PUBLICADO EL 11/03/2020
POR Cuideo
El coronavirus COVID-19 es la enfermedad que tiene a todo el planeta en alerta. El grupo más vulnerable ante esta pandemia son las personas mayores. Te lo explicamos todo para prevenir el contagio.

El coronavirus COVID-19 es la enfermedad que tiene a todo el planeta en alerta. Desde China, las cifras no han parado de aumentar hasta al punto de provocar una crisis sanitaria sin precedentes, agravada por su expansión fuera de la China continental.

Actualmente, día  11 de marzo, ya se han diagnosticado más de 120.000 casos alrededor del mundo y la previsión es que seguirá en aumento.

Coronavirus: ¿Qué es?

Se trata del nuevo virus llamado coronavirus SARS-CoV-2 que produce la enfermedad conocida como COVID-19 o neumonía de Wuhan.

Los coronavirus son una familia de virus descubierta en los años 60, però de origen aún desconocido. Estos provocan diferentes tipos de enfermedades y es habitual contraer alguno a lo largo de la vida, sin más trascendencia. Se trata de virus de transmisión área.

El coronavirus debe su nombre a su aspecto parecido a una corona.

Para poder comprender del todo el nuevo coronavirus debemos diferenciar entre tres tipos de virus, procedentes de la familia coronavirus, que pueden resultar letales en algunos pacientes:

SRAS-CoV

Síndrome respiratorio agudo y grave. También conocido como SARS y SRAG.

Se inició en noviembre de 2002 en China. Afectó a más de 8.000 personas en 37 países y provocó más de 700 muerte.

La mortalidad del SRAS-CoV se ha cifrado en el 10%, aproximadamente.

MERS-CoV

Coronavirus causante del síndrome respiratorio de Oriente Medio. Fue detectado por primera vez en 2012 en Arabia Saudita.

Hasta octubre de 2019 se han notificado más de 2.400 casos de infección en varios países y más de 800 muertos.

La mortalidad del MERS-CoV se sitúa al 35%, aproximadamente.

COVID-19

El nuevo coronavirus llamado SARS-CoV-2 que provoca la enfermedad COVID-19. Desde los primeros casos de diciembre de 2019 en la Ciudad de Wuhan (China), el aumento del número de infectados a nivel global ha provocado que su transmisión de persona a persona se acelere.

Los casos detectados con enfermedad de COVID-19 o neumonía de Wuhan ya superan con creces a los de la epidemia producida por el coronavirus SARS, pero la tasa de mortalidad es más baja.

Origen del coronavirus COVID-19

Se desconoce el origen del brote. Los primeros casos se detectaron el mes de diciembre de 2019 en China.

Al principio, los científicos pensaban que el foco del brote estaba en un mercado de marisco y pescado de la ciudad de Wuhan, capital de la provincia de Hubei, pero los investigadores de la Academia de Ciencia de China lo han destacado. Saben que el virus se propagó en esta ciudad, pero no tienen claro si mutó en algún animal antes de pasar al ser humano.

Situación actual: Expansión del COVID-19

Actualmente, la enfermedad provocada por el coronavirus ya ha acumulado miles de contagiados y muertos.

China ha confirmado más de 80.000 personas contagiadas y 3.1000 fallecidos por la enfermedad COVID-19. A estas cifras debemos sumar miles de contagiados y centenares de muertes fuera del continente chino (Italia, Francia, Irán, España, Corea del Sur, Japón, Argentina, Estados Unidos…).

En todo el mundo se han diagnosticado más de 120.000 casos.

Residencias, centros de días y centros cívicos están cerrando sus puertas y muchas activitats para ancianos están siendo anuladas para prevenir el contagio.

El servicio de cuidadores a domicilio de confianza es la opción ideal para cuidar de tus familiares mientras las autoridades sanitarias controlan la situación contra el coronavirus COVID-19.

