Las preguntas frecuentes, resueltas

Sobre Cuideo

No contratar legalmente supone un alto riesgo para la seguridad del mayor, de la familia y del cuidador. Al contratar los servicios de un/a cuidador/a legalmente la ley respalda y protege a las familias ante cualquier problema con el comportamiento de este y cubre económicamente las posibles bajas. En caso de actuar ilegalmente, la familia se expone a posibles inspecciones de trabajo y a las sanciones elevadas pertinentes.

Cuideo te ofrece la solución ajustada 100% a la legalidad.

Cuideo tarda de media 7 días en empezar los servicios, a partir de que el cliente haya dado su visto bueno al presupuesto. Así, podremos hacer un buen proceso de selección a través de la valoración y tener todos los trámites laborales hechos antes de empezar.

Si tienes prisa por empezar el servicio, a las 72h te enviamos a los primeros candidatos para acelerar el proceso.

¡Claro que sí! Con Cuideo eres tú quien decide y tiene la última palabra. Te presentamos 3 candidatos que encajan a la perfección con el resultado de la valoración previa. A través de una entrevista cara a cara podrás conocerlos y escoger al candidato que más te guste.

La familia es quien contrata al cuidador/a en el Régimen Especial de Empleadas del Hogar. El contrato laboral se establece entre el usuario que recibe los cuidados (el empleador), y el cuidador/a (trabajador/a).

El Equipo Cuideo gestionará todos los trámites laborales: contrato laboral y modificaciones, altas y bajas en la Seguridad Social, envío mensual de nóminas, bajas y cualquier otro trámite que necesites. También, dispondrás del apoyo profesional y asesoramiento laboral que necesites.

La Garantía Cuideo te permite contar siempre con un cuidador/a de sustitución ante bajas o vacaciones del cuidador habitual. Todas las veces que lo necesites.

Sí, puedes contratar un cuidador externo a tiempo parcial desde 6 horas a la semana, hasta un máximo de 60 horas a la semana (contando horas de presencia) o un cuidador interno 24h/7.

, puedes contratar un cuidador desde 1 día de trabajo.

Si ya dispones de un cuidador familiar o persona de confianza que se ocupe del cuidado de tus mayores es estupendo, no cambies de persona.

En Cuideo queremos que ganes en tranquilidad y te ofrecemos el mejor asesoramiento laboral y apoyo profesional con todas la garantías.

Te ayudamos con todos los trámites de contratación y te ofrecemos un seguimiento continuado con servicio de sustitución y gestoría. En el caso que el cuidador se ponga enfermo o disfrute de vacaciones, te buscamos un cuidador sustituto.
 

El cuidador es el encargado del cuidado del usuario. Su misión es velar por la seguridad y la comodidad de este. Tiene como objetivo hacer la vida del paciente mucho más fácil ayudándole en sus día a día y mejorar su calidad de vida. Todas las tareas relacionadas con el cuidado del dependiente serán obligación del cuidador/a:
- Mantener limpia la habitación y zonas del usuario.
- Velar por la higiene personal y la correcta alimentación del dependiente.
- Acompañamiento en paseos y/o recados del paciente fuera del hogar.
- Compras de objetos necesarios para el cuidado del dependiente.
- Ejercicios físicos y/o cognitivos prescritos por un profesional médico.
- Control de la medicación y ayuda en las tomas.

 

¿Te ha parecido útil ésta página? ¡Valórala!

17 votos con una valoración media de 3.7.