Tratamiento Alzheimer: Novedades

Novedades en el tratamiento del Alzheimer

El Alzheimer es la causa de demencia más común, sin embargo, no es un padecimiento que afecta solo a las personas que lo sufren. Quienes están alrededor de ellas también se ven afectados por este problema. Tanto es así que la Organización Mundial de la Salud (OMS) ya ha reconocido el efecto abrumador que tiene la enfermedad tanto en los familiares como en sus cuidadores.

Actualmente, en el mundo 50 millones de personas padecen Alzheimer. Solo en España, más de 1,2 millones sufren este tipo de demencia. Su mayor incidencia se sitúa entre los 65 y los 80 años. En el año 2050, debido al envejecimiento progresivo de la población, esta cifra podría triplicarse y alcanzar los 135 millones de personas afectadas.

Con estas cifras alarmantes es normal que se comiencen a ver más y más investigaciones enfocadas en lograr avances en su prevención y tratamiento. Aunque, a día de hoy, ningún medicamento ha demostrado prevenir o revertir los efectos del Alzheimer, se comienzan a ver algunos progresos importantes.

Retos en el tratamiento y la prevención del Alzheimer

Los tratamientos actuales para el Alzheimer se centran en aliviar los síntomas de la enfermedad. Si bien la sociedad está reclamando avances en materia de prevención, detección y tratamiento de la enfermedad, todavía existen obstáculos e incógnitas para poder avanzar:

  • Se desconocen las causas del Alzheimer.
  • Se desconocen los desencadenantes de la enfermedad.
  • Se desconoce cómo detectar el Alzheimer de forma precoz.

Más del 99,6% de los fármacos probados entre 2002-2012 han fracasado. Es necesario que las organizaciones inviertan más recursos en la investigación sobre el Alzheimer.

La pregunta actual de los científicos es: ¿Y si los enfoques principales de los estudios realizados han sido erróneos?

Mejorar la calidad del sueño puede prevenir el Alzheimer

La Universidad Pablo de Olavide (UPO) y el hospital Quirónsalud Infanta Luisa de Sevilla han unido fuerzas en un proyecto de investigación para la prevención del Alzheimer.

El estudio que llevan a cabo trata de comprender el rol de las alteraciones del sueño en la agregación de la proteína beta amiloide, una de las lesiones cerebrales que caracterizan la enfermedad de Alzheimer.

Esta investigación puede comportar la incorporación de recomendaciones para obtener buenos hábitos de sueño y mejorar la calidad de este como medida de prevención para reducir la prevalencia de la enfermedad en nuestro entorno. Se calcula que el estudio no finalizará hasta 2020.

¿Un posible nuevo fármaco para prevenir el Alzheimer?

La farmacéutica americana Pfizer ha reconocido que uno de sus medicamentos contra la artritis reumatoide, Enbrel, podría reducir el riesgo de padecer alzhéimer en un 64 por ciento.

La Sociedad Española de Neurología calcula que en nuestro país se diagnostican cada año unos 40.000 nuevos casos de esta enfermedad. De ahí la necesidad de un rápido desarrollo de estrategias de prevención y tratamiento. Además, los científicos destacan que el uso de un fármaco existente para nuevos fines terapéuticos ofrece una alternativa práctica al costoso y lento proceso de descubrimiento de nuevos medicamentos.

Un nuevo tipo de demencia confundido con el Alzheimer: Late

Desde que se aceptó el último fármaco para aliviar los síntomas del Alzheimer hace más de 10 años, alrededor de 400 ensayos habrían fracasado. Los científicos parecen haber hallado una explicación al encontrar un nuevo tipo de demencia que se confunde con el Alzheimer y que han bautizado con el acrónimo LATE, lo que significa que hay personas diagnosticadas con enfermedad de Alzheimer que, probablemente, padecen LATE.

Este tipo de demencia afecta, sobre todo, a las personas mayores de 80 años y podría explicar alrededor de un 17% de los casos de demencia.

Este nuevo tipo de demencia, Late, aparentemente es como el Alzheimer, pero las proteínas asociadas son diferentes, por lo tanto, el tratamiento también. El Alzheimer se asocia con dos proteínas (beta amiloide y tau) y la