Los investigadores consideran que aún es demasiado pronto para calcular con precisión su letalidad, ya que los casos leves no suelen ser diagnosticados ni registrados. Además, en ocasiones el coronavirus cura de manera asintomática.

Cómo se contagia el coronavirus

Se suelen transmitir de forma limitada entre seres humanos, es decir, de persona a persona. El virus no se deposita en el aire, pero está conectado a tierra.

En general, se contagia por vía respiratoria a través de las gotas que producen los portadores cuando tosen, estornudan o hablan. Estas secreciones contienen partículas virales que pueden alcanzar a personas cercanas o depositarse en objetos y superficies próximas por un período corto de tiempo.

Cabe destacar que si alguien toca una superficie o objeto contaminado y se lleva las manos a sus propios ojos, nariz o boca, el patógeno encuentra una vía para entrar en el organismo. También se puede transmitir por el contacto humano o por sustancias contaminadas.

Las autoridades sanitarias han advertido que el nuevo coronavirus o COVID-19 es contagioso incluso antes de que el paciente muestre síntomas. Esto dificulta enormemente las labores de control.

Tiempo de duración del virus según el espacio

El coronavirus vive más o menos tiempo en función de la superficie donde cae, ya que como hemos comentado anteriormente no se transmite por aire, sino por tierra.

  • El coronavirus vive en las manos durante 10 minutos.
  • En las superficies de cobre dura aproximadamente entre 3 y 4 horas. 
  • Sobre el cartón puede permanecer unas 8-9 horas.
  • Cuando cae sobre una superficie metálica como el acero puede vivir hasta 12-13 horas.
  • El plástico es una de las superficies donde el coronavirus puede permanecer más tiempo, aproximadamente 15-16 horas.

 

Según los expertos, en las superficies porosas como la ropa, el látex, el papel o el algodón, el virus penetra en el material, por lo que es muy improbable recuperarlo e infectarse. En cambio, en las superficies de metal o plástico el virus queda adherido a la superficie facilitando que nos lo llevemos al pasar el dedo.

Adultos mayores y pacientes con enfermedades crónicas, más vulnerables al COVID-19

Las personas de edad avanzadas, los pacientes con enfermedades crónicas (hipertensión, insuficiencia cardíaca, diabetes o afecciones pulmonares crónicas) son los más vulnerables ante la enfermedad COVID-19, producida por el nuevo coronavirus.

Estos grupos son más vulnerables al coronavirus, como les sucede con la gripe y otras enfermedades. No es una cuestión de edad sino del estado general de salud de cada individu.

Es importante destacar que el grado de mortalidad del coronavirus se mueve en unos parámetros muy reducidos:

  • Entre el 2 y el 4% en la ciudad de Wuhan.
  • Apenas un 0,7% en el resto del mundo.

 

Lo que actualmente asusta es que la incidencia del nuevo coronavirus SRAS-CoV-2 supera notablemente la del coronavirus SRAS en 2003 que presentaba una mayor mortalidad (superaba el 10%).

Síntomas del coronavirus COVID-19

Según la OMS, los síntomas descritos del nuevo coronavirus son similares a los de la gripe común o un resfriado severo, siendo los más frecuentes:

  • Fiebre.
  • Tos seca.
  • Dificultad para respirar (disnea).

 

Importante destacar otros posibles síntomas:

  • Congestión, secreción y goteo nasal.
  • Dolor de garganta.
  • Dolor de cabeza (cefaleas).
  • Fatiga.
  • Dolor muscular.
  • Escalofríos.
  • Malestar general.
  • Diarrea.

 

Debemos tener en cuenta que los síntomas del coronavirus varían en cada individu. Hay personas infectadas que tienen riesgo de muerte como otras que apenas presentan síntomas o otra que para ellas se tratará de una enfermedad asintomática. Alrededor del 80% de los pacientes por COVID-19 se recupera sin necesidad de un tratamiento especial.

