ejercicios para la tercera edad

¿Qué ejercicios fomentar en las personas mayores?

¿Qué ejercicios fomentar en las personas mayores?
Valora Cuideo

Las personas mayores necesitan un cuidado especial que sus familiares muchas veces no pueden ofrecer por falta de tiempo. En esos casos es común recurrir a cuidadoras a domicilio, es decir a profesionales especializados para que se encarguen de atender a su ser querido en casa. Entre las responsabilidades de los cuidadores está la de ayudar a las personas mayores en sus distintas actividades diarias, todo según el grado de dependencia del anciano.

El auxiliar de ayuda a domicilio también tiene el deber de fomentar la práctica de cualquier actividad que ayude a la persona mayor a estar más activa físicamente. El aumento de la actividad física en personas mayores de 60 años tiene un impacto positivo en el estilo de vida y en el bienestar general de estos.

Tipos de ejercicios recomendados para la tercera edad

Cada persona es diferente y el ejercicio que pueden practicar depende directamente de su estado físico. Algunas condiciones específicas limitan la intensidad y la duración del ejercicio, pero no la actividad en sí. Es decir, sin importar si la movilidad del anciano es limitada o no, es importante que realice ejercicios de acuerdo a sus capacidades.

Muchas personas tienen la falsa creencia que para hacer ejercicios es necesario estar completamente sano. Esta idea es completamente errónea. De hecho, la actividad física es clave para mejorar la calidad de vida de los adultos mayores, tanto en el aspecto físico como mental. Ciertamente una persona de edad avanzada no puede realizar el mismo tipo de ejercicio que realiza una persona de 25 años. Sin embargo, eso no significa que no pueda hacer otros.

Existen cuatro tipos básicos de ejercicios y todos pueden ser practicados por personas mayores siempre y cuando sea una actividad controlada y llevada a cabo según la medida de sus posibilidades.

  • En la primera categoría están los ejercicios de resistencia (aeróbicos). Estos comprenden todos aquellos ejercicios que aumentan la frecuencia cardiaca y respiratoria. Entre las actividades aeróbicas que puede realizar una persona de tercera edad se encuentran caminar, nadar, bailar y andar en bicicleta.
  • La segunda categoría comprende los ejercicios de fortalecimiento. Con el objetivo de desarrollar los músculos y fortalecer los huesos, los ancianos pueden realizar ejercicios de flexión y extensión de brazos y piernas, los cuales pueden realizar con bandas elásticas o inclusive levantando peso moderado con botellas de agua o mancuernas livianas.
  • El tercer tipo de ejercicio que debe fomentar el cuidador en los adultos mayores son los de equilibrio. En esta categoría se incluyen actividades como caminatas afianzando el talón o levantando un pie para dejar caer el peso del cuerpo en el otro.
  • La cuarta y última actividad física que pueden realizar las personas mayores son los de flexibilidad. Se trata de ejercicios de estiramiento como flexiones, extensiones o inclinaciones.

Ejercicio físico: beneficio para las personas mayores

La actividad física es clave en cualquier etapa de la vida. Sin embargo, cuando se trata de la tercera edad el ejercicio se convierte en un elemento esencial para el bienestar físico y mental. Diversos estudios han demostrado que el sedentarismo en las personas mayores contribuye a un deterioro más rápido de la salud. Por ello es fundamental que los ancianos se mantengan activos a pesar de sus limitaciones.

Los beneficios de la actividad física en las personas mayores son muchísimos. Realizar ejercicio de forma regular puede ayudar a reducir y a prevenir algunas condiciones asociadas con el envejecimiento. Además mejora la salud cardiovascular al aumentar la capacidad aeróbica, así como la capacidad de contracción del músculo cardíaco, entre otras cosas.

El ejercicio también ayuda a controlar la obesidad al reducir el porcentaje de grasa corporal y al aumentar la masa muscular magra. Por otro lado, también ayuda a mejorar la flexibilidad y la fuerza al tiempo que reduce el riesgo de caídas.

En Cuideo sabemos la importancia que tiene el ejercicio diario en el bienestar general de las personas de tercera edad. Por ello, en nuestra búsqueda de ofrecer una mejor calidad de vida a los ancianos, nos aseguramos de que nuestros cuidadores estén capacitados para fomentar y supervisar la actividad física en los adultos mayores que están a su cuidado.

Comparte esta entrada:
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.