Cuideo: un gran equipo al servicio de las familias

Cuideo es una startup dedicada al cuidado de personas mayores a domicilio. Nuestro offering es muy claro: somos la solución ideal para las familias que están buscando un cuidador o cuidadora para algún familiar mayor o dependiente, ya sea para unas horas o para 24h al día.

Actuamos como intermediarios en una relación entre la familia y la persona cuidadora. En una primera fase, nos ocupamos de buscar y seleccionar al cuidadora ideal para la familia. Una vez lo encontramos, hacemos nosotros mismos todos los trámites y gestiones tales como el contrato laboral, las nóminas, etc.

Cuideo se fundó en 2016 y desde entonces no hemos parado de crecer. A día de hoy, no solo hemos atendido a miles de familias, sino que el impacto social y económico que estamos generando es enorme; por dar una cifra, este año con todos nuestros servicios generamos un valor transaccionado de más de 30 millones de euros anuales.

El equipo de Cuideo está formado por varios departamentos, como el de Atención a las Familias, que atienden a los cientos de llamadas que recibimos de familias que quieren solicitar nuestro servicio; y el departamento de Coordinación, responsable de toda la operación, de la selección y seguimiento de cada uno de los servicios.

Para gestionar todos los trámites laborales (contratos, nóminas, altas y bajas en la Seguridad Social…), tenemos un departamento Laboral muy completo. Y por último, en vista que muchos de nuestros clientes activos nos llamaban para hacer consultas y con el objetivo de reducir al máximo los tiempos de espera y mejorar la calidad de servicio, tenemos un departamento de Atención al Cliente personalizado que atiende las llamadas de todos nuestros ya clientes y resuelve todas sus dudas y gestiones.

La importancia de ser transparente

En Cuideo contamos con un equipo altamente preparado y enfocado para atender y asesorar a todas las familias que nos solicitan un servicio. Trabajamos en un sector complejo, ya que se va a entablar una relación laboral entre la familia y el cuidador o cuidadora. Por eso, es necesario detallar todos los aspectos a tener en cuenta con respecto a la contratación, a las obligaciones y a los derechos, tanto del empleador o empleadora como del cuidador o cuidadora.

  • Cada familia es diferente y tratamos cada caso de forma particular ofreciendo la solución que mejor se adapte.
  • Detallamos el proceso de contratación e inicio del servicio paso a paso. También les asesoramos en cuestión de ayudas estatales y autonómicas de dependencia.
  • Resolvemos cualquier duda que surja al momento y mandamos el presupuesto en la misma llamada.

La realización rápida del presupuesto creemos que es muy importante, ya que muchas familias se encuentran con la necesidad de forma repentina, tras una caída de la persona mayor, por ejemplo. Para ello contamos con un avanzado y propio sistema de cálculo y envío de presupuestos.

Al tratarse de una relación laboral entre la familia y el cuidador o cuidadora, nuestros presupuestos están calculados tanto en horarios como en salarios, con base en la legislación vigente del Convenio de Empleadas del Hogar y en el Régimen Especial de Empleadas del Hogar, garantizando así la tranquilidad de las familias.

La tranquilidad de recibir atención personalizada

Analizamos e identificamos las necesidades del cliente y cuidador, además de gestionar y asesorar sobre temas laborales, legales y jurídicos. Para ello, contamos con un equipo con muy buenas competencias transversales que da una atención personalizada a cada cliente.

Partimos de la base de que somos una empresa humana, trabajamos con un servicio delicado donde las emociones muchas veces están a flor de piel, porque al final estamos hablando de poner a nuestros seres queridos en manos y cuidados de otra persona. Siendo así, ¿cómo no vamos a tener un equipo de personas para responder siempre a nuestro cliente y cuidador o cuidadora de manera personalizada?

Nuestros empleadores y empleadoras no dejan de ser familias. Estas, normalmente, no tienen conocimientos previos legales, jurídicos y laborales suficientes para saber cómo funciona un contrato o una nómina. Nosotros sí. Por ello, si dichas familias tienen cualquier duda sobre variaciones de contrato, baja por enfermedad, permisos, incidencias o festivos entre otros, las atendemos y resolvemos.

