PUBLICADO EL 13/03/2019
POR Cuideo
El Sedentarismo es un asesino silencioso. Cuideo apuesta por incentivar el envejecimiento activo y dice STOP al sedentarismo en ancianos.

Hace siglos, la jubilación era considerada "el descanso del guerrero". Es normal que pensaran así, ya que la esperanza de vida era mucho más corta. Actualmente, esto es historia.

Cuideo apuesta por eliminar el  sedentarismo e incentivar el envejecimiento activo de la población adulta a través de los cuidadores a domicilio de personas mayores.

Por lo general, la esperanza de vida y la calidad de vida han aumentado considerablemente. La sociedad se ha concienciado de que mantener una vida activa previene de las enfermedades de la tercera edad y alarga la esperanza y calidad de vida. Aún así, el Sedentarismo sigue presente en muchos adultos de la tercera edad.

¿Qué es el Sedentarismo?

El Sedentarismo es un modo de vida en que las personas apenas hacen ejercicio físico y mantienen un estilo de vida inactivo.

Entendemos sedentarismo como aquel estilo de vida que carece de movimiento o actividad física. Aquellas personas que realizan menos de 90 minutos de actividad física a la semana.

El Sedentarismo está considerado una de las principales causas de muerte prematura en la actualidad. Además, favorece la aparición de enfermedades graves.

Anteriormente, el término sedentarismo hacía referencia a cuando una comunidad humana se establecía definitivamente en un determinado lugar.

Sedentarismo según la OMS

En 2018, la Organización Mundial de la Salud (OMS) advirtió que el sedentarismo es un estilo de vida que va en aumento y que pone en peligro a una cuarta parte de la población adulta en el mundo.

1.400.000 de personas en el mundo ponen en riesgo su salud al adoptar un estilo de vida inactivo. Tienen riesgo de sufrir enfermedades relacionadas con el sedentarismo como la obesidad, la demencia o la insuficiencia cardíaca.

Este mal hábito cada vez es más frecuente en el estilo de vida de la población. Reducen el ejercicio físico en el tiempo de ocio y aumentan el uso de los medios de transporte para desplazarse.

Según la OMS, un 60% de los españoles confiesa que ni siquiera camina. Además, diferentes estudios han demostrado que el sedentarismo afecta más a las mujeres que a los hombres y el riesgo aumenta después de la jubilación.

Causas del Sedentarismo

El Sedentarismo tiene cada vez más prevalencia en los países ricos. Estos cuentan con todas las comodidades y con innovaciones tecnológicas que facilitan el día a día de las personas.

Los medios de transporte público favorecen el sedentarismo, ya que sustituimos el caminar por un medio que no nos supone ningún tipo de esfuerzo físico. El ocio se ha vuelto más relajado. Muchos se pasan horas sentados delante de un ordenador en el trabajo y cuando llegan a casa se sientan en el sofá delante del televisor. Los detalles de este tipo ayudan a las personas a volverse sedentarias y a reducir el ejercicio físico.

Estos malos hábitos deben cambiarse, sobre todo en la tercera edad.

Riesgos del Sedentarismo

El Sedentarismo es un asesino silencioso, ya que causa deterioro físico y mental, poniendo en riesgo la salud y el bienestar de las personas de la tercera edad.

Sedentarismo: Consecuencias 

Cuando adoptamos un estilo de vida inactivo quemamos menos calorías. Esto no es nada positivo para nuestra salud y aumenta las probabilidades de aumentar el peso considerablemente. Ciertas posibles consecuencias del sedentarismo son:

  • Perder masa muscular y resistencia.
  • Los huesos se debilitan y pierden minerales.
  • El metabolismo se ve afectado. Las grasas y los azúcares se pueden volver un problema grave.
  • El sistema inmunitario puede dejar de funcionar correctamente.
  • Mala circulación de la sangre.
  • Inflamación en alguna parte del cuerpo.
  • Es posible desarrollar un desequilibrio hormonal.
  • Aumento de sentimiento depresivo.

Sedentarismo: Enfermedades

El Sedentarismo lleva asociado muchas enfermedades crónicas. Cuando no hacemos ejercicio físico de manera regular aumentamos el riesgo de:

  • Obesidad
  • Colesterol alto
  • Enfermedades del corazón
  • Presión arterial alta
  • Osteoporosis
  • Diabetes tipo 2
  • Algunos tipos de cáncer
  • Accidente cardiovascular

 

La depresión y la ansiedad también pueden ser causados por un estilo de vida sedentario. Como más sedentario sea nuestro estilo de vida, mayor riesgo corre nuestra salud. 

El sedentarismo aumenta el riesgo de muerte prematura.

Cómo evitar el Sedentarismo​​​​​​​

Estar estos riesgo es muy sencillo. Sólo tienes que comenzar a practicar ejercicio físico, siempre teniendo consciencia de nuestras capacidades y limitaciones.

El ejercicio físico favorece nuestra salud y calidad de vida, además de retrasar el envejecimiento y cuidar de nuestra mente. 

Debemos incentivar a los mayores a introducirse en la cultura del envejecimiento activo y a decir STOP Sedentarismo.

Los expertos consideran que la cantidad mínima de ejercicio saludable puede ser de dos maneras:

  • 75 minutos de ejercicio enérgico a la semana.
  • 150 minutos de deporte moderado a la semana.

 

Mantener un buen estilo de vida sólo depende de uno mismo: Aprende a cuidarte para cuidar mejor.

¿Te ha parecido útil este consejo? ¡Valóralo!

5 votos con una valoración media de 4.8.