Tensión arterial alta, normal y baja en personas mayores

Tensión alta, tensión baja. ¿Cuándo es preocupante?
Con el paso de los años, el cuerpo envejece y surgen ciertas enfermedades típicas de la tercera edad. Una de las más comunes es la hipertensión y la hipotensión en personas mayores. La tensión arterial en personas mayores debe controlarse y tratarse en caso de descompensarse para regularla y no tener riesgos de salud. Se debe tener presente a lo largo de la lectura de todo el artículo que si una persona está baja de tensión o alta de tensión habitualmente, se debe acudir al médico.

¿Qué es la tensión arterial?

La tensión arterial es la fuerza que ejerce la sangre sobre las paredes de las venas al circular. A lo largo todo el recorrido que hace la sangre por el cuerpo va modulando su fuerza, por lo que al salir del corazón la presión es superior a la que hay al llegar de nuevo al corazón. Es necesario que vaya con fuerza para asegurar que tanto el oxígeno como los nutrientes llegan a todo el cuerpo. Sin embargo, demasiada fuerza es contraproducente, al igual que demasiado poca. En este artículo explicaremos qué es la tensión arterial alta y baja, como normalizarla y pondremos ejemplos de casos concretos.

Tensión arterial descompensada

Cabe destacar que no existe la tensión arterial descompensada como concepto. Popularmente se usa para referirse a los casos en los que hay poca diferencia entre la tensión alta y baja, es decir, la máxima y la mínima. Al tratarse de fuerza, esta puede variar. Hay momentos en los que es normal que suceda, ya que estamos haciendo deporte y la tensión sube o estamos meditando y la tensión baja.

Tipos de tensión arterial

Según la fuerza con la que circule la sangre, se pueden distinguir tres tipos de tensión arterial:
  • Tensión arterial normal: se da cuando la sangre circula ejerciendo la tensión adecuada.
  • Tensión arterial sistólica, hipertensión o alta: la fuerza de la sangre es demasiado alta. Se da de manera natural cuando estamos haciendo deporte; si no es el caso, es problemático. Es muy normal en personas mayores, ya que las paredes de las arterias se endurecen de manera natural, lo cual provoca una mayor presión.
  • Tensión arterial diastólica, hipotensión o baja: la fuerza que ejerce la sangre en este caso es demasiado poca. Si estamos en reposo, es normal que baje. Sin embargo, si no es el caso se debe investigar su causa. Cabe destacar que las causas de la hipertensión marcan los diferentes tipos de hipertensión que hay, los cuales se entremezclan. Veamos los tipos que existen según la causa de la tensión alta:
    • Hipertensión primaria: no se sabe la causa de la tensión arterial alta y suele aparecer paulatinamente a lo largo de la vida. Es el 90% de los casos. Al agravarse con la edad, es el más común en las personas mayores.
    • Hipertensión secundaria: es debida a enfermedades como la diabetes, patologías cardiovasculares o renales, por una medicación (pastillas para adelgazar, antipsicóticos, medicamentos para el resfriado o migraña, tratamientos contra el cáncer…), hiperparatiroidismo, apnea obstructiva del sueño o trastornos de las glándulas suprarrenales. Aparece de repente y la presión que ejerce la sangre es más elevada que la de la hipertensión primaria. En caso de que la tensión arterial suba de golpe, se debe acudir inmediatamente al médico.
  • Prehipertensión: se considera prehipertensión cuando hay indicios de que la tensión arterial se empieza a descompensar. Hay que hacer seguimiento porque puede desarrollarse tanto tensión arterial alta como baja.

