Beneficios de la fisioterapia para personas mayores

Fisioterapia para personas mayores

El cuidado de las personas de la tercera edad integral incluye la atención a todos los aspectos relacionados con el cuerpo y la mente, entre ellos la fisioterapia para mayores. Este último es un aspecto importante para el bienestar corporal.

Para poder informaros correctamente sobre la terapia física en el adulto mayor, hemos hablado con un fisioterapeuta y podólogo con experiencia con personas de la tercera edad. Sergio Hernández da servicio de fisioterapia a domicilio desde hace más de 6 años a personas mayores, entre otros grupos de edad.

Qué es la fisioterapia geriátrica

La disciplina de la fisioterapia es ampliamente conocida, pero muchas veces surgen dudas cuando nos centramos en la dedicada a la tercera edad. La fisioterapia geriátrica es el tratamiento de diversas patologías en personas mediante ciertos tratamientos o el uso de herramientas tales como mancuernas, bandas elásticas o máquinas que desprenden calor, frío o ultrasonidos. Pero la terapia física en geriatría para lesiones no termina aquí: también sirve para mejorar la movilidad y así prevenir caídas o accidentes que conlleven traumatismos.

Como veremos a continuación, a parte de sus beneficios para el bienestar del cuerpo, la fisioterapia geriátrica también tiene beneficios sociales y emocionales en las personas mayores.

Por qué es importante la fisioterapia en personas mayores

A medida que envejecemos, empieza la degeneración de tejidos, por lo que la fisioterapia se enfoca hacia la prevención en el caso de no tener una lesión. Además, se les orienta y anima a tener hábitos de vida lo más activos posibles. “Cuando dejan de salir de casa y de hacer actividades, es cuando los tejidos empiezan a degenerar a mayor velocidad y hay que intentar que sean lo más activos posibles”, afirma Hernández, fisioterapeuta.

Inevitablemente, la musculatura se atrofia con los años, por lo que la importancia de la fisioterapia en personas mayores recae en reeducar sobre cómo moverse para disminuir las posibilidades de lesiones y dolor. Cuanto menos se puede mover una persona en su vejez, más agilidad y fuerza perderá, por lo que la recuperación de la musculatura será más larga y complicada. “El movimiento es vida”, declara Hernández.

Psicológicamente también ayuda, en especial cuando las sesiones de fisioterapia son a domicilio. Muchas veces, las personas mayores viven solas, por lo que el profesional también le escucha y les hace compañía, lo cual suelen agradecer.

Beneficios y objetivos del tratamiento de fisioterapia en mayores

Si nos centramos en los beneficios más físicos, podemos dividirlos en tres grandes grupos según su objetivo: prevención, diagnóstico y rehabilitación. Esto determina qué técnicas de fisioterapia en el adulto mayor es más beneficiosa en cada momento.

Prevención

Como hemos comentado anteriormente, es recomendable que todas las personas mayores hagan sesiones de fisioterapia geriátrica para mejorar su calidad de vida y prevenir su empeoramiento. Para conseguirlo, se realizan ejercicios de fisioterapia en mayores que tienen el objetivo de:

  • Aumentar la fuerza muscular.
  • Mejorar el equilibrio.
  • Aumentar la agilidad y el movimiento de las articulaciones.

Esto no solo permite a la persona mayor aumentar su envejecimiento activo, sino que la autonomía también mejora la salud mental y emocional. Por lo tanto, la fisioterapia en mayores previene la soledad y, como consecuencia, la depresión y la distimia, entre otros. Además, aumenta la seguridad y autoestima de la persona mayor.

Diagnóstico

El dolor está prácticamente siempre presente en las personas mayores. Hay veces que se debe al sedentarismo, pero en ocasiones se debe a una lesión. Mediante este tipo de terapia, se puede detectar el origen de la lesión. Dependiendo de cuál sea y de su gravedad, puede solucionarlo directamente el fisioterapeuta. Sin embargo, puede que recomiende al paciente ir a un médico especialista según el origen de la lesión para hacer pruebas médicas.

Rehabilitación

Cuando ya existe un diagnóstico, la rehabilitación geriátrica se centra en conseguir la máxima recuperación posible de la persona y en reducir el dolor crónico que deriva de ciertas enfermedades que todavía no tienen cura, como la artritis. Este es el beneficio más conocido de la rehabilitación de adultos mayores, aunque el objetivo principal es siempre prevenir.

Tras el tratamiento y la recuperación de la persona, el profesional reenfoca los ejercicios de fisioterapia para personas mayores para prevenir que vuelva a lesionarse.

Cuándo debe ir a fisioterapia una persona mayor

Como hemos comentado, es recomendable que todas las personas mayores acudan a sesiones de fisioterapia tanto para prevenir como rehabilitarse de una lesión. Sin embargo, solo se suele acudir cuando se da una de estas condiciones:

  • Recuperar movilidad en ancianos
  • Artrosis y artritis
  • Dolores de espalda
  • Operaciones y prótesis

Una de las situaciones en la que este tipo de terapia es muy importante y no se suele considerar es ante encamados. Cuando una persona mayor no se levanta de la cama, la fisioterapia para encamados se basa en realizar movilizaciones para evitar úlceras y que se atrofie aún más el cuerpo.