En Cuideo es importante contar con un departamento de Atención al Cliente óptimo y de calidad para poder dar un servicio excelente y una grata experiencia a nuestros clientes y cuidadores. Lo más importante es mejorar como empresa gracias a la escucha activa sobre las diferentes situaciones que nos trasladen las familias o los trabajadores y trabajadoras.

Cuideo somos una empresa 100% customer centric: ponemos en el centro a nuestro cliente. Sabemos que la clave de nuestro éxito pasa por la satisfacción de las familias con nuestro servicio, es por eso que dedicamos tantos esfuerzos en la personalización y en la calidad del servicio. Y parece que no lo estamos haciendo nada mal: hasta la fecha, ya tenemos más de 1.000 valoraciones positivas en Google.

La importancia de una buena intermediación entre la familia y el cuidador

En Cuideo somos plenamente conscientes de que nuestros clientes, normalmente un familiar del usuario a cuidar, buscan la máxima tranquilidad, tanto en lo que el cuidado del usuario se refiere como a la hora de gestionar cuestiones laborales, orientar en la toma de decisiones o resolver todo tipo de dudas.

Para lograrlo nos basamos en tres principios que cumplimos escrupulosamente:

  • Realizamos una profunda valoración del usuario y del servicio a realizar, tratando de descubrir todos los aspectos necesarios para encontrar al candidato o candidata ideal. Nuestra experiencia y nuestra estricta sistemática nos permiten descubrir detalles que en ocasiones pasan desapercibidos para los clientes, pero que acaban marcando la diferencia entre una selección exitosa y un fracaso.
  • Conocimiento profundo de los candidatos. Estudiamos sus competencias personales, su experiencia y sus referencias. Sin esta condición, la plena satisfacción del cliente sería imposible.
  • Realizamos un seguimiento continuado del servicio. Para nosotros es importantísimo que el cliente se sienta apoyado por su coordinadora, que sepa que puede contar con ella ante cualquier duda. Los primeros días del servicio, el periodo de adaptación, es cuando más dudas y fricciones pueden llegar a aparecer. Por ese motivo, la coordinadora presta doble apoyo a la familia y a la cuidadora.

Nos ocupamos de toda la gestión laboral

En Cuideo sabemos que las gestiones laborales pueden llegar a ser pesadas para nuestros clientes. Es por ello que el principal objetivo de nuestro Departamento Laboral es que las familias no deban preocuparse de realizar ningún trámite.

Contamos con un equipo competente y cualificado que no solo elabora los trámites, sino que también asesora en todos los temas laborales y legales. Asimismo, cualquier tipo de duda que tenga nuestro cliente acerca de una gestión laboral o sobre trámites con la Seguridad Social nosotros nos encargaremos de resolverla, buscando siempre la solución más óptima para cada familia.

De manera que nos ocupamos de todas las gestiones de contratación de su cuidador o cuidadora, desde la elaboración de su contrato; la realización de sus nóminas teniendo en cuenta la existencia de posibles incidencias, como un festivo o un incentivo; la gestión de bajas médicas por incapacidad temporal, accidente de trabajo o nacimiento de un hijo; hasta la elaboración de su finiquito una vez finalice la relación laboral. Además, nos caracterizamos por realizar todos los trámites relacionados con la Seguridad Social.

Todo esto siempre con la mayor transparencia y agilidad gracias a nuestra tecnología y a nuestro equipo, consiguiendo así una mayor comodidad para las familias.

La tecnología al servicio de las personas

Nuestras operaciones son intensivas y muy complejas. Para ello, desde Cuideo nos apoyamos en la tecnología para hacer más eficiente la operativa y, lo más importante, sin perder en calidad. De hecho, estamos muy orgullosos de la tecnología que tenemos: hemos desarrollado plataformas internas propias que nos permiten, por ejemplo, seleccionar con algoritmos inteligentes, hacer una consulta en nuestra base de casi 90.000 cuidadores y seleccionar la persona cuidadora más afín para la familia en un tiempo récord, etc.