Tabla de tensión arterial por edad

Para saber si se tiene la presión arterial baja, alta o normal, se debe consultar una tabla de valores. Los valores de tensión normal varían en función de la edad. Normalmente, los problemas de tensión aparecen en la vejez. ¿Cómo leer la tensión? El valor superior es la tensión arterial sistólica y el inferior es la diastólica. ¿Cuál es la tensión normal en personas mayores? ¿Cuándo es la presión baja y alta? Depende de la edad y del sexo, pero aproximadamente una persona mayor debe tener la tensión arterial en 90/140 mmHg. ¿Cuándo se tiene la tensión alta? Cuando se está por encima de esta tabla de valores según edad sobre la tensión arterial normal:
Rango de edad Hombre Mujer
 De menor a mayor Presión alta o sistólica Presión baja o diastólica Presión alta o sistólica Presión baja o diastólica
De 16 a 18 años 105 – 135 60 – 86 100 – 130 60 – 85
De 19 a 24 años 105 – 139 62 – 88 100 – 130 60 – 85
De 25 a 29 años 108 – 139 65 – 89 102 – 135 60 – 86
De 30 a 39 años 110 – 145 68 – 92 105 – 139 65 – 89
De 40 a 49 años 110 – 150 70 – 96 105 – 150 65 – 96
De 50 a 59 años 115 – 155 70 – 98 110 – 155 70 – 98
60 años o más 115 – 160 70 – 100 115 – 160 70 – 100
Como se puede ver, como más mayor, más alta suele ser la tensión normal. Para saber los valores de la tensión baja o alta con el lenguaje que se suele usar fuera del ámbito médico, se debe suprimir la cifra de la derecha. Por lo que, por ejemplo, a partir de los 60 años el valor de la tension baja correcta sería entre 7 y 10, mientras que la alta entre 11 y 16.

Tensión alta en personas mayores: síntomas, causas y valores

La hipertensión o tensión alta se produce cuando la sangre golpea las paredes de las arterias demasiado fuerte. Esto es debido a la fuerza con la que bombardea el corazón y a la resistencia de las arterias. También tiene relación el tamaño de estas: si las arterias son estrechas y el corazón bombardea con fuerza, la tensión sube. Esto puede causar problemas de salud. Como hemos comentado, la tensión alta es muy común en la vejez. De hecho, más de la mitad de las personas mayores tienen hipertensión. Esto puede provocar enfermedades cardiovasculares y renales, por lo que es importante tratarla para prevenir daños. Pero, ¿por qué sube la tensión?

Causas de la tensión alta

¿Qué puede provocar una subida de tension? Hay muchos factores que pueden influir en que la sangre ejerza más fuerza en las venas:
  • Abuso de sal.
  • Estado del sistema nervioso.
  • Estado de los vasos sanguíneos.
  • Sobrepeso u obesidad.
  • Estrés o ansiedad frecuente.
  • Crisis de ansiedad puntual.
  • Abuso de alcohol.
  • Antecedentes de familiares hipertensos.
  • Diabetes.
  • Obesidad.
  • Fumar.
  • Enfermedades renales.
  • Problemas hormonales.
  • Trastornos del sueño.
  • Sedentarismo.
Normalmente, una persona con la tensión alta la tiene así constantemente si no se trata. Aun así, se puede tener una crisis hipertensiva, es decir, una gran subida repentina de la tensión que requiere intervención médica urgentemente. ¿Por qué sube la tension arterial de repente? Puede deberse a una situación estresante. También se ha relacionado la subida de la tensión repentina con una subida de adrenalina también de golpe. Esta, por su parte, muchas veces es consecuencia de una situación estresante, aunque también puede deberse por otras causas como los parques de atracciones. Ahora que hemos visto por qué sube la tensión, veamos sus síntomas.

Síntomas de la tensión alta

Los síntomas de tensión alta es un tema complejo. ¿Cómo saber si tengo la tensión alta? La única manera de saberlo es midiéndola y llevando un registro. Esto se puede hacer en casa. Pero hay una excepción: la hipertensión arterial maligna, es decir, una gran subida de tensión repentina, sí tiene síntomas. Hay algunas señales que nos avisan de graves picos de tensión arterial. Estos también son los síntomas de una subida de tensión arterial:
  • Vértigo.
  • Hormigueo en las extremidades.
  • Acúfenos.
  • Confusión.
  • Mareos por tensión alta.
  • Náuseas.
  • Dolor de cabeza muy fuerte.
  • Sangrado nasal.
  • Puntos de sangre en los ojos.
  • Vómitos.
  • Visión doble o cambio de visión.
  • Oír zumbidos.
  • Palpitaciones cardíacas.
  • Riego sanguíneo deficiente en las piernas.
¿Qué hacer cuando se te sube la presión? Ir inmediatamente al médico más cercano para que confirmen la sospecha y puedan actuar. Los pacientes hipertensos pueden presentar varios problemas clínicos si no se les aplica el tratamiento o si este se deja de tomar. Los síntomas y las consecuencias dependerán del tipo de hipertensión. La presión arterial alta hace que el corazón bombee con más fuerza y trabaje demasiado. Esto provoca serios problemas de salud como accidente cerebrovascular, insuficiencia cardiaca, lesiones de la retina, insuficiencia renal, arteriosclerosis, ataque cardíaco, demencia cardiovascular… Como hemos comentado, en la mayoría de los casos no se presentan síntomas de hipertensión arterial, sino que se detectan al realizar un chequeo médico habitual. Por este motivo, algunos pacientes pueden padecer enfermedades cardíacas o problemas renales sin saber que tienen la presión arterial muy alta. En el caso de tener algunos síntomas de subida de tensión que hemos comentado en el apartado anterior, puede que la la tensión se haya disparado bastante.

