caídas en la tercera edad

Caídas : Los peligros para las personas mayores

Caídas : Los peligros para las personas mayores
Valora Cuideo

Una de las mayores preocupaciones en torno a las personas mayores es su riesgo a sufrir caídas. Este tipo de accidentes suelen ser muy comunes y también pueden llegar a ser bastante peligrosos. Con el paso del tiempo, los músculos se deterioran y se hacen mucho más frágiles, perdemos el equilibrio y la visión se ve comprometida. Todos estos elementos, sumados a alguna enfermedad, empeoran la situación.

 

Las consecuencias de una caída en una persona mayor dependen de su estado de salud. La parte que más se ve afectada con este tipo de accidentes es el sistema músculo esquelético. En la mayoría de los casos los problemas que se presentan tienen que ver con inflamaciones, dolores en la zona del golpe, limitaciones en el movimiento, lesiones en articulaciones y en la piel, y en el peor de los casos fracturas y pérdida del conocimiento.

 

Recomendaciones para evitar caídas en personas de tercera edad

 

Son muchos los factores que influyen en las caídas que sufren las personas mayores. Las razones pueden estar asociadas a problemas que se derivan del envejecimiento tal como la disminución de la agudeza visual, la lentitud al caminar y al reaccionar a ciertas situaciones, así como a enfermedades de tipo neurológicas, cardiovasculares, músculoesqueléticas y psiquiátricas. La medicación también suele ser una causa de las caídas en personas de tercera edad.

 

Los factores ambientales también tienen una gran influencia en este tipo de accidentes. Las características del suelo, la iluminación, el diseño de escaleras, los elementos del baño, los estantes o las sillas altas también pueden aumentar el riesgo de caídas en personas mayores. Por esta razón es recomendable tener espacios adaptados de acuerdo a sus necesidades.

 

Para prevenir las caídas es necesario tomar ciertas medidas. Primero, es importante tener una iluminación adecuada en las áreas donde el anciano se mueve. También se debe evitar colocar objetos con los cuales la persona mayor pueda tropezar. Así mismo es mejor evitar el uso de alfombras. No obstante, si no es posible retirarlas, es esencial asegurarse de que estén bien colocadas. Si la casa tiene escaleras, es vital que estas tengan barandas en ambos lados.

 

Por otro lado, para compensar sus limitaciones, es importante fomentar el uso de bastones, collarines cervicales, andadores, etc. También se recomienda la realización periódica de ejercicios que mejoren la musculatura, la flexibilidad y la agilidad de la persona mayor para así fomentar la movilidad.

 

Adicionalmente dependiendo de la condición de la persona, una compañía, ayuda y asistencia también es un factor de ayuda para su seguridad, salud y bienestar. Puede ser un familiar o un cuidador profesional que conozca en detalle los cuidados y requerimientos que una persona de la tercera edad necesita en su día a día.

 

La tarea del cuidador

 

El cuidador es una pieza clave para evitar las caídas en las personas mayores. Esta persona deberá ser capaz de intuir lo que le pasa al anciano, es decir, si está agotado o si se siente incómodo dentro de la casa. Así podrá ayudarlo a solventar su problema, dar sugerencias a los familiares y a prevenir accidentes.

 

La dedicación es un aspecto fundamental en el cuidado de las personas de tercera edad. El cuidador es la persona encargada de velar por todos y cada uno de los requerimientos de la persona mayor para así ayudarlo en su rutina diaria. Una parte importante de esto es la medicación. El cuidador debe asegurarse de que la persona mayor tome correctamente los medicamentos recetados para sus diferentes patologías. De esta manera podrá evitar tropiezos o desmayos.

 

La educación también es importante. Si la persona de tercera edad no sufre de ninguna enfermedad neurodegenerativa y tiene completa lucidez mental es recomendable hablar siempre con ella y explicarle sobre los cuidados que debe tener para evitar caídas.

 

En Cuideo nos preocupamos por el bienestar físico y emocional de tus seres queridos. Por ello te ofrecemos las mejores recomendaciones para ayudarte a sobrellevar esta difícil situación. Recuerda que si estás evaluando la posibilidad de contratar cuidados a domicilio para ancianos en Barcelona, nuestro servicio es la opción ideal.

Comparte esta entrada:
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.