Esto, no solo impacta en la eficiencia y costes operativos de Cuideo, sino que además tiene un impacto en el cliente, ya que conseguimos ofrecer un servicio ágil y de calidad a un precio mucho más competitivo que otras empresas que no son 100% tecnológicas como nosotros.

La verdad es que durante todo este tiempo hemos aprendido muchísimo de las necesidades de las familias y si algo hemos hecho muy bien es estar muy atentos a los clientes, escuchar y reaccionar.

El equipo de Cuideo

Hay suficiente teoría en libros, en manuales de recursos humanos y en internet sobre la construcción de valores de una empresa; y nos podríamos ceñir a alguna de estas definiciones o solamente nombrar aquellos valores que sostienen a Cuideo; pero os lo explicaremos a nuestra manera.

Los valores son como una casa: uno al final decide (un poco consciente y otro poco inconscientemente) la sensación que quiera tener el huésped cuando entre, y es que al final un conjunto es todo aquello que lo compone.

En nuestra página web en el apartado de valores dice que somos transparentes, que buscamos soluciones y que defendemos y luchamos por los derechos de las familias y los cuidadores.

Así es Cuideo y así somos quienes lo integramos. Cuando entres en nuestra casa, verás que somos un equipo de espíritu joven, motivado y apasionado por lo que hacemos. Verás que soñamos sin límite con el fin de ser los mejores en el mercado: por calidad, por agilidad, por comodidad, por innovación.

Y siempre todos estos valores envueltos en una sonrisa, porque al final la actitud, la pasión y las ganas son el motor para conseguirlo todo.

El origen de Cuideo: nuestros primeros pasos

Comenzamos en Cuideo tres personas cargadas de ilusión con un proyecto interesante, pero aún “desnudo”, por así decirlo. Poco a poco fuimos añadiendo talento al equipo con personas muy motivadas y con ganas de construir desde cero algo que veíamos posible. En esa época cada paso era gigante y veíamos la evolución día a día.

Estábamos en Barcelona Activa. Teníamos apenas 6m2 de oficina, pero cada día salíamos con una sonrisa en la boca y con una motivación indescriptible. Estábamos creando una gran familia y ya no éramos tan solo los cofundadores los que soñábamos con un proyecto de cuidados innovador y muy enfocado a cubrir las necesidades reales de las familias.

Poco a poco fuimos creciendo, formando equipos, especializándonos y creando una metodología de trabajo. Todo iba muy rápido. Una vez pasada la fase inicial, fuimos teniendo reconocimiento por parte de clientes e instituciones relacionadas con el mundo de la salud, las cuales querían colaborar con nosotros.

Hoy en día , tras unos años de muchas alegrías y esfuerzo, podemos decir orgullosos que Cuideo somos la empresa líder en cuidados en España contando con un equipo de más de 100 personas en oficina y gestionando más de 2.500 cuidadores activos.

Principales objetivos de Cuideo

Sin embargo, existían muchas dificultades iniciales y hay una clave y que te condiciona mucho: la fase de aprendizaje y conocimiento del sector. Poco a poco, fuimos fijando los principales objetivos que aportaran valor al mercado de los cuidados, es decir, algo que fuera necesario y no se diera en ese momento.

  • Queríamos reducir los tiempos de búsqueda de una persona cuidadora. Vimos que las familias tenían urgencias constantemente y que el tiempo medio de espera que ofrecían las empresas tradicionales era de 15 a 20 días, algo impensable para muchas familias. Gracias a la operativa y la tecnología, actualmente en Cuideo realizamos el proceso completo de selección de un cuidador o cuidadora en apenas 72h.
  • Queríamos garantizar seguridad al máximo nivel en los cuidados de una persona mayor o dependiente. Entendimos que esto es una preocupación en las familias. En Cuideo somos capaces de verificar de manera eficiente y rápida a cada cuidador y cuidadora. Realizamos varios procesos de validación y verificamos su experiencia previa para poder segmentarlos según su especialización. Por ello, garantizamos un servicio personalizado a cada familia.
  • Veíamos necesario dar un servicio completo para las familias. No queríamos limitarnos a realizar una selección de una cuidadora, queríamos ir más allá y que las familias nos confiasen el cuidado completo de su familiar. En Cuideo nos ocupamos tanto de garantizar en todo momento un servicio de cuidados antes una emergencia, baja, o cualquier eventualidad como de gestionar por la familia toda la parte burocrática del servicio.

