Reminiscencia: El recuerdo en mayores

Beneficios de reminiscencias en ancianos

¿Qué es la reminiscencia?

¿Qué significado tienen las reminiscencias? La reminiscencia es una de las técnicas psicosociales más eficaces para las personas mayores que sufren un deterioro cognitivo. Esta consiste en rememorar eventos de la historia personal del sujeto mediante la estimulación.

Según los terapeutas ocupacionales, la reminiscencia es una técnica que favorece o ayuda a la evocación de recuerdos o eventos ya pasados y los conecta con el presente. El objetivo principal  de esta terapia consiste en que se fortalezca la identidad de la persona ante diferentes cambios que supone el proceso del envejecimiento o ante enfermedades cognitivas que sufren las personas mayores como la demencia.

La reminiscencia es una terapia que es considerada muy completa y de la estimulación, la comunicación, la socialización y el entrenamiento cognitivo. Por otra parte, es una herramienta que favorece a personas que tengan un estadío leve o moderado de deterioro cognitivo aunque el tratamiento en algunas ocasiones puede extenderse a fases avanzadas.

A través de esta técnica se hace un repaso de actividades, eventos y experiencias pasadas. Para ello es importante apoyarnos en elementos como recuerdos y vivencias pasadas tangibles a través de fotografías, sonidos, olores etc.

Se trata de que las personas mayores piensen o hablen sobre su propia vida y experiencia vital  para que de esta forma compartan sus recuerdos y reflexionen sobre su pasado. Esta técnica por lo general está dirigida por un profesional o de modo informal por los familiares. 

Es importante que tengamos en cuenta que se debe conocer la vida de la persona que recibe la terapia y así elegir experiencias de vida que evoquen sentimientos positivos que lo permitan conectar con su pasado y así que pueda recuperar su sentido de identidad.

Objetivos de la reminiscencia en mayores

La terapia de reminiscencia en ancianos tiene los siguientes objetivos:

  • Hacer una revisión del pasado de la persona.
  • Fomentar la comunicación y el debate sobre hechos acontecidos en el pasado.
  • Mejorar el estado de ánimo de la persona mayor con demencia.
  • Promover una interacción social y emocional entre parientes con problemas. cognitivos.
  • Apoyo a la terapia ocupacional en adultos mayores y socialización entre colectivos de diferentes generaciones.
  • Potenciar el desarrollo personal para que el paciente se sienta realizado.
  • Fortalecimiento de la identidad en el adulto mayor.
  • Reduce la angustia vital y ayuda a la adaptación en el presente.
  • Ayuda a gestionar duelos y asuntos no resueltos del pasado.

La reminiscencia se encuentra asociada directamente con imágenes que nos transportan a situaciones vividas en el pasado. Este recuerdo nos llega a través del uso de objetos desencadenantes. Según envejecen las personas, los estados emocionales son vitales para mantener una satisfacción ante la vida. Es por ello que el objetivo principal de esta terapia es trabajar el área emocional con las personas mayores y en las demencias.

Técnica de reminiscencia en mayores

La terapia de reminiscencia: ejemplos de técnicas eficaces en mayores con demencias

La pérdida de memoria es una situación muy común en el adulto mayor. El padecimiento de la demencia entre otras enfermedades agrava este problema, el comportamiento y problemas de compresión son los síntomas más frecuentes de  las personas con demencias.

Dependiendo de la etapa en la que se encuentren las personas mayores pueden olvidar recuerdos más recientes, conversaciones previas o incluso a personas de su entorno más cercano. Esta situación afecta a su cognición y a la manera de entender las cosas agravando su estado de ánimo y comportamiento.

 Es por ello que es importante estimular  la memoria episódica y autobiográfica, la cual es aquella que se basa en recuerdos personales, y la memoria semántica, la cual contiene datos relevantes de la historia de la persona, conceptos y lenguaje. La terapia de la reminiscencia se aplica mediante la muestra de diferentes materiales u objetos relevantes que se vinculan a la propia experiencia pasada del adulto mayor.

Para ello además se recopilan fotos, música, olores, sabores e incluso publicidad de la época vivida. Estos son utilizados en diferentes actividades como cajas de recuerdos, libros de experiencias personales, dibujos e incluso a través de pequeñas preguntas vinculadas a la narración de los hechos culturales o históricos vinculados al adulto mayor. Por otra parte, se produce la evocación de recuerdos preservados en el tiempo lo que facilitará comentarios y relatos personales que contribuyen a trabajar la memoria.