combatir el síndrome del cuidador

Síndrome del cuidador ¿Cómo combatirlo?

Síndrome del cuidador ¿Cómo combatirlo?
Valora Cuideo

El síndrome del cuidador es algo muy frecuente entre los cuidadores de personas mayores, pero si cuidamos de alguien dependiente debemos encontrar la forma de combatirlo lo más rápido posible.

Cuando hablamos de personas dependientes, muchas veces nos concentramos solo en ellas. En sus necesidades, en cómo debe cuidarse y en todo lo que tenga que ver con sus enfermedades. Sin embargo, debemos tener en cuenta que detrás de una persona de tercera edad está alguien sumamente importante: el cuidador.

A veces el cuidador puede ser una persona invisible. Pero no se trata de una invisibilidad a nivel físico, sino emocional. Las necesidades del cuidador no parecen ser relevantes porque la atención se dirige directamente hacia la persona de tercera edad a quien cuida. Con el paso del tiempo las personas mayores pueden llegar a demandar más y más tiempo, por lo que el balance entre la vida personal y la tarea de cuidar se vuelve una misión difícil para el cuidador.

Cuidar de otra persona supone un gran esfuerzo que muchas veces no es reconocido ni recompensado. Dedicarse a tiempo completo al cuidado de una persona mayor produce gran  agotamiento físico y mental, lo que al final puede desembocar en el desarrollo de diferentes trastornos como el llamado síndrome del cuidador.

¿Qué es el síndrome de cuidador?

Cuidar de otro es un trabajo sumamente duro y si a eso le sumamos una dedicación exclusiva las 24 horas del día o gran parte de él, la tarea se vuelve aún más complicada. Quienes cuidan a una persona mayor, con mucha dependencia o con algún tipo de enfermedad, son muy propensos a sufrir del síndrome de cuidador. Se trata de un trastorno que se caracteriza por un profundo agotamiento físico y mental derivado del cansancio y el estrés.

Con el cuidado diario, la salud del enfermo puede llegar a mejorar considerablemente, mientras que la del cuidador se deteriora progresivamente. Y si es el caso contrario y a pesar de los cuidados, la persona dependiente no mejora, el grado de deterioro en el cuidador puede ser aún mayor.

Entre los síntomas del síndrome del cuidador podemos contar depresión y ansiedad, trastornos del sueño, cambios de humor y abuso de alguna sustancia nociva como alcohol o tabaco, alteraciones en el peso y el apetito, aislamiento social e inclusive problemas de atención y de memoria.

Recomendaciones para combatir el síndrome del cuidador

El perfil del cuidador de una persona dependiente es por lo general un familiar directo del afectado, quien trata de compaginar su vida con el cuidado de su ser querido.

Aunque en un principio siente que podrá manejar la situación, lo cierto es que cada vez va tomando más responsabilidades y necesita más y más tiempo para atender a la persona. Cuando esto pasa, el cuidador se va llenando de cargas que se manifiestan en el síndrome del cuidador, de aquí deriva la importancia de contar con ayuda a domicilio profesional para estas tareas tan delicadas, aunque cualquiera puede llegar a sufrir este síndrome.

Para evitar este agotamiento que puede conllevar al deterioro de la salud del cuidador, es necesario que este tome ciertas medidas. A continuación ofrecemos algunas recomendaciones para asegurar el bienestar físico y mental del cuidador.

  • Tómate al menos una hora al día para dedicarte a tus asuntos o a hacer algo que te gusta.
  • Delega responsabilidades a otros miembros del entorno familiar.
  • Debes estar consciente de que tienes derecho a tener una vida propia, por lo que no debes sentirte culpable por dedicarte tiempo.
  • No te aísles del mundo. Comparte con amigos y vecinos, y asiste a reuniones sociales.
  • Haz alguna actividad que te guste.
  • No descuides tu aspecto físico. Esto tiene un impacto positivo en tu estado emocional.

La mejor recomendación para cuidar a personas mayores

Al tener que cubrir las necesidades básicas de una persona dependiente, el cuidador poco a poco va olvidando las propias. Por ello, para liberar un poco la carga que genera cuidar de otro, es necesario tomar algunas precauciones.

Sin embargo, la mejor ayuda en estos casos puede ser contratar un servicio asistencial como Cuideo. Ofrecemos los mejores cuidados a domicilio para personas mayores en Barcelona, así podrás estar seguro de que tu familiar está atendido mientras tú te encargas de tus obligaciones diarias.

Comparte esta entrada:
No Comments

Sorry, the comment form is closed at this time.