Cómo adaptar el hogar a una persona mayor

Adaptar el hogar a personas mayores

La adaptación de la vivienda para personas mayores es muy importante realizarla cuando empieza la dependencia, ya que esto mejorará su calidad de vida. Incluso las que requieran obra se pueden empezar justo al jubilarse para que cuando llegue la falta de autonomía se pueda estar más tranquilo. Adaptar el hogar a una persona mayor es imprescindible cuando hay mayores en casa, ya que debe estar estructurado según sus necesidades de movilidad y adaptabilidad.

La vivienda de cualquier persona mayor debería estar pensada y equipada para facilitar el día a día de sus habitantes y ayudarles a transcurrir su vejez felizmente. Por eso, os contamos cómo adaptar el hogar estancia por estancia de la casa.

La importancia de adaptar el hogar a las personas mayores

Al envejecer, los espacios del hogar donde nos manejábamos con facilidad, pueden volverse más difíciles y problemáticos para llevar a cabo nuestras tareas del día a día sin trabas.

A medida que nos hacemos mayores, nuestro grado de autosuficiencia disminuye, pero la mayoría de personas prefieren pasar su vejez en su propio hogar. Para ello, debemos adaptar el hogar y los diferentes espacios a las limitaciones de la persona y así convertir el espacio en una vivienda para mayores adecuada.

Aumentar la seguridad de las personas mayores de la vivienda es estrictamente necesario sobre todo cuando son dependientes. Deben sentirse cómodos en un entorno donde todo lo que necesiten esté a su alcance, sin peligros u obstáculos en su camino.

Consejos generales para adaptar el hogar a personas mayores

Debemos organizar los recursos de espacio y decoración de la vivienda para adaptarla a las personas mayores y facilitarles que tengan una vida más cómoda, sencilla y dinámica.

Para decidir qué debemos cambiar del hogar, debemos tener en cuenta las características de la vivienda y el grado de autosuficiencia de los habitantes. Aun así, hay una guía básica a seguir que es útil en todo tipo de hogar:

  • Mantén los espacios libres de obstáculos. Lo ideal es tener los muebles imprescindibles.
  • Elimina las alfombras innecesarias, ya que las personas mayores pueden tropezar con ellas o incluso resbalarse si no están pegadas al suelo.
  • Asegúrate de que las puertas son suficientemente amplias para pasar sin problemas y plantéate incluso hacer aptas para sillas de ruedas las de las habitaciones principales.
  • Los objetos que más usan las personas mayores del hogar deben estar a una altura adecuada para que puedan cogerlas sin problemas.

Cómo adaptar una vivienda a personas mayores

Para adaptar correctamente la vivienda a las personas mayores, es necesario repasar cada habitación y analizar qué le sobra, qué carece y qué puede mejorarla. Te dejamos algunas sugerencias para adaptar correctamente el hogar según el espacio:

Adaptar el salón

Normalmente es donde más rato pasan las personas mayores, donde reciben visitas, socializan e incluso comen. Por esa razón, es importante adaptar bien este espacio. Tiene que ser seguro, donde poder moverse con tranquilidad y que haya suficiente luz para poder ver los pequeños obstáculos. Algunos consejos específicos para hacer que la sala de estar sea más cómoda para mayores son:

  • Es aconsejable que los muebles sean de bordes redondeados, así evitaremos daños si se produce algún tropiezo
  • Para evitar el riesgo de caerse en caso de llamadas sorpresa, es muy recomendable disponer de un teléfono inalámbrico para que siempre esté cerca de la persona mayor.
  • Los asientos no deben ser ni muy altos ni muy bajos. Las acciones de levantarse y sentarse pueden ser complicadas para una persona de edad avanzada.

Adaptar el baño para personas mayores

El baño es un lugar en el que se producen muchas caídas al estar mojado muchas veces y al ser pequeño. La seguridad del baño para mayores es esencial. Por eso, debemos tomarnos el tiempo necesario para acondicionar el baño correctamente.

  • Si dispones de bañera, es aconsejable sustituirla por un plato de ducha a nivel del suelo. De esta manera evitamos subir escalones.
  • Coloca alfombrillas antideslizantes en el plato de ducha. La alfombrilla de fuera para cuando sales mojado también es recomendable que tenga goma por detrás para que no resbale con el suelo.
  • Instala barras de plástico dentro de la ducha o al lado del inodoro.
  • Pon un asiento dentro de la ducha para que la persona pueda asearse sentada, reduciendo así las posibilidades de resbalar.
  • Los elevadores para el inodoro también facilitan sentarse y levantarse de este, momento que también suele ocasionar caídas.