Como sucede con la gripe, los síntomas más graves se suelen dar en personas mayores, en pacientes con enfermedades crónicas (diabetes, algunos tipos de cáncer o afecciones pulmonares) y sujetos inmunodeprimidos. También son estos grupos los que presentan las tasas más altas de mortalidad por coronavirus.

Evolución del Coronavirus: 3 Fases

Esta información resulta esencial a la hora de establecer protocolos de prevención con los grupos de la población más vulnerables a la enfermedad COVID-19.

No obstante, debemos tener en cuenta que el coronavirus puede afectar a individuos de todas las edades. Por este motivo, las fases de evolución de la infección son las mismas para un niño que para un adulto de edad avanzada.

Contagio

Como hemos comentado anteriormente, el coronavirus presenta grandes similitudes con el virus de la gripe.

Se transmite por vía aérea, a través de las mucosas y mediante objetos o sustancias que se hayan contaminado muy recientemente.

Es importante desmentir las fakes news o falsas informaciones que apuntan al contagio a través de las mascotas o los envíos postales.

Incubación

Existen sospechas de que el virus se podría transmitir sin necesidad de presentar síntomas. Por este motivo, es muy importante tener en cuenta su período de incubación.

Los investigadores chinos más destacables en la gestión del brote de SRAS originado en China en 2003, consideran que el período de incubación del coronavirus para desarrollar el COVID-19 podría alcanzar los 24 días.

Sin embargo, según los actuales pacientes en cuarentena en España reducen el período de incubación a los 14 días.

Esta falta de coherencia entre la información de diferentes países dificulta aún más el control de la epidemia.

Síntomas

Después del período de incubación, el COVID-19 o neumonía de Wuhan se desarrolla presentando la aparición de los primeros síntomas.

Como hemos comentado anteriormente, los primeros síntomas suelen ser fiebre, dificultades respiratorias, fuertes dolores de cabeza, escalofríos, tos seca, malestar general, secreción nasal y dolor de garganta.

 

Banner Blog Cuideo _ Cuidados a domicilio

Prevención del Coronavirus

Para tratar el coronavirus o COVID-19 en personas de edad avanzadas y otros grupos de población vulnerables es importante prestar atención a las medidas de prevención indicadas por la Organización Mundial de la Salud (OMS):

  • Lavarse las manos con frecuencia. Se recomienda agua y jabón, aunque también puede hacerse con gel desinfectante hidroalcohólico para manos.
  • Utilizar un pañuelo desechable o la parte interna del codo para cubrir la nariz y la boca en caso de toser o estornudar.
  • Usar y desechar los pañuelos.
  • Mantener una distancia de al menos 1 metro con personas que presenten síntomas de resfriado.

Otras medidas importantes que recalcan el Ministerio de Sanidad y la OMS son:

  • Utilizar mascarillas comunes no previene el contagio y comprarlas de manera masiva es una irresponsabilidad social. Solo han de utilizarse en caso de estar infectado o en contacto directo con alguna persona infectada. Existen pacientes con patologías graves que necesitan estas mascarillas y se ven afectadas por problemas de desabastecimiento.
  • No saturar los servicios de urgencia, recurrir a los servicios médicos si es necesario y, preferiblemente, en el propio domicilio.
  • Si sospechas que tu o alguno de tus familiares ha sido contagiado llamando a los teléfonos de información te explicarán el procedimiento a seguir. Listado de teléfonos oficiales 

Diferentes organizaciones de la salud recomiendan seguir las siguientes instrucciones para prevenir el coronavirus:

  • Hacer gárgaras con agua tibia y salada para matar los gérmenes de las amígdalas y evitar que se filtren a los pulmones.
  • Llevar un esterilizador de alcohol en el bolsillo.
  • Limpiar la ropa con más frecuencia o exponerla al sol durante dos horas después de su uso, ya que el virus vive 9h en las telas y tejidos.
  • Exponernos al sol.
  • Si tocamos alguna superficie metálica es esencial que nos lavemos las manos antes de tocarnos la cara, ya que el coronavirus puede vivir hasta 12 horas en este tipo de superficies.

