Beneficios de las redes sociales para las personas mayores

Beneficios redes sociales para personas mayores

En los últimos años, las redes sociales han conquistado el día a día de la sociedad y ocupan una gran parte del tiempo de ocio. Este fenómeno al principio parecía que se centraba en las personas más jóvenes, pero en los últimos años ha empezado a entrar en la vida de las de más edad.

Las personas mayores se han adaptado a la revolución tecnológica, hasta el punto que la persona mayor digital se ha convertido en una realidad. Cada vez hay más personas mayores que usan internet y las redes sociales, por lo que la brecha digital por edad va disminuyendo poco a poco. De hecho, el 70% de las personas mayores de 60 años disponen de conexión a Internet y, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), en 2019 el 43,3% de las personas entre 65 y 74 años usan internet a diario. Este es el rango de edad más elevado que analizan.

El perfil de las personas mayores ha pasado a ser digital, implicadas de forma activa en las áreas culturales y sociales de su comunidad. También se han convertido en personas más exigentes, con mayor ánimo de consumo y más preocupados por su salud y bienestar.

Redes sociales y personas mayores

Las redes sociales en las que las personas mayores están más presentes son Facebook, WhatsApp y Skype. Cada una de ellas les aporta diferentes cosas: en el primer caso, es una manera estupenda de encontrar grupos de personas que compartan las mismas aficiones y crear una red de amistad tanto online como offline. Tener una red de apoyo de familiares y amistades es muy importante para la autoestima y el sentimiento de seguridad de las personas mayores.

Esta última red se ve reforzada gracias a WhatsApp y Skype, al poder hablar de manera instantánea y hacer videollamadas con la familia y amistades. El día a día de la sociedad actual es muy acelerado, por lo que tener canales como estos para mantener el contacto los días que no puede ser físico ayuda a fortalecer el vínculo, para supervisar el estado de salud de las personas mayores y para prevenir la soledad.

Beneficios de las redes sociales para personas mayores

El uso de las redes sociales en personas mayores aporta muchos beneficios, tanto a nivel cognitivo como social. Se pueden usar tanto desde teléfonos para personas mayores con la pantalla más grande como desde ordenadores.

  • Descubrir cosas nuevas, aprender a usar nuevas tecnologías, leer, escribir y adaptarse al lenguaje de las redes sociales incrementa la actividad mental, incluso puede ayudar a prevenir la demencia.
  • Incrementa la capacidad de razonamiento.
  • Como hemos comentado, las redes sociales ayudan a prevenir la soledad al mantener vivo el contacto con el círculo de personas de los mayores. Aun así, no se debe sustituir por el contacto físico, ya que somos animales sociales y necesitamos vernos más allá de una pantalla.
  • Fomenta el ocio entre las personas mayores.
  • Facilita el envejecimiento activo al poder encontrar por internet muchas oportunidades para salir de casa, como hacer voluntariado para personas mayores.

A causa de la pandemia, muchas personas mayores ingresadas en hospitales no han podido recibir visitas, hecho que se está repitiendo actualmente. Las redes sociales durante el coronavirus están siendo un modo de conexión entre las personas mayores y las familias muy importante en estos momentos tan difíciles y de aislamiento.

Tablets para personas mayores

Las tablets son una buena opción para facilitar la transición al mundo digital a las personas mayores gracias a su gran pantalla, que facilita leer y clicar. Para que sea fácil de transportar y que su peso no sea muy elevado, recomendamos que la medida de la tableta sea de unas 10 pulgadas.

Además, con el paso de los años es muy frecuente que vaya disminuyendo la audición de las personas, por lo que tener una tablet con unos buenos altavoces facilita la comprensión de los vídeos y poder tanto disfrutar más como participar más en las videollamadas con la familia.

La adaptación a la nueva tecnología o redes sociales no es tarea fácil, y menos para aquellas personas que no son nativas digitales. Por eso, una tablet para personas mayores debe ser intuitiva y sencilla de usar. De esta manera, no perderán la motivación y se retarán a sí mismas a seguir explorando el mundo digital, a parte de incrementar su actividad mental.