Adaptar los pasillos y escaleras

Las zonas de paso también son bastante usadas. De hecho, depende de cómo sean, se les puede hacer muy largo el camino hacia su destino si tienen poca movilidad. Por eso, es importante facilitar el paso por los pasillos y las escaleras.

  • No colocar alfombras ni objetos que puedan provocar tropiezos y caídas. No olvidemos que los pasillos son zonas de paso.
  • Es recomendable que tanto las puertas como los pasillos tengan al menos 90 cm de ancho.
  • Facilita los espacios prácticos. Elimina los trastos que ya no usa la persona mayor (con su permiso) y despeja las zonas por donde circula.
  • Las escaleras son un gran obstáculo. Instala barandillas a los laterales e interruptores tanto al principio de la escalera como al final.

Adaptar los suelos a las personas mayores

Los suelos, aunque no es una habitación, son muy importantes tenerlos en cuenta para evitar resbalones y roturas de huesos.

  • Los suelos de la vivienda deberían ser antideslizantes y lisos.
  • Debemos evitar las alfombras y otros obstáculos que sean resbaladizos en todo el hogar, así evitaremos caídas.
  • Las moquetas de pelo corto son una buena manera de reducir las lesiones en caso de caída. Sin embargo, no es recomendable usarlas si la persona dependiente utiliza silla de ruedas.
  • Utiliza un sistema de calefacción adecuado y evita los calefactores o radiadores portátiles.

Adaptar la cocina a personas mayores

Para evitar sustos en la cocina, hay varias adaptaciones que se pueden hacer por un precio no muy elevado:

  • Las cocinas de vitrocerámica son la mejor opción para personas mayores. Así, evitaremos quemaduras graves mientras se cocina y el fuego, sin llama, se apagará solo si no detecta una sartén durante pocos segundos.
  • Los utensilios de uso cotidiano deben estar colocados en los muebles más accesibles.
  • Cuanto más prácticos sean los muebles, mejor. Un claro ejemplo son las mesitas con ruedas para trasladar platos, vasos, etc.
  • Debemos ubicar los armarios a una altura adecuada para que sean de fácil accesibilidad.
  • Es aconsejable instalar detectores de humo para que se pueda avisar rápidamente a emergencias. Esto es de especial importancia si la cocina es de gas.

Adaptar el dormitorio para personas mayores

En esta habitación suelen ir las personas de edad avanzada cuando están cansadas. Por esta razón, es importante que esté libre de peligros, ya que operarán sin mucha energía o incluso con sueño.

  • No ubicaremos nunca la cama junto a la pared de la habitación, así facilitaremos el acceso y la movilidad de las personas mayores.
  • Los armarios de baja altura son la mejor opción para permitir a la persona mayor tener la ropa y sus pertenencias a mano.
  • Para facilitar la tarea de acostarse y levantarse, las camas deben ser de una altura media.
  • Pon topes en los cajones, así evitarás que caiga sobre el pie.
  • Cuando la persona sufre un grado elevado de dependencia, la mejor opción son las camas mecánicas articuladas. Éstas permiten cambiar de posición y evitar la inmovilidad total.
  • Es recomendable instalar un interruptor de luz cerca de la cama.
  • También es aconsejable tener el teléfono inalámbrico en la mesita de noche.

Cuidados a domicilio para personas mayores

Por muy independiente que sea la persona mayor, adaptar el hogar se puede quedar corto. Llega un momento en que acabamos necesitando ayuda de terceros para poder realizar las tareas cotidianas o para ocuparse de su salud.

En estos casos, la mejor opción es contratar a un cuidador o cuidadora para que vaya al hogar de la persona mayor a cuidarla, hacerle compañía y ayudarla en su día a día. Para ello, debemos tener en cuenta una serie de requisitos como su perfil, cualidades, carácter, formación, experiencia, período de prueba y relación establecida con la persona a cuidar.

Elegir el cuidador o cuidadora adecuado no es fácil. Cuideo tenemos la misión de encontrar a tu cuidador ideal. Queremos que ganes en tranquilidad con un perfil profesional, comprometido, empático y apasionado para dejar a tu ser querido en las mejores manos.

En Cuideo ofrecemos servicios de cuidados a domicilio para mayores en toda España. Algunas de las ciudades son:

Cuideo Sabadell: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Sabadell

Cuideo Móstoles: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Móstoles

Cuideo Menorca: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Menorca

Cuideo Salamanca: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Salamanca

Cuideo Cornellá: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Cornellá

Cuideo Teruel: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Teruel

Cuideo Alcobendas: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Alcobendas

Cuideo Palencia: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Palencia

Cuideo Ávila: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Ávila

Cuideo San Sebastián de los Reyes: empresa de cuidados de mayores a domicilio en San Sebastián de los Reyes

Si no encuentras la tuya, ¡contáctanos! La lista de ciudades en las que estamos es muy larga.