Preguntas Frecuentes

Respondemos a las dudas más comunes que surgen antes de contratar el servicio de cuidados a domicilio a través de Cuideo. Estas preguntas responden a nuestro servicio como agencia de colocación de cuidadores por horas y cuidadores internos.

Empieza a disfrutar de las ventajas de Cuideo en solo 4 pasos:

  1. Primero deberás aceptar el presupuesto y realizar el pago único para la Activación del Servicio con tarjeta de crédito o débito. En el caso de no tener tarjeta, tienes la opción de hacer transferencia.
  2. Un gestor/a asignado os llamará para hacer la valoración sociosanitaria telefónica y detallar las necesidades de la persona a cuidar y del servicio a realizar.
  3. Nosotros iniciamos el proceso de selección dentro de nuestra red de cuidadores profesionales validados. Elegiremos el perfil que mejor encaje en las necesidades de la valoración sociosanitaria y se lo presentaremos a la familia. Si la familia no está conforme con el perfil de la persona cuidadora, seleccionaremos a otra hasta encontrar la adecuado para la familia.
  4. Una vez seleccionada la persona cuidadora, nosotros nos ocuparemos de todos los trámites de alta en la Seguridad Social y de contratación laboral. Una vez gestionado, ya podéis empezar vuestro servicio de cuidados.

El pago único nos permite mover los recursos necesarios para garantizar una selección de la mayor calidad. Entre otros, se incluyen los siguientes servicios:

  • Asignación de un gestor/a de nuestro equipo de psicólogos para la familia.
  • Valoración sociosanitaria telefónica para conocer las necesidades personales del usuario. La llamada se realizará en menos de 24h laborables después de la Activación del Servicio.
  • La búsqueda, selección y validación de los candidatos más afines a vuestras necesidades.
  • El candidato más afín será presentado a la familia. Si ésta no está conforme con el perfil, presentaremos a otros hasta encontrar al adecuado para la familia.
  • Coordinación de entrevistas presenciales o por videollamada para que podáis conocerlos.
  • Asesoramiento directo por vuestro gestor/a personal durante todo el proceso.
  • Atención personalizada por parte de un equipo especializado. Os acompañaremos en todo momento ante cualquier duda o gestión.
  • Sustituciones y/o remplazos ilimitados del cuidador o cuidadora: nueva selección ante sustituciones, bajas, vacaciones u otros motivos.
  • Trámites laborales y asesoramiento legal: os informamos de vuestros derechos y obligaciones a la hora de contratar un cuidador de personas mayores. Además, tramitamos cualquier variación o modificación del contrato.
  • Gestión de nóminas mensuales: olvídate del papeleo, te lo gestionamos todo. Enviamos la nómina tanto a la familia como al cuidador o cuidadora.

Desde Cuideo, nuestro equipo de psicólogos realiza una evaluación exhaustiva del estado físico, cognitivo y social de vuestro familiar. Así podemos seleccionar solo a los cuidadores que reúnan las competencias requeridas. ¿Cómo lo hacemos?

  • Validamos que dispongan de las especializaciones en las patologías requeridas.
  • Todas las personas cuidadoras que pasan nuestro proceso de selección cuentan con años de experiencia verificada.
  • Validamos las referencias contactando con las familias donde ha trabajado anteriormente.

Sí, en Cuideo es la familia quien decide y tiene la última palabra en todo. Os presentamos el currículum que mejor encaja con vuestras necesidades. Si la primera selección no es adecuada para el cliente, buscaremos otros perfiles. Tras seleccionar a la persona cuidadora que más os encaje, el servicio puede iniciarse al día siguiente. El coordinador y un equipo de profesionales os acompañarán durante todo el proceso.

Sí, tenéis sustituciones y remplazos ilimitados del cuidador/a. Con esta cobertura, si necesitáis un reemplazo o sustitución puntual solo tendréis que notificárselo a vuestro gestor/a y encontraremos un nuevo perfil. Se generará un nuevo contrato con sus correspondientes costes de salario y Seguridad Social. Para vuestra total tranquilidad, Cuideo se encargará de todas las gestiones.

Todas las tareas relacionadas con la higiene y cuidado de tu ser querido son obligación de la persona cuidadora. Ellos se encargan de velar por su seguridad, comodidad, salud y bienestar a través de tareas como:

  • Mantener limpia la habitación y las zonas del usuario.
  • Velar por la correcta higiene personal del usuario.
  • Ayudar a vestir al usuario.
  • Velar por la seguridad constante del usuario.
  • Controlar la medicación y seguir las pautas del médico.
  • Preparar las comidas para el usuario, siguiendo las pautas del profesional médico y de una dieta sana.
  • Acompañar al usuario en los paseos y/o recados, fuera del domicilio.
  • Acompañamiento y apoyo en urgencias médicas y a citas médicas previas.
  • Realizar compras de objetos necesarios para el cuidado del mayor.
  • Realizar ejercicios físicos y cognitivos para mantener activo al usuario, teniendo en cuenta sus necesidades y las indicaciones previas del médico.
  • También podrán ocuparse de otras tareas relacionadas con el día a día del usuario.

