caídas de personas mayores en invierno

Caídas en ancianos: Prevención durante el invierno

Caídas en ancianos: Prevención durante el invierno
5 (100%) 2 votos

El riego de caída aumentan con la edad y la época del año. El invierno es el peor enemigo de nuestros mayores. Las condiciones climatológicas del invierno y el estado del pavimento aumentan el riesgo de caídas en personas mayores.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), cada año se producen 37,3 millones de caídas graves que requieren de atención médica. El 75% de los casos se producen en personas mayores de 65 años.

Las caídas en los mayores

A medida que envejecemos nuestros andares pasan a ser más cortos, elevamos menos los pies, los movimientos se vuelven más rígidos y es más costoso mantener el equilibrio. Además, nuestros huesos y músculos se desgastan y perdemos capacidad de visión, de reacción y de audición. Cualquiera de estas discapacidades son factores de riesgo para sufrir una caída.

Las caídas destacan por su frecuencia y representan la segunda causa mundial de muerte por lesiones accidentales o no intencionales. Se estima que alrededor del 30% de los mayores de 65 años se han caído alguna vez. A partir de los 75 años, el porcentaje asciende al 35%.

Uno de cada tres caídas de personas mayores de 65 años se producen fuera de casa. Durante el mes de invierno este riesgo aumenta. La climatología de esta época es un gran enemigo para nuestros mayores. Soplan fuertes vientos, las lluvias aumentan y aparece la nieve y el hielo. Estos factores contribuyen a provocar que los ancianos resbalen y caigan al suelo.

El cuerpo de un anciano es tremendamente sensible ante los accidentes e influyen significativamente en la calidad de vida y en la salud de este.

Cómo prevenir las caídas de los mayores en invierno

Sufrir una caída a cierta edad puede suponer varias complicaciones. Las fracturas y heridas pueden suponer la inmovilidad de la persona mayor. En los casos más extremos, pueden llegar a tener que someterse a una intervención quirúrgica.

En Cuideo queremos darte los consejos claves para evitar las caídas en los mayores de tu hogar:

Consejos generales

  • Revisa periódicamente la vista y el oído del mayor con el oftalmólogo y el otorrino.
  • Haz que el mayor realice ejercicio físico regularmente, adaptado a sus condiciones físicas y con una intensidad moderada.
  • Llevar calzado antideslizante y evita el uso de escaleras.
  • No uses sandalias, chanclas ni tacones.
  • Lleva una dieta equilibrada para evitar el sobrepeso, la obesidad o la desnutrición.
  • Sugiere al mayor que si no se siente seguro al caminar use un bastón o andador, así aumentará su base de apoyo.
  • Ante cualquier síntoma extraño, no te automediques. Consulta al médico los efectos secundarios de los fármacos.
  • Contrata a alguien que pueda supervisar al mayor, acompañarlo a dónde sea y controlar que no sufra ninguna caída.

Consejos para salir a la calle

  • Establece un itinerario conocido para salir a pasear.
  • Camina por zonas iluminadas, señalizada y que cumplan las normas de accesibilidad universal. Las obras, los baches y los desniveles son un factor riesgo de caída.
  • Procura que el mayor salga de casa siempre acompañado. Cuando las condiciones climatológicas son adversas, permanece en casa.
  • Muy alerta con el tráfico. Mira bien antes de cruzar y respeta los semáforos.
  • No permitas que el mayor lleve ninguna carga excesiva. Déjale siempre una mano libre para sujetarse en caso de caída.
  • Cuando utilices transportes públicos procura que el mayor se siente o tenga un punto de apoyo.
  • Utiliza calzado y ropa cómoda y adecuada para la climatología del momento.
  • En caso de que el mayor salga a la calle solo, hazle llevar una tarjeta identificativa que indique a quién avisar en caso de accidente.
  • Si el mayor lleva gafas o audífonos que no se los deje en casa.

Consejos para el hogar

  • Ilumina bien la casa para evitar tropiezos. Las luces nocturnas en los pasillos, comedor, dormitorio y cuarto de baño son la mejor opción.
  • Asegúrate de que las alfombras estén bien sujetas al suelo.
  • Pon bandas antideslizantes en el borde de las escaleras y en la ducha.
  • Instala barandillas en el cuarto de baño. Facilitarás al mayor el uso de la bañera, ducha y retrete. Además, es muy aconsejable cambiar la bañera por una ducha.
  • Coloca todos los objetos que pueda necesitar el mayor a su alcance, ni muy altos ni muy bajos.
  • En caso de que cocine el mayor, utiliza los fogones del fondo para evitar quemaduras.
  • Nunca pongas los mangos de las sartenes mirando hacia la persona que cocina.

Todos los cuidadores de Cuideo disponen de experiencia demostrable, referencia válidas y formación específica en ayuda al domicilio. Además, evitarán que tus mayores se sientan solos y les ayudarán a mejorar su calidad de vida ¡Infórmate sobre nuestros servicios!

 

También puede interesarte:

Cuidados especiales para mayores en invierno

Invierno: Cómo combatir el frío de los mayores

 

Valora aquí el artículo del 1 al 5 si te ha gustado y suscríbete a nuestra newsletter para ser el primero en recibir nuestros consejos.

Comparte esta entrada:
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.