¿Cómo bajar la tensión alta?

¿Cómo rebajar la tensión arterial alta? Para determinar el mejor tratamiento para cada paciente con hipertensión arterial se deben considerar los siguientes factores de riesgo:
  • Edad.
  • Medicamentos que toma el paciente.
  • Riesgos secundarios de ciertos medicamentos.
  • Otras afecciones médicas.
Las únicas personas capacitadas para determinar un tratamiento para un paciente son los médicos. Para la hipertensión arterial suelen recomendar cambios en el estilo de vida, alternarlo con la toma de algún medicamento y chequeos regulares. Aun así, si vemos que la tensión nos ha subido demasiado de manera momentánea y nos preguntamos cómo bajar la presión arterial rápidamente sin medicamentos, primero de todo debemos relajarnos. Meditar y escuchar música tranquila pueden ser de gran ayuda sobre todo para bajar la tensión arterial nerviosa (la causada por estrés). Si el problema persiste y se convierte en una condición frecuente, se debe acudir al médico para que nos recete un tratamiento. Además, también es ideal complementarlo con una dieta equilibrada, con ejercicio y no beber  alcohol ni fumar. Reducir la cafeína también es una manera bastante rápida de bajar la tensión, así como comer chocolate oscuro (83% o más) o cacao.

Tensión baja en personas mayores: síntomas, causas y valores

Aunque parezca contradictorio, la hipotensión también es común en personas mayores. Al envejecerse el cuerpo, los procesos empiezan a fallar y la tensión puede subir y bajar demasiado con facilidad. Además, como veremos a continuación, hay medicamentos que suelen tomar las personas mayores que provocan una bajada de la tensión constante. Cabe destacar que según la localización de las arterias en las que hay tensión alta, encontramos varios tipos de hipertensión. Las más comunes son:
  • Hipertensión arterial: Enfermedad crónica que se caracteriza por un aumento continuo de la presión sanguínea de las arterias.
  • Hipertensión intracraneal: Se trata de un aumento en la presión del interior del cráneo.
  • Hipertensión ocular: Incremento en la presión que ejercen los líquidos del ojo.
  • Hipertensión pulmonar: Aumento de la presión en las arterias pulmonares.

Causas de la tensión baja

Las presiones arteriales bajas pueden deberse por varias razones. Estas son las principales causas de la bajada de tensión:
  • Por beber demasiado alcohol.
  • Como efecto secundario de medicamentos antidepresivos, ansiolíticos, diuréticos y medicamentos para el corazón, entre otros.
  • Por deshidratación.
  • Debido a infecciones.
  • Por falta de nutrientes.

Síntomas de la tensión baja

La bajada de tensión suele tener unos síntomas relacionados con la debilidad. Nos solemos sentir flojos e inestables. Entre los síntomas más comunes de la hipotensión están:
  • Visión borrosa.
  • Vértigo.
  • Frío.
  • Mareos e incluso desmayos.
  • Falta de fuerza.
  • Respiración rápida y superficial.
  • Sed.

¿Cómo subir la tensión baja?

Si tenemos la tensión baja, es importante subirla y estabilizarla. En caso de que la causa sea un medicamento en concreto, deberemos hablar con el médico que nos lo ha recetado para ver fármacos alternativos. Haciendo esto podemos solucionar  el problema. Si persiste, existen tratamientos en pastilla para subirla. Independientemente de si el médico nos las receta, es recomendable hacer cambios en el estilo de vida para facilitar al cuerpo subir hasta una tensión normal:
  • Beber más agua.
  • Echar un poco más de sal en las comidas, siempre dentro de baremos saludables.
  • No beber alcohol.
  • En lugar de hacer tres comidas abundantes al día, comer más frecuentemente y menos cantidad.
Estos consejos sobre cómo subir la tension arterial en ancianos es aplicable a todas las edades. Cabe destacar que existen varios grupos de riesgo al coronavirus entre la población, entre ellos los pacientes hipertensos. Se estima que alrededor de un 40% de la población española son personas hipertensas. Por esta razón, es importante tener en mente los síntomas de la tensión alta e ir al médico si crees que puedes tenerla.