Desde Cuideo realizamos todas las gestiones laborales necesarias en cada momento:

  • Contrato laboral
  • Alta en Seguridad Social de la empleada del hogar
  • Envío de la nómina mensual
  • Cualquier otro trámite necesario
  • También disponemos de asesoría laboral para resolver cualquier duda, sin coste añadido.

El empleador/a será un miembro de la unidad familiar o el propio usuario/a. El contrato laboral se establece entre un miembro de la familia y el cuidador/a. En Cuideo nos ocuparemos de todos los trámites de contratación y de la gestión mensual de las nóminas entre la familia y el cuidador/a.

La respuesta es no. Tener una persona cuidadora a vuestro cargo o daros de alta como empleadores no tiene ninguna afectación a nivel fiscal. De todos modos desde Cuideo siempre recomendamos a las familias que lo indiquéis en la declaración de la renta. Ya que podríais beneficiaros de posibles deducciones del IRPF dependiendo de la Comunidad Autónoma en la que se realice la contratación del servicio.

El salario neto del cuidador/a lo abona la familia directamente, que actúa como empleador/a. Recomendamos hacerlo por transferencia bancaria para dejar constancia del pago. Desde Cuideo enviaremos la nómina a partir del día 25 de cada mes y una copia a la cuidadora a partir del día 5 del mes siguiente. Las cuotas de la Seguridad Social se cargarán automáticamente a la cuenta bancaria del empleador/a a mes vencido.

Sí, tienen derecho a los festivos nacionales, autonómicos y locales. Durante los días festivos el cuidador/a no tiene la obligación de trabajar, aunque siempre podéis llegar a un acuerdo para que los cubra. En los casos de cuidados internos, los festivos son de 24 horas. En los servicios de fin de semana, los domingos son siempre festivos, por lo que el cuidador/a los trabajará sin coste añadido. En cambio, los sábados sí pueden caer en festivo. Si los cuidadores/as trabajan algunos días festivos, éstos deberán ser abonados en la nómina del mes.

Los cuidadores y cuidadoras disponen de 30 días naturales de vacaciones pagadas al año. Estos días deben negociarse entre el empleador y el trabajador y disfrutarse durante el año antes del 31/12. Si no se llega a un acuerdo entre las dos partes, la familia puede decidir la mitad del periodo vacacional cuando más le convenga.

Con Cuideo tenéis cobertura de sustitución durante las vacaciones del cuidador habitual. Solo tenéis que notificarlo al gestor/a con 15 días de antelación y encontraremos un nuevo perfil para esos días. Se generará un nuevo contrato con sus correspondientes costes de salario y Seguridad Social. Para vuestra total tranquilidad, Cuideose encargará de todas las gestiones.

En términos de salario:

  • Los 3 primeros días de baja no son remunerados.
  • Los 5 días siguientes, el salario se ve reducido a un 60% y sigue a cargo del empleador.
  • A los 9 días de baja, el salario va a cargo de la Seguridad Social.

En términos de cuotas de Seguridad Social:

  • A partir del 9º día de baja del cuidador/a, solo se pagará por la parte del empleador/a, reduciéndose así el importe
    del recibo habitual.
  • El empleador/a seguirá abonando los recibos de la Seguridad Social (TGSS) mientras dure la relación laboral.

Desde Cuideo gestionamos toda la documentación. También nos ocuparemos de buscar el cuidador o cuidadora sustituto mientras tu cuidador/a de confianza se recupera.

El empleador/a tiene derecho a rescindir el contrato por desistimiento sin alegar motivo. Es importante avisar al gestor/a para gestionar la carta de cese, la nómina y el finiquito.

Una vez superado el período de prueba, es necesario avisar a la persona cuidadora por escrito del cese del contrato con una antelación de 7 días (20 días para contratos superiores a 1 año de antigüedad).

La liquidación de las vacaciones no disfrutadas y el salario hasta la fecha del cese de contrato también deberán ser retribuidos.

La indemnización a pagar al cuidador/a por desistimiento es de 12 días por año trabajado con un máximo de 6 mensualidades.

Únete ahora a las más de 40.000 familias que ya han confiado en nosotros

banner ubicaciones