Poco a poco vamos añadiendo servicios que nos piden las familias, como nuestro sistema de geolocalización y asistencia Cuideo Assist o el servicio de Cuideo Dependencia, donde un equipo asesora en todo el proceso de la Ley de dependencia.

Internacionalización: adaptarse e innovar en el mercado francés

Hace dos años nació la idea de Cuideo Francia, un proyecto para internacionalizar Cuideo. Hace relativamente poco que empezamos esta aventura, pero ya estamos ayudando a muchas familias en el país.

El proyecto tuvo varias fases antes de iniciarse. Lo primero de todo consistía en analizar si el modelo de negocio de Cuideo era adaptable en Francia mediante un estudio de mercado. No replicable, adaptable, ya que el sector no es exactamente igual en ambos países.

Fue entonces cuando nos dimos cuenta de que el mercado francés necesitaba modernizar sus procesos y que el modelo digitalizado creado aquí en España tenía mucho sentido ahí también. Decidimos empezar la internacionalización, eligiendo la región de Île-de-France, es decir, París, para nuestra primera implantación.

En estos meses, ya hemos atendido a más de 1.000 familias gracias a un equipo muy profesional e implicado.

La profesionalización del sector de los cuidados

La profesionalización del sector de los cuidados es relativamente reciente. Esto ha conllevado no solo un cambio en el trabajo de las personas Empleadas del Hogar, sino que también en los roles de cuidado dentro de las propias familias. Esto se debe a que, poco a poco, la persona cuidadora principal ha ido dejando de formar parte del núcleo familiar para dar paso, cada vez más, a una persona profesional.

En generaciones anteriores, las personas cuidadoras de mayores eran básicamente familiares. En concreto, la hija pequeña era la que socialmente se encargaba de cuidar de sus padres. Desde entonces hemos avanzado muchísimo. En el año 2006, en España se lanzó la Ley de la Dependencia, lo que creó un marco normativo para que las empresas desarrollaran el sector. Así mismo, se creó una formación reglada para que las cuidadoras y los cuidadores se pudieran formar y especializar en cuidados de personas mayores.

El desarrollo del sector ha tenido un gran impacto en la Tasa de Informalidad. Hace 15 años se hablaba de que el 60% de las personas Empleadas del Hogar no tenía contrato, es decir, trabajaba en negro. Esta situación genera una indefensión clarísima tanto de la parte del cuidador como de la familia. Hoy se habla de que la Tasa de Informalidad es alrededor de un 30%. Se ha mejorado muchísimo, pero todas las personas profesionales del sector tenemos que seguir trabajando para conseguir reducir esta tasa a cero.

Trabajo en equipo para mejorar la atención

Entendemos el cuidado como algo integral, que abarque todas las necesidades del usuario, y esto supone ser flexibles y generosos. Flexibles porque la realidad de las personas que necesitan ayuda no es cerrada ni lineal, sino que varía según el momento y necesidades personales de cada persona. Creemos que en el cuidado continuado el usuario tiene que poder elegir y que ninguna decisión en una relación de ayuda es definitiva.

Por eso buscamos sinergias, tanto entre agentes del sector como externos, que faciliten la vida de nuestros usuarios, y que decidan con tranquilidad cuál es el mejor servicio para ellos en cada momento. Por eso, también hay que ser generosos, porque entendemos que si nuestra propuesta no es la que mejor se adapta, hemos de ser capaces de facilitar la mejor posible, delegando el cuidado a terceros con el perfil necesario, pero garantizando que se cumplan los altos estándares de calidad de Cuideo.