¿Cómo tomar la tensión?

Para poder tener resultados fiables cuando nos tomemos la tensión, es importante seguir las recomendaciones que en este vídeo el Gobierno de la Rioja hace. También explican paso a paso cómo tomar la tensión arterial. Una vez hecho, podremos comprobar si nuestra tensión está dentro de los parámetros normales o tenemos la tensión alta o baja.

¿Tengo la tensión bien? Resolvemos los casos más frecuentes

¿La tensión a 12 8 es normal?

12 8 es un valor de tensión considerado normal en personas adultas de edad media y en personas mayores.

Tengo la tensión arterial descompensada a 11 9. ¿Está bien?

Esta tensión está bien, aunque la presión diastólica está un poco alta. Sin embargo, en personas mayores la presión sistólica es un poco baja.

Tensión 11 7. ¿Es normal?

Tener la tensión a 11 7 es un valor correcto, aunque un poco bajo en personas mayores.

Tensión descompensada a 9 7

Tener la tensión a 9 7 es tener la tensión arterial baja, por lo que se debería subir con alguna de las técnicas comentadas anteriormente si es puntual. Si estos valores son recurrentes, se debe acudir al médico.

¿17 8 de tensión es correcta?

No, el valor sistólico es muy elevado, por lo que se debe bajar la presión arterial rápidamente o acudir a urgencias.

¿Tengo la tensión descompensada a 10 7?

No, en este caso, los valores de presión arterial se consideran normales, aunque un poco gusta en ancianos.

Tensión descompensada a 9 7

En el caso de tener la tensión a 9 7, se considera que la tensión está baja. Por tanto, se debe subirla. Si estos valores son recurrentes, se considera que se tiene hipotensión y se debe acudir al médico.

Tensión arterial descompensada a 14 10. ¿Es normal?

En este caso, la tensión está alta para todas las edades y se debe bajar. Si es recurrente estar a 14 10, se considera que se tiene hipertensión y se debe acudir al médico.

¿Es normal tener 15 6 de tensión?

En este caso, el valor de la presión alta es demasiado alto y el valor de la baja es justo. En este caso, si se tiene alguna patología es mejor acudir al médico.

Presión arterial 12 10. ¿Está bien?

En este caso, el valor de la presión alta es correcto, pero el valor de la baja es un poco alto. En este caso, si se tiene alguna patología es mejor acudir al médico.

Tensión descompensada a 10 8. ¿Es peligroso?

No. De hecho, en este caso la tensión está en valores normales excepto en personas mayores, que se considera justa.

Tensión 13 7. ¿Es correcto?

En este caso, el valor de la presión alta es demasiado alto y el valor de la baja es correcto. En este caso, si se tiene alguna patología es mejor acudir al médico.

Tensión 11 6. ¿Está bien?

Sí, estos valores de tensión son correctos. En el caso de las personas mayores, la presión diastólica es un pelín justa hacía la baja.

Covid-19: Hipertensión en época de pandemia

Desde los inicios de la pandemia por Covid-19 se han marcado ciertos grupos de la población que tienen más riesgo de sufrir complicaciones de salud si se contagian. Las personas que padecen hipertensión están incluidos en estos grupos. Por esta razón es importante que toda la ciudadanía se vacune, en especial las personas de riesgo. Las posibles consecuencias del coronavirus en pacientes hipertensos son las siguientes:
  • Ralentización del proceso de recuperación.
  • Daños en el tejido cardíaco.
  • Insuficiencia respiratoria.
  • Alteraciones en el metabolismo de los lípidos y la glucosa.
  • Disfunción pulmonar.
  • Hipoxia silenciosa (insuficiencia de oxígeno en la sangre).
Por este motivo, es muy importante que durante la nueva normalidad sigamos protegiendo a los pacientes hipertensos y a otros grupos de riesgo como los adultos mayores.

Recomendaciones para hipertensos

¿Qué hacer cuando se te sube la presión? Es muy importante que los pacientes hipertensos mantengan unos hábitos saludables con alimentos que ayuden a combatir el coronavirus y a fortalecer el sistema inmune. Una buena nutrición es la base de una vida saludable. Por tanto, exactamente ¿qué hacer cuando tienes la tensión alta?

Recomendaciones tratamiento farmacológico

¿Cómo regular la tensión? Una manera eficaz es con fármacos. En caso de que el médico recomiende esta opción para bajar la subida de tensión, es muy importante seguir sus instrucciones, las cuales suelen ir por esta línea:
  • No abandonar la medicación.
  • Cualquier cambio en la medicación debe ser prescrito por su médico/a.
  • No tome medicamentos sin consultar con sus profesionales sanitarios previamente.
  • Evita desplazamientos innecesarios.

Recomendaciones higiénico-dietéticas

¿Cómo se baja la tensión alta? Para hacerlo de manera estable y duradera, es importante cambiar nuestros hábitos y así bajar la tensión arterial rápido, pero también cambiar nuestra mentalidad. Os damos algunos consejos sobre cómo bajar la tensión alta:
  • Evitar el sedentarismo.
  • Mantener un estilo de vida saludable (dieta equilibrada y ejercicio físico).
  • Evitar consumo de alcohol y tabaco.
  • Mantener un control regular de la presión arterial.
  • Limitar los alimentos que contienen mucha sal. Es muy recomendable cocinar sin sal, ya que un consumo excesivo sube la tensión.
  • Seguir las medidas de seguridad y la distancia social.

Asistencia domiciliaria Cuideo: Líder en cuidados a domicilio

Los cuidadores a domicilio tienen un rol muy importante: cuidar de las personas que pertenecen a algún grupo de riesgo ante muchas enfermedades, entre ellas la hipertensión, la hipotensión y el coronavirus. Los cuidadores y cuidadoras de personas mayores evitan al paciente moverse de casa si no es necesario, lo cual las familias agradecen mucho. Además, hacen más tareas:
  • Le acompañan a las citas médicas.
  • Preparan un menú adaptado a su dieta.
  • Le mantienen activo física y mentalmente.
  • Le ayudan con la higiene personal y las tareas domésticas.
  • Controlan que se tome la medicación y se aseguran de que se cumplen las medidas de prevención contra el coronavirus.
En el caso de pacientes hipertensos, el cuidador o cuidadora a domicilio sabrá cuándo es necesario llamar al médico:
  • Si se presenta síntomas de dolor de cabeza muy intenso, vértigos, visión borrosa, dolor en el pecho, dificultad para respirar o sensación de falta de aire.
  • Si el paciente sigue presentando la presión arterial elevada después de varias tomas de presión (esperarse entre 10 y 30 minutos).
Como hemos mencionado, la hipertensión y la hipotensión son una afección muy seria que puede comportar consecuencias graves. Una persona mayor con esta afección debe controlar sus niveles de tensión frecuentemente. Hay que estar muy atento a cualquier indicio de tensión arterial alta o baja y mantener un estilo de vida saludable. Estos buenos hábitos no se deben tomar solo cuando ya se padece el problema, sino que también antes. Como dice el dicho, más vale prevenir que curar. Y es uno de los dichos más verdaderos y duraderos que hay.

Cuideo: empresa de cuidados a domicilio en España

Ofrecemos nuestros servicios de asistencia domiciliaria en varios puntos de España: Cuideo Madrid: cuidado de ancianos a domicilio en Madrid Cuideo Barcelona: cuidado de ancianos a domicilio en Barcelona Cuideo Sevilla: cuidado de ancianos a domicilio en Sevilla Cuideo Bilbao: cuidado de ancianos a domicilio en Bilbao Cuideo Valencia: cuidado de ancianos a domicilio en Valencia Cuideo Sant Cugat: cuidado de ancianos a domicilio en Sant Cugat Cuideo Córdoba: cuidado de ancianos a domicilio en Córdoba Cuideo Toledo: cuidado de ancianos a domicilio en Toledo Cuideo Lleida: cuidado de ancianos a domicilio en Lleida Cuideo Fuenlabrada: cuidado de ancianos a domicilio en Fuenlabrada Cuideo Cartagena: cuidado de ancianos a domicilio en Cartagena Cuideo Manresa: cuidado de ancianos a domicilio en Manresa