 

Residencias: Muy vulnerables ante el COVID-19

Las residencias, centros de días y centros cívicos están cerrando sus puertas y muchas activitats para ancianos, entre otras, están siendo anuladas para prevenir el contagio.

El servicio de cuidadores a domicilio de confianza es la solución ideal para cuidar de tus familiares mientras las autoridades sanitarias controlan la situación contra el coronavirus COVID-19.

En Cuideo ya hemos informado a todos nuestros cuidadores sobres las medidas que deben tomar durante los servicios de cuidados y en el ámbito personal para que puedan seguir las pautas de prevención de contagio. Encontraremos al cuidador ideal para tus seres queridos, él o ella ayudará a la familia a mantener la situación bajo control.

Garantizamos la mejor atención profesional y personalizada. Nuestros cuidadores ayudan a las personas mayores con las a hacer las tareas domésticas y los recados necesarios como ir a comprar. Además, le ofrecerán la compañía y el cariño que se merecen para que nunca se sientan solos. También se asegurarán de mantenerlos activos física y mentalmente para evitar las consecuencias del sedentarismo en la tercera edad.

Coronavirus: Prevención para el paciente en el domicilio

Es crucial extremar las precauciones con los grupos más vulnerables de la población, incluso en el propio domicilio.

Principales medidas a adoptar en el domicilio de una persona mayor, sobre todo si presenta complicaciones de salud:

  • No recibir visitas de personas con infecciones respiratorias de cualquier tipo.
  • No recibir visitas de personas que hayan viajado a países de riesgo o hayan estado en contacto con las mismas.
  • Quedarse en casa.
  • Evitar tocarse los ojos, la nariz o la boca con frecuencia y sin tener las manos limpias.
  • Lavarse las manos con frecuencia con agua y jabón, sobre todo antes de tener contacto con una persona de los grupos vulnerables como un adulto de edad avanzada.
  • Las personas de los grupos más vulnerables deben evitar salir de casa por un período de tiempo.
  • Ventilar la casa todos los días durante 10 minutos, en la medida de lo posible.
  • Limpiar las superficies de contacto como escritorios, pomos, interruptores, tapa del váter y otros de forma regular con desinfectante.
  • Evitar sitios muy transcurridos o con mucha gente.
  • Evitar residencias y hospitales.
  • Es recomendable que se lleven las uñas cortas, evitando el uso de anillos, pulseras, relojes de muñeca y otros accesorios.
  • Lavar la ropa después de cada uso o exponerla al sol durante 2 horas.

 

Desde Cuideo te recomendamos estar informado y seguir las recomendaciones difundidas por parte de las Autoridades Sanitarias de forma actualizada.

Nosotros también os aconsejamos tomar las siguientes medidas para cuidar a los adultos mayores de 65 años y a otros pacientes de riesgo:

  • Minimizar las actividades sociales.
  • Limitar las visitas de familiares o amigos.
  • No abrir a nadie que no conozcamos.
  • Llamar al médico para que nos atienda en casa.
  • No automedicarse ni subestimar ninguna manifestación de síntomas.
  • Recibir la vacuna antigripal y el esquema secuencial contra el neumococo.

 

Qué hacer si visitas a una persona de riesgo al coronavirus

  • Intentar evitar las visitas lo máximo posible.
  • No hacer la vista gorda si se tienen los principales síntomas respiratorios.
  • Lavado de manos al llegar.
  • Evitar el contacto físico como dar la mano, besos o un abrazo.
  • Evitar compartir objetos, especialmente vasos, cubiertos...
  • Considerar mantener una distancia de unos 2 metros con la persona de riesgo.

