deshidratación en la tercera edad

Deshidratación: Recomendaciones para prevenirla en ancianos

Deshidratación: Recomendaciones para prevenirla en ancianos
Valora Cuideo

Las personas mayores son bastante propensas a sufrir de deshidratación, en especial en la época de verano cuando las temperaturas aumentan considerablemente. El agua es un elemento esencial en el organismo humano y si bien su proporción en el cuerpo va disminuyendo con el pasar de los años, su importancia sigue siendo la misma.

A medida que envejecemos, nuestro sentido de la sed disminuye. Por ello, cuando un anciano siente sed, es un signo claro de deshidratación. Sin embargo, aunque debemos estar al pendiente del consumo de agua, también debemos estar atentos a otros aspectos para evitar la deshidratación en las personas mayores. A continuación te ofrecemos algunas recomendaciones para evitar esta peligrosa condición.

¿Cómo prevenimos la deshidratación?

Ofrecer líquidos a lo largo del día

Debido a la pérdida de la sensación de sed, es importante que el cuidador provea líquidos a lo largo del día y se asegure de que los consuma, inclusive aunque no sienta sed. Lo recomendable es beber entre 6 y 8 vasos de líquido al día y si bien es cierto que lo ideal es que la mayor parte de este consumo sea de agua, también puede ser de leche, jugos de fruta, té (si no lo tiene contraindicado), sopas, entre otras cosas.

Llevar una dieta liviana y frugal

La comida también es importante para evitar la deshidratación en las personas de tercera edad. Por ello se aconseja una alimentación rica en frutas y verduras que contengan gran proporción de agua como el melón, la sandía, la fresa, el pomelo, las uvas, la naranja, la zanahoria, el pepino, entre otros. También se recomienda evitar las comidas abundantes y tomar con cada comida principal un vaso de agua para facilitar la ingesta de sólidos.

Evitar la exposición al sol

El sol es uno de los responsables de la deshidratación en personas mayores. Por ello lo mejor es limitar la exposición al sol, sobre todo en las horas centrales del día. Para evitar perder más líquidos de lo que debería, también es necesario limitar el ejercicio físico en esos horarios. Y en cualquier caso, si no puede evitar la exposición al sol, se recomienda hacerlo las primeras horas del día o las últimas. Recordemos que las personas de tercera edad tienen la piel mucho más delicada y sensible a los rayos solares.

Mantener los ambientes frescos

Tener una temperatura adecuada en los ambientes donde se encuentra la persona mayor es fundamental para prevenir la deshidratación. Es importante mantener los ambientes frescos, ya sea con ventanas abiertas o con sistemas de ventilación o refrigeración.

Recuerda también que es fundamental evitar los cambios bruscos de temperatura, sobre todo en verano cuando el ambiente afuera puede elevarse bastante. Por esta razón, si cuentas con aire acondicionado, lo mejor es mantener la temperatura entre 22 y 24 grados, de manera que al cambiar de ambiente no haya un choque entre frío y calor.

Utilizar ropa fresca

Otra de las mejores formas de prevenir la deshidratación en personas mayores que vistan con ropa fresca. De esta manera el aire podrá circular mucho mejor alrededor de la piel y evitaremos una pérdida innecesaria y excesiva de líquidos. Además estos podrán sentirse mucho más cómodos. Tejidos como el algodón y lino son los más recomendados.

Los cuidados de las personas de tercera edad son variados y comprenden muchos aspectos, con el paso del tiempo lo que parecía normal ya no lo es tanto, por lo que los cuidados y atenciones deben incrementarse. El verano es una de esas épocas en que esos cuidados deben elevarse, ya que las altas temperaturas pueden conllevar un alto riesgo.

Todas estas recomendaciones pueden parecer sencillas, pero no seguirlas puede ocasionar graves problemas, nuestros profesionales en cuidado de personas mayores lo saben y por ello las ponen en práctica para asegurar el bienestar de quien cuidan.

En Cuideo somos especialistas en cuidados a domicilio para ancianos en Barcelona, nuestro objetivo es mejorar la calidad de vida de las personas mayores, pero también la del grupo familiar y la clave de esto es cuidar hasta el más mínimo y simple detalle.

Comparte esta entrada:
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.