Andadores para ancianos: todo lo que necesitas saber

Andadores para ancianos

Los andadores para ancianos son un gran apoyo para todas aquellas personas que les cuesta andar tanto dentro del hogar como fuera. Para mejorar su calidad de vida, junto con los cuidados a domicilio son una gran opción a tener en cuenta en la vejez.

Cómo elegir un andador para ancianos: beneficios y tipos

Es muy frecuente que las personas mayores que presentan problemas de movilidad utilicen andadores para desplazarse por su propia voluntad y realizar sus tareas habituales. De esta forma, recuperan buena parte de su autonomía, tanto en casa como por la calle.

A medida que nos hacemos mayores y perdemos movilidad, podemos perder también autonomía, lo que provoca, en algunas personas, miedo a salir de casa y que su estado de ánimo se vea perjudicado. Los andadores para ancianos ayudan a las personas mayores a cambiar esta situación, ya que facilitan la movilidad: poder andar garantiza la movilidad, proporciona seguridad y, consecuentemente, aumenta su bienestar emocional.

Beneficios de usar un andador para personas mayores

El uso de un andador contribuye a mejorar el día a día de las personas mayores que lo utilizan de forma considerable. Algunos de los beneficios de utilizar andador son los siguientes:

  • Aumenta la movilidad y la seguridad.
  • Facilita andar por casa y por la calle, lo cual anima a la persona mayor a pasear más a menudo.
  • Previene caídas al ser un punto de apoyo estable al que se agarra constantemente.
  • Se puede descargar hasta la mitad del peso corporal en el andador, por lo que disminuye la sensación de pesadez.
  • Aumenta el autoestima de la persona mayor al ver que recupera autonomía.

Tipos de andadores para personas mayores

Aunque todos tienen la misma funcionalidad, existen varios tipos de andadores por lo que es aconsejable adquirir el que mejor se adapte a las necesidades de cada usuario. En este artículo te explicamos las características que deben reunir los andadores para personas mayores.

Andadores de aluminio

La mayoría de los andadores para personas mayores son de aluminio, material muy ligero que facilita la movilidad de quien lo usa. Aunque, también hay andadores de acero, un material que es mucho más pesado.

Son más recomendables los andadores de aluminio frente a los de acero, para evitar que el andador deje de usarse por su dificultad de utilización o por el dolor de espalda y brazos que puede conllevar su peso.

Andadores con ruedas o fijos

Los andadores fijos son más estables y más adecuados para aquellas personas con menor movilidad en las piernas. Para poder avanzar, con su utilización, se requiere levantar el andador y dejarlo unos centímetros más adelante. Esto implica una fuerza y movilidad de brazos mínima. Su uso se recomienda en interiores.

Los andadores con ruedas se utilizan de forma diferente y su objetivo es disminuir el esfuerzo al desplazarse evitando tener que levantar el andador.

Hay tres tipos de andadores para ancianoscon ruedas: con dos ruedas, tres ruedas y cuatro ruedas. Cuantas menos ruedas, más estable será el andador.

En el primer caso, las dos patas delanteras tienen ruedas y las dos traseras no. Este tipo de andador se recomienda en interiores. Los andadores de tres y cuatro ruedas facilitan el paseo por el exterior y el manejo del andador ya que no se requiere fuerza al no tener que levantarlo.

El inconveniente de los andadores con ruedas es su dificultad para utilizar en terrenos irregulares. Es aconsejable que el andador vaya provisto de frenos a presión para dar mayor seguridad a la persona mayor.

Andadores con asiento

Los andadores facilitan que las personas mayores salgan a la calle. Hay andadores que incorporan un asiento para que puedan descansar cuando lo necesiten y algunos también cuentan con un respaldo para aumentar la comodidad.

Un accesorio muy útil que se puede añadir en los andadores es una cesta. La posibilidad de guardar objetos o de dejar una pequeña compra evita añadir peso a la espalda y aumenta la movilidad de la persona mayor, su autonomía y su autoestima, al no depender de otras personas.

Andadores estrechos o anchos

La anchura del andador depende del lugar donde se va a usar. Si es para andar por casa, un andador estrecho es el más adecuado para asegurarse que pase por todas las puertas. Hay opciones más anchas que podrían dificultar su uso en interiores, pero pueden ser más cómodos para exteriores. Lo esencial es que la medida del andador, tanto de anchura como de altura, sea la más cómoda para la persona mayor.

Cuándo utilizar un andador para ancianos

Con la llegada de la tercera edad, aparecen problemas degenerativos y diferentes enfermedades que pueden generar dificultades a la hora de andar:

  • Artrosis
  • Alteraciones en el equilibrio
  • Debilidad general
  • Problemas de coordinación
  • Caídas
  • Otros

El objetivo de un andador para ancianos es permitir a la persona con problemas de movilidad recuperar la autonomía de desplazarse cuando lo desee. Además, ofrece una sensación de seguridad y proporciona una mayor estabilidad que las muletas o un bastón tradicional.

Consejos para utilizar un andador para personas mayores

Aunque a simple vista parece fácil de usar, un andador requiere un período de adaptación. Para facilitar este proceso, os recomendamos algunos consejos muy prácticos para su utilización:

  • Se debe andar a una distancia prudencial del andador para evitar tropezar con él.
  • Es muy importante su ajuste a la altura adecuada de la persona mayor que lo utiliza. Hay andadores regulables. Para saber la altura del andador, los codos deben estar doblados, aproximadamente, 15 grados cuando la persona está de pie. De esta manera, se evita encorvar la espalda y que con el tiempo termine doliendo.
  • Para pasar del andador a un asiento, hay que evitar apoyarse en el andador porque se podría resbalar (incluso si no tiene ruedas). En estos casos, es mejor poner el peso del cuerpo en los reposabrazos del asiento.

Subvenciones para adquirir un andador para ancianos

La Seguridad Social, a través de las comunidades autónomas, subvenciona la adquisición de material ortoprotésico (sillas de ruedas, andadores, etc.) tanto a personas con alguna discapacidad como a personas mayores. Es decir, hay una parte subvencionada y otra parte que abona el usuario.

El proceso a seguir para la solicitud de subvención de un andador es el siguiente:

  • Prescripción médica: Debe ser un médico de la sanidad pública quién evalúe cada caso y determine si existe la necesidad de un andador y su tipo.
  • Compra del andador: Debe coincidir con el tipo que ha sido prescrito por el médico.
  • Solicitar la devolución del importe subvencionable a través de los servicios de atención al ciudadano de cada comunidad autónoma.

Cuidados a domicilio para personas mayores con poca movilidad

Ofrecemos nuestros servicios de asistencia domiciliaria en varios puntos de España:

Cuideo Madrid: cuidado de ancianos a domicilio en Madrid

Cuideo Barcelona: cuidado de ancianos a domicilio en Barcelona

Cuideo Sevilla: cuidado de ancianos a domicilio en Sevilla

Cuideo Bilbao: cuidado de ancianos a domicilio en Bilbao

Cuideo Valencia: cuidado de ancianos a domicilio en Valencia

Cuideo Zaragoza: cuidado de ancianos a domicilio en Zaragoza

Cuideo San Sebastián: cuidado de ancianos a domicilio en San Sebastián

Cuideo Pamplona: cuidado de ancianos a domicilio en Pamplona

Cuideo Alicante: cuidado de ancianos a domicilio en Alicante

Cuideo Málaga: cuidado de ancianos a domicilio en Málaga

Cuideo Vizcaya: cuidado de ancianos a domicilio en Vizcaya

Cuideo Asturias: cuidado de ancianos a domicilio en Asturias

Cuideo Carabanchel: cuidado de ancianos a domicilio en Carabanchel

Cuideo Aragón: cuidado de ancianos a domicilio en Aragón

Cuideo Les Corts: cuidado de ancianos a domicilio en Les Corts

Cuideo Eixample: cuidado de ancianos a domicilio en Eixample

Cuideo Sants: cuidado de ancianos a domicilio en Sants

Cuideo Sarrià – Sant Gervasi: cuidado de ancianos a domicilio en Sarrià – Sant Gervasi

Cuideo Horta Guinardó: cuidado de ancianos a domicilio en Horta Guinardó

Cuideo Fuencarral: cuidado de ancianos a domicilio en Fuencarral