Nueva estafa a las personas de edad avanzada utilizando el coronavirus

Los ladrones se las saben todas y ahora se aprovechan de la situación actual con el coronavirus COVID-19 para robar a los adultos mayores.

Ahora los ladrones han encontrado un nuevo disfraz para robar y estafar a las personas de edad avanzada, se hacen pasar por sanitarios con bata blanca que hacen el test del coronavirus para estafar a las personas de edad avanzada.

Estos ladrones se ponen en contacto con los usuarios haciéndose pasar por trabajadores del Centro de Salud para concertar una cita en el domicilio y realizar un control. Ese día, llaman al timbre haciéndose pasar por profesional sanitario y dicen la siguiente frase o parecido:

“Somos de la Cruz Roja, venimos a hacer pruebas para controlar el coronavirus”.

Los cuerpos de seguridad como la Guardia Civil advierten de que es falso y ¡¡no debemos abrir la puerta!! 

La Cruz Roja no está enviando sanitarios a realizar ninguna prueba de coronavirus y advierte que podrían intentar cobrarte la falsa asistencia o aprovechar para robar en la casa. 

Qué debo hacer si creo que puedo tener el coronavirus COVID-19

En caso de presentar síntomas respiratorios cualquier persona del domicilio debemos ponernos en contacto con los servicios sanitarios en función de la Comunidad Autónoma en la que residimos.

El Ministerio de Sanidad ha habilitado un listado de números de teléfono gratuitos en situación de urgencia para la prevención del coronavirus, llamar en caso de:

  • Presentar síntomas propios de la enfermedad, similares a los de la gripe y el resfriado común.
  • Haber viajado a una zona de riesgo.
  • Haber estado en contacto directo con una persona contagiada o que haya viajado a una zona de riesgo.

 

Si creemos que podemos tener el coronavirus es muy importante recurrir al uso de mascarillas para no contagiar a los demás y evitar mantener contacto físico con el resto de personas, sobretodo con los grupos más vulnerables antes la enfermedad COVID-19.

Además, es importante seguir las siguientes medidas:

  • Si presentas tos o fiebre quédate en casa y llama al teléfono habilitado en tu Comunidad Autónoma.
  • Debemos procurar no colapsar el teléfono para urgencias, su buen uso depende de todos. Solo llamar en caso de sensación de falta de aire, empeoramiento y sensación de gravedad.

A quién le hacen el test del coronavirus

En situación de pandemia, existen dos grupos  prioritarios a la hora de elaborar el test del coronavirus SARS-CoV-2:

  • Personas con infección respiratoria aguda con criterios de ingreso hospitalario. Debemos asegurarnos de evitar la transmisión en los hospitales.
  • Personas con infección respiratoria aguda que sean del personal sanitario, socio-sanitario u otros servicios esenciales. Debemos garantizar los servicios básicos y proteger a los grupos vulnerables para controlar la transmisión.

Existe tratamiento contra el COVID-19

La mortalidad aumenta con la edad. Como hemos comentado anteriormente, el 80% de los pacientes logra superar la enfermedad COVID-19 sin necesidad de tratamiento específico, pero el 20% presentan complicaciones clínicas.

Actualmente no se conoce un tratamiento específico para el coronavirus SARS-CoV-2, por ello se suele optar al aislamiento. No obstante, se están empezando a emplear algunos antivirales que han demostrado cierta eficacia en estudios recientes.

Sí que existen tratamientos para el control de los síntomas. Los antibióticos no deben usarse como medidas de prevención o tratamiento.

Unicef destaca que las vacunas contra la neumonía como la neumocócica y la vacuna contra Haemophilus influenzae de tipo B, no protegen contra el nuevo coronavirus. El Covid-19 es tan nuevo y diferente que es necesario desarrollar una vacuna específica. 

¿Te ha parecido útil este consejo? ¡Valóralo!

248 votos con una valoración media de 4.6.