que ésta puede tener a su situación personal, o simplemente no se dan cuenta de que sufren esta situación por parte de alguien cercano.

Robos a ancianos en el hogar

En España hay más de 8 millones de personas con más de 65 años. Cerca de un 20% viven solos.

Los mayores ya son un blanco fácil para los ladrones. Si viven solos y en una casa alejada o poco frecuentada aún se vuelven más vulnerables.

Para evitar robos en nuestro hogar es conveniente tener un sistema de alarma y extremar las precauciones. Os dejamos 10 consejos para evitar que la vivienda de vuestros mayores se conviertan en el próximo blanco:

  • Las personas mayores deben evitar dar información sobre dónde viven y sobre qué hábitos tienen ellos y sus familiares. Tampoco deben dar datos sobre cuándo dejarán la vivienda deshabitada.
  • Nunca debemos abrir a los desconocidos que llaman des del portal. Cuando lo hacemos ponemos en peligro nuestra seguridad y la del resto de vecinos de la comunidad.
  • Cuando desconfiemos de algún operario de servicio de agua, electricidad o gas debemos pedirles la acreditación des del portero automático. Si seguimos desconfiando de él, podemos verificarlo llamando por teléfono a la empresa.
  • Los servicios del hogar y de cuidados deben ser escogidos con mucho cuidado. Conviene tener referencias de los candidatos antes de contratarlos.
  • Las puertas de entrada siempre deben disponer de una mirilla para saber quién llama a nuestra puerta. Antes de abrir debemos poner la cadena y, no está de más, tener un teléfono en mano con el número de la policía en marcación rápida.
  • Es muy recomendable usar sistemas de seguridad confiables, instalados por empresas especializadas. Un sistema de alarma, cámaras de vídeo vigilancia y un circuito cerrado de televisión son las mejores medidas a tomar.
  • La puerta de entrada a nuestro domicilio es recomendable que sea blindada o con dos puntos de cierre. No debe haber hueco entre el suelo y la puerta. Es muy importante cerrar la puerta con llave cuando salgamos de casa.
  • Si vivimos en un bajo, un primero o un ático debemos colocar rejas en las ventas de fácil acceso. La separación entre barrote y barrote no debe superar los 12 centímetros y las rejas deben estar ancladas en la pared. Las ventanas y los balcones también pueden disponer de cerrojos internos.
  • No desconectes la electricidad durante ausencias prolongadas. Si el timbre está desconectado puede ser un indicador para iniciar un robo.
  • Es muy importante conocer a los vecinos de la comunidad y alertar en caso de ver a alguien desconocido en el portal. Es recomendable tener algún vecino de confianza que nos recoja el correo, suba y baje las persianas o que compruebe de vez en cuando el estado de la casa.

Robos a ancianos en la calle

En muchas ocasiones, los ladrones simulan hacer alguna gestión en la sucursal del banco y, así, observar a su próxima víctima. Después la siguen hasta el portal de su domicilio y le roban el dinero.

En otros casos, los delincuentes se esperan en las esquinas para robar bolsos o joyas con un simple golpe y salir corriendo. Escogen a los ancianos porque son conscientes de que no tienen la misma agilidad ni fuerzas que el atacante.

Para evitar robos en la calle debemos extremar las precauciones. Os dejamos 7 consejos para evitar que el mayor de tu hogar se convierta en una nueva víctima:

  • Es muy recomendable que cuando tenemos una edad avanzada no salgamos de noche, sobretodo en los meses de invierno que las calles quedan más vacías.
  • El mayor debería ir acompañado por otra persona a hacer sus recados y, sobretodo, cuando vaya al banco
  • Cuando vayan a sacar dinero es recomendable hacerlo en pequeñas cantidades. Además, es muy importante nunca sacar el dinero a la vista de todos.
  • Caminar por la parte interior de la acera y con el bolso bien cerrado y colgado.
  • Si detectamos alguna anomalía en cualquier persona, la mejor opción es entrar en una cafetería.
  • Evitar llevar joyas u otros objetos de valor como bolsos caros o ropa demasiado ostentosa, así no daremos señales de nuestro estatus económico.
  • Los mayores no deben pararse a hablar con extraños. Conviene desconfiar de desconocidos que deseen ayudarnos.

 

En Cuideo nos ocuparemos de encontrar tu cuidador ideal, para que tengas la tranquilidad de que tus mayores están en las mejores manos. Sólo el 19% de los candidatos pasan el proceso de selección. Escogeremos a los candidatos a través de una valoración gratuita con nuestra coordinadora social y podrás conocerlos antes de contratarlos.

 

¡Nos encanta cuidar de grandes personas!

 

¿Te ha parecido útil este consejo? ¡Valóralo!

6 votos con una valoración media de 4.5.