La escoliosis en adultos mayores – problemas y soluciones recomendables

Ejercicios escoliosis adultos mayores

¿En qué consiste la escoliosis en las personas mayores?

La escoliosis comúnmente está asociada a la etapa de juventud, ya que su aparición por lo general es en la etapa de adolescencia de una persona. Aún así, para nada significa que no pueda darse en edades avanzadas. Lo que ocurre normalmente es que la misma se va desarrollando en edades avanzadas ocasionando molestias en ancianos que la han padecido desde su juventud.

Es por ello, que no son pocos los adultos mayores que padecen de escoliosis y su calidad de vida se ve limitada a causa de esta dolencia. Desde Cuideo os ofrecemos información sobre cómo mejorarla, tratamientos y ejercicios a realizar.

¿Cómo es la escoliosis en las personas mayores?

La escoliosis en cualquier edad es una curvatura anormal de la columna vertebral que puede ser notada en muchas ocasiones de forma externa en algunos puntos de esta.

Específicamente en el caso de los adultos mayores que no hayan tenido esta enfermedad, su aparición puede estar relacionada a diferentes factores:

  • Fracturas y desviaciones por golpes
  • Efectos secundarios de operaciones
  • Malas posturas durante un tiempo prolongado
  • Sedentarismo extremo

Estas pueden ser algunas de las situaciones que pueden ocasionar que los ancianos desarrollen escoliosis, o que sus síntomas empeoren en la tercera edad si la han padecido durante su etapa de juventud. 

Los problemas que causa esta enfermedad son intensos dolores, hormigueo y adormecimiento en diversas partes del cuerpo. Por otra parte, esta dolencia tiene varios grados siendo lo más importante la desviación que se produce en la columna y puede ocasionar deformaciones físicas importantes.

A las personas con una desviación de 20 o 30 grados no se les ve afectada su vida diaria y es extraño que desarrollen problemas a consecuencia de la enfermedad. Cuando  la curvatura excede de 50 o 60 grados, las probabilidades de tener problemas son muy altas. 

Es en estos casos es importante que los ancianos acudan a un especialista que puedan ayudarlos a mejorar sus condiciones para aliviar los problemas que la escoliosis puede causar.

¿Qué problemas puede ocasionar la escoliosis en ancianos?

Los problemas que se derivan de la escoliosis no son mortales pero pueden ocasionar graves afectaciones en el normal desarrollo de la vida diaria para las personas mayores, reduciendo su calidad de vida, independencia y autonomía.

Algunas de las afectaciones que produce la escoliosis son:

  • Dolores
  • Rigidez muscular
  • Deformaciones
  • Problemas para respirar o tragar ( casos más graves)
  • Alteraciones en la función digestiva

Cómo mejorar y aliviar las molestias

En el caso de la escoliosis leve es muy probable que sus síntomas no incapacitan al adulto mayor e incluso que los dolores no sean demasiado fuertes. Sin embargo, es necesario tomar conciencia de la enfermedad para establecer una estrategia que impida su evolución, evite que la persona pierda autonomía y necesite de cuidados o asistencia.

Tener en cuenta una serie de deportes y ejercicios beneficiosos para la salud de la columna y evitar que la escoliosis vaya a más con el paso del tiempo es un factor importante. Los deportes que se realicen por su parte, deben estar adaptados a las capacidades de los adultos mayores para no producir lesiones. 

Las recomendaciones de los especialistas por lo general son natación (o el aquagym), pilates y yoga. Estos son deportes muy suaves y se puede ajustar en intensidad de los mismos según la persona que los realice. Por otra parte, su eficacia en relación a la escoliosis ha sido demostrada. Antes de comenzar a realizarlos siempre es aconsejable consultar con el médico por si existen otras patologías que deban ser tenidas en cuenta.

Problemas escoliosis en ancianos

Ejercicios para escoliosis en adultos mayores

Además de los ejercicios antes mencionados existen otros que pueden resultar favorables para evitar o aliviar la escoliosis en ancianos:

  • Inclinaciones pélvicas desde el suelo.
  • Elevación de piernas y brazos.
  • Estiramiento de dorsales.
  • Estiramientos suaves para aliviar la espalda.

Acudir a soluciones de fisioterapia es lo más indicado ya que no es recomendable que se hagan sin supervisión por los problemas que pudiera ocasionar una mala postura.

¿Se puede corregir la escoliosis en adultos mayores?

Por lo general si se realizan los ejercicios que hemos analizado antes es posible tener una mejora de la condición, detenerse o incluso retroceder. Esto es posible si las desviaciones no son demasiado graves. Los dolores y los demás síntomas asociados disminuyen o incluso se eliminan totalmente por lo que esta es una buena forma de corregir los problemas de escoliosis en ancianos.

Cuando la desviación es demasiado grave los ejercicios no son del todo efectivos e incluso en muchas ocasiones tal condición les impide a las personas realizar ningún ejercicio. En estos casos las operaciones son una opción a tener en cuenta. Por supuesto la intervención quirúrgica de la escoliosis no es sencilla pero puede detener el desarrollo de la enfermedad y colocar la línea de la columna dentro de los parámetros normales.

Los especialistas serán los que  deberán realizar la evaluación de cuál sería el mejor camino a seguir tomando en cuenta diferentes factores adicionales como son la presencia de enfermedades como osteoporosis o diferentes afecciones reumáticas antes de realizar cualquier tipo de tratamiento contra la escoliosis.