meditación y yoga

Meditación y Yoga: reducen el riesgo de pérdida de memoria

Meditación y Yoga: reducen el riesgo de pérdida de memoria
4.8 (96%) 5 votos

La meditación ha sido practicada desde 500 aC y era asociada con ciertas filosofías y religiones. Hoy en día, la practican personas de todo el mundo y ha sido recomendada en varios estudios como terapia preventiva al Alzhéimer y otras demencias que se dan en persona mayores.

Deterioro Cognitivo Leve (DCL) y el Alzhéimer

El Deterioro Cognitivo Leve o DCL produce cambios fáciles de percibir en la función cognitiva de la persona. Se desarrollan problemas de memoria, de pensamiento y emocionales. Esto suele ser un factor riesgo que indica el desarrollo  de enfermedades como el Alzhéimer y otras demencias.

Aunque los síntomas no son suficientemente graves para interferir en la autonomía e independencia de la persona, los síntomas pueden ir en aumento con el paso del tiempo.

Los estudios estiman que un 10-20% de los adultos mayores de 65 años padecen DCL. De estos, un 6-15% acabarán desarrollando demencia cada año.

Cuando una persona empieza a padecer pérdidas de memoria puede llegar a sufrir una gran preocupación y desembocar en depresión. Entonces, debemos saber qué hacer en esta situación y qué terapias nos pueden ayudar.

¿Yoga y Meditación cómo terapia?

Estudios previos han observado que existen diferencias claras en la estructura del cerebro entre las personas que meditan y las que no lo hacen.

Los expertos recomiendan a los adultos mayores con DCL que participen en actividades mentales estimulantes (crucigramas, sudokus…) y realicen un curso de yoga y meditación durante 3 meses. Esto ayudará al mayor a reducir el riesgo de desarrollo de algún tipo de demencia.

Se ha demostrado, a través de varios estudios, que la meditación ayuda a mejorar las funciones cognitivas, revirtiendo la pérdida de memoria percibida en adultos mayores con DCL. Además, también ayuda a mejorar el estado de ánimo, el sueño, la empatía, la capacidad de atención, la velocidad de procesamiento, la función de memoria subjetiva y, sobre todo, la calidad de vida.

La Meditación y la materia gris

Muchos científicos han afirmado que la meditación es una terapia de estilo de vida muy efectiva para lograr un envejecimiento exitoso. El yoga y la meditación, alivian el dolor cognitivo, retrasan el envejecimiento, reducen el estrés, mejoran el sueño y muchos beneficios más. Cada vez es más evidente la importancia de la meditación a nivel físico y psicológico.

Un estudio del Programa de Investigación en Neuroimagen ha demostrado que meditar 8 semanas con regularidad ayuda a cambiar significativamente la materia gris del cerebro.

Los participantes en el estudio pasaron una media de 27 minutos al día practicando ejercicios y meditando. Después de 8 semanas experimentaron los siguientes cambios:

  • La densidad de materia gris en el hipocampo aumentó. Una parte del cerebro importante para el aprendizaje, la memoria y la auto-conciencia.
  • La densidad de la materia gris en la amígdala era menos después de las 8 semanas de meditación. La amígdala juega un papel importante en la ansiedad, el estrés y la depresión. Los participantes expresaron que su nivel de estrés percibido se había reducido.

El primer autor del estudio e investigador en la Universidad de MGH y Giessen, Britta Hölzel, declaró que le fascinaba el papel activo que podemos jugar en el cambio del cerebro gracias a la meditación, y así,a  su vez, aumentar nuestro bienestar y calidad de vida.

 

En Cuideo recomendamos animar a nuestros mayores a realizar clases de yoga para mejorar sus capacidades cognitivas.

Comparte esta entrada:
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.