sedentarismo durante la tercera edad

Sedentarismo: un asesino silencioso para la tercera edad

Sedentarismo: un asesino silencioso para la tercera edad
Valora Cuideo

Uno de los principales causantes de enfermedades, especialmente cardíacas, en nuestros queridos familiares durante la vejez es el sedentarismo; fenómeno que ocurre cuando se va perdiendo poco a poco la movilidad. Por eso, hoy queremos prevenir sobre este deterioro en las funciones motoras y explicar por qué los cuidadores a domicilio son de excelente ayuda.

Es probable que ya hayas oído hablar de los dos tipos de inmovilidad: la parcial y la absoluta. La primera hace referencia a las personas mayores que todavía pueden valerse por sí mismos para determinadas acciones de la vida cotidiana; mientras la segunda, la más mortal de todas si no se trata a tiempo, se refiere a los ancianos que necesitan obligatoriamente ayuda de un cuidador para desplazarse y hacer actividades básicas.

¿El sedentarismo es peligroso?

Es importante destacar aquí que dicho problema refuerza el envejecimiento, ya que causa el deterioro físico y mental de las personas octogenarias. Sin embargo, no es algo de lo cual tengas que alarmarte, porque afortunadamente, existen profesionales que se encargan del cuidado de personas mayores a domicilio y esto representa una ventaja en la batalla contra el sedentarismo.

La causa del problema radica en que la mayoría de ancianos opta por tener una vida menos movida y dejan de realizar ciertas actividades físicas, debido al cansancio. Esto pone en riesgo su salud y aumenta la posibilidad de padecer infartos cerebrales, hipertensión, entre otras afecciones.

Casi sin darnos cuenta dejamos de ser ágiles y muchas veces nuestras articulaciones van perdiendo movilidad si dejamos de ocuparnos de mantenerlas activas. Si notas que algún familiar (o incluso tú mismo) empieza a dejar de hacer actividades físicas por mínimas que parezcan es momento de tomar medidas.

¿Cómo identificarlo?

El sedentarismo puede manifestarse de muchas maneras y por algo se le llaman “el asesino silencioso”. Aunque no lo creas, quedarse sentado en un sofá toda la tarde es mucho más peligroso para una persona de más de 75 años que fumar o vivir amargado, y una de las causas principales de esa conducta es la falta de compañía y organización entre los familiares.

Desde hace mucho tiempo, en Cuideo hemos comenzado a contratar a los mejores profesionales que podrán mantenerlos activos sin dejar la tranquilidad del hogar y enfrentar una de las causas más temibles de muerte en las personas mayores.

La solución es fácil: Unas pocas horas al día junto a un personal capacitado o familiares es más que suficiente para comenzar. La mayoría de médicos han comprobado que salir o ejercitarse en compañía es mucho mejor que hacerlo en solitario.

Como cada día es más frecuente contratar una cuidadora de ancianos a domicilio para ayudarte a ti o a tu familiar, sin salir de su vivienda ni gastar en costosas y maltratadas casas de retiro; en Cuideo queremos ofrecer el mejor servicio personalizado.

Cualquier cuidadora de ancianos a domicilio de nuestra empresa puede convertir un hogar en un pequeño campo de estiramiento y movimiento, y ayudar a combatir el sedentarismo mediante sesiones interactivas que fomentan directamente la movilidad y fortalecen los huesos.

Ideas para evitar el sedentarismo

Una buena idea para evitar la aparición de este enemigo es siempre motivar a las personas mayores a realizar pequeñas actividades físicas. Ejercicios como subir las escaleras de vez en cuando, pararse y sentarse constantemente, un paseo corto por el parque, estirarse para mantener activas las piernas, que es donde justamente que suele perder mayor masa cuando se envejece, o incluso bailar un poco son los más indicados.

Se ha comprobado que entrenar frecuentemente hace que las personas mayores se sientan más activas y que mejoren su estado de ánimo. Una tarde en compañía de nuestras enfermeras y cuidadoras a domicilio certificadas es sinónimo a combatuir el mal hábito del sedentarismo.

Comparte esta entrada:
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.