PUBLICADO EL 22/06/2019
POR Cuideo
El verano de 2019 se presenta con una gran ola de calor. Esto puede ser un grave peligro para los más mayores. Consejos para cuidar ancianos en verano.

El verano de 2019 se presenta con una gran ola de calor. Esto puede ser un grave peligro para los más mayores de la sociedad.

En Cuideo queremos asegurarnos de que conozcas las claves para garantizar la salud de tus mayores durante el verano, la época más calurosa del año. Hoy os dejamos algunos consejos para cuidar ancianos en verano.

¿Quién debe protegerse especialmente ante el calor?

Existen ciertos grupos con más riesgo ante una ola de calor:

  • Personas mayores de 65 años, discapacitadas o niños menores de 5 años.
  • Personas con enfermedades crónicas.
  • Personas con medicación habitual.

¿Cómo afecta el calor a nuestros mayores?

Durante el verano es extremadamente importante tomar precauciones para evitar los efectos nocivos de las temperaturas elevadas.

Cuando una persona mayor se expone a altas temperaturas durante un tiempo prolongado puede experimentar un golpe de calor. Existen ciertos síntomas para detectarlo:

  • Somnolencia
  • Dolor de Cabeza
  • Náuseas
  • Desorientación
  • Confusión
  • Deshidratación
  • Piel caliente y enrojecida

 

En los casos más graves, el paciente puede llegar a experimentar Hipertermia, convulsiones e inclusos, puede llegar a entrar en coma.

    Prevención contra el golpe de calor en ancianos

    Durante el verano, adoramos salir a disfrutar de la playa, el sol, la piscina… Una larga exposición al sol o a temperaturas elevadas puede conllevar problemas graves de salud, sobretodo para nuestros mayores. Por este motivo es muy importante tomar ciertas precauciones para garantizar la salud y el bienestar de los más mayores.

    Cuideo proporciona los cuidadores varios consejos para ayudarles a prevenir los diferentes efectos del calor extremo en personas de edad avanzada:

    • Mantenerse muy hidratado: (2 litros).
    • Por cada grado que suba la temperatura ambiental o corporal: Tomar 1 vaso de agua extra.
    • La agua debe ser fresca (12-14º).
    • Evitar aguas de mineralización elevada.
    • Aumentar el consumo de alimentos ricos en líquido: fruta, zumos, yogures, gazpachos, caldos, ensaladas...
    • No ingerir comida copiosas. Consumir frutas y verduras principalmente.
    • Ante diarrea o vómitos: Tomar medio litro más de agua.
    • Evitar consumo de alcohol y bebidas gaseosas.
    • Evitar exposiciones prolongadas al sol.
    • Descansar frecuentemente en la sombra.
    • Recurrir a ropa transpirable, ligera y holgada. Usar colores claros.
    • Cubrirse la cabeza: Sombreros, gorras, sombrilla…
    • Evitar los grandes esfuerzos.
    • No hacer ejercicio en horas centrales (12-17h).
    • En casa: Abre las ventanas y las persianas sólo por la noche. Es el mejor momento para ventilar el hogar durante el verano.
    • Dúchate con asiduidad para refrescar el cuerpo y regular la temperatura corporal.

     

    Personas Mayores: Prevención en la calle, playa o piscina

    Existen ciertas claves que ayudarán a tus mayores a prevenir los efectos de una larga exposición al sol:

    • Utiliza protección solar 30 minutos antes de la exposición al sol. Renovarla periódicamente.
    • Usar una crema de protección solar adecuada para el tipo de piel del mayor.
    • Proteger todas las zonas expuestas al sol: Labios, orejas, pies…
    • Utilizar sombrilla, gorro, sombreros y/o gafas de sol.
    • Evitar los rayos UVA.
    • Secarse bien el cuerpo al salir del agua.
    • Evitar tomar el sol en las horas de más calor (12-17h).
    • Tomar el sol de manera progresiva.
    • Observar las marcas de piel, pecas y lunares. Controlar el cambio de color, tamaño…

    Es muy importante consultar al médico habitual ante cualquier cambio relevante. Además, debemos saber si alguno de los medicamentos que han prescrito al mayor es fotosensible.

    Cómo actuar ante un golpe de calor en una persona mayor

    Todos los cuidadores Cuideo están preparados para actuar ante los casos de calor. Además, conocen todas la técnicas necesarias para prevenir los efectos nocivos del calor en persona de edad avanzada.

    Te contamos cómo se debe actuar ante una persona mayor que muestra experimentar un golpe de calor:

    • Llamar a emergencias: 112
    • Colocar al paciente a la sombra.
    • Quitar alguna prenda de ropa para airearle.
    • Paciente consciente: colocar cabeza ligeramente elevada y ofrecerle abundante agua.
    • Refrescar con agua fría o hielo, principalmente en la cara y las axilas.
    • No metas al paciente en la bañera para enfriarle.
    • Paciente inconsciente: Colocarlo tumbado de lado. Piernas flexionadas.
    • No dar líquidos a una persona inconsciente.

     

    Si quieres asegurarte de que tus mayores están en las mejores manos, infórmate de los servicios Cuideo. Nuestros cuidadores serán el ángel de la guarda de tus seres queridos mientras tú te ocupas de tus quehaceres o disfrutas de las vacaciones. 

    Con Cuideo, gana en tranquilidad.

    ¿Te ha parecido útil este consejo? ¡Valóralo!

    2 votos con una valoración media de 5.