La importancia de la relación personal entre cuidador y cuidado

Relación entre cuidador y cuidado

Personas cuidadoras y personas dependientes: Cómo lograr una buena relación

Hay personas mayores que necesitan cuidados especiales y muchas veces sus familiares no pueden ofrecerlos por falta de tiempo o de experiencia. En estos casos, contratar un servicio de asistencia domiciliaria que pueda proveer de seguridad y cuidados a tu familiar mayor resulta de gran ayuda.

Cuidar de una persona mayor es mucho más que prestar ayuda en el día a día. Las personas cuidadoras de las personas mayores deben reunir unas cualidades especiales para poder prestar la atención y el apoyo necesario. Deben ser comprensivas, pacientes, empáticas, profesionales y lograr establecer un vínculo emocional con sus pacientes.

Una de las preocupaciones de Cuideo es encontrar la persona más compatible, en todos los aspectos, para cuidar a las personas mayores y que se establezca una buena relación, para garantizar el buen estado y la calidad de vida de estas.

Cómo seleccionamos a la persona cuidadora ideal

Para la Coordinadora de selección de Cuideo, Anna Rosselló, “la selección del cuidador/a se basa en dos pilares fundamentales. Por un lado, la búsqueda del perfil que disponga de los conocimientos, experiencia y/o formación necesarios para cuidar a la persona en concreto y, por otro lado, y no menos importante, buscamos el perfil que mejor se adapte al carácter, al estado emocional y a las aficiones del usuario. De esta manera el usuario está bien cuidado física y cognitivamente y el impacto emocional es beneficioso para ambas partes”.

Para lograrlo formulamos a las familias todas aquellas preguntas necesarias sobre los cuidados que necesitan sus familiares (alimentación, medicación, realización de ejercicios cognitivos, patologías, trastornos, etc.). De esta forma, buscamos la persona cuidadora más afín, la que mejor pueda encajar.

Así, la persona cuidadora tendrá experiencia en demencia si la persona a cuidar tiene Alzhéimer y sabrá movilizar personas si tiene que asistir a alguien con movilidad reducida; pero, también si la persona mayor es muy comunicativa necesitará a alguien que sepa escuchar y si es una apasionada del arte necesitará a alguien que disfrute haciendo una visita al museo.

Claves para crear un vínculo emocional

Además de contar con las competencias necesarias para cada caso y experiencia previa, las personas cuidadoras seleccionadas por Cuideo reúnen otras cualidades, igualmente importantes, para lograr esa buena relación.

Algunas de las claves para que se pueda crear y mantener ese vínculo emocional entre personas mayores y personas cuidadoras son las siguientes:

Una compañía de calidad

La persona cuidadora se convierte en un pilar fundamental en el día a día de la persona mayor que necesita de sus cuidados. El componente emocional entre ellos es muy importante. Ambos deben sentirse a gusto. No se trata solo de contratar a alguien que cuide a nuestro familiar mayor. Se trata de establecer una relación íntima y de calidad, presidida por la profesionalidad, la sensibilidad, el respeto, la empatía, la paciencia y la discreción.

Resulta difícil que dos personas encajen, sobre todo, cuando introducimos en casa a una persona cuidadora.  “Somos conscientes que cuando un cuidador entra en un domicilio por primera vez, no es fácil para nadie. Por eso cuanto mejor sea la afinidad entre ambos, mejor será la relación y la calidad del servicio tanto para el usuario como para el trabajador”, apunta Rosselló.

Atención y conversación

Una persona cuidadora profesional es capaz de crear un vínculo estable con la persona que tiene a su cuidado. Además de atender sus cuidados diarios, se implica con esa persona ofreciendo su compañía, conversación y comprensión.

La persona mayor se sentirá acompañada en sus actividades diarias. No se sentirá vigilada y, de esta forma, aumentará su autoestima, su autonomía, su bienestar y su calidad de vida, a pesar de sus limitaciones.

Confianza y respeto

Es muy importante que la persona cuidadora establezca una relación con la persona que cuida basada en la confianza y el respeto mutuo. Solo así, podrán construir una relación sólida que será beneficiosa para ambos.

Gracias a Cuideo, muchas familias están encantadas y tranquilas, con las personas que cuidan de sus familiares mayores. Tenemos algunos ejemplos de éxito, como el de Sara que asegura estar tranquila sabiendo que sus padres están bien atendidos y que  su cuidadora “se ha ganado toda mi confianza y mis padres están contentísimos con su trabajo, atención, compañía y ayuda”.

O el caso de José que dice que sus cuidadores “han hecho muy buenas migas con mis padres«. Y, por último, el caso de Ana, una persona dependiente que afirma “estoy encantada con Roxana. Me hace la vida mucho más fácil. Mis dificultades para moverme me agobiaban, pero ya no tanto. Además, creo que es buena gente y confío en ella”.

Cuidados de calidad: experiencia necesaria y formación en asistencia

La persona cuidadora debe transmitir a la persona mayor que cuida la máxima seguridad y confianza en lo que hace para que éste se sienta a gusto, cuidado y protegido. Esto, solo es posible si la persona cuidadora cuenta con formación profesional y experiencia laboral que demuestra que sabe en todo momento lo que debe hacer.

Te ayudamos a encontrar al cuidador o cuidadora ideal

Algunas familias que recurren a contratar cuidadores de personas dependientes de manera ilegal, desconocen las consecuencias legales que esto puede conllevar, además de poner en riesgo la seguridad y salud de nuestros mayores,

Por esta razón, lo más conveniente es acudir a agencias de selección de personas cuidadoras a domicilio, como Cuideo, pionera en el sector, para garantizar la salud, la seguridad, el buen cuidado y el bienestar de tus seres queridos.  En Cuideo ofrecemos, dentro del marco legal correspondiente,  el mejor servicio de asistencia domiciliaria para personas mayores.

Cuidados a domicilio con profesionales

En Cuideo colaboramos con los mejores profesionales. Todos tienen formación específica y experiencia previa. Además de compartir las cualidades ya comentadas de paciencia, empatía, profesionalidad, etc… Te ayudamos a encontrar la persona cuidadora ideal que mejor se adapte a las necesidades de tu familiar.

Os ayudamos en todos los trámites, incluidas las gestiones laborales y la contratación. Además, en ningún momento os quedareis sin persona cuidadora ya que cubrimos las sustituciones por vacaciones o bajas de vuestra persona de confianza.

En Cuideo ofrecemos servicios de cuidados a domicilio para mayores en toda España. Algunas de las ciudades son:

Cuideo Sabadell: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Sabadell

Cuideo Móstoles: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Móstoles

Cuideo Menorca: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Menorca

Cuideo Salamanca: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Salamanca

Cuideo Cornellá: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Cornellá

Cuideo Teruel: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Teruel

Cuideo Alcobendas: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Alcobendas

Cuideo Palencia: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Palencia

Cuideo Ávila: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Ávila

Cuideo San Sebastián de los Reyes: empresa de cuidados de mayores a domicilio en San Sebastián de los Reyes

Si no encuentras la tuya, ¡contáctanos! La lista de ciudades en las que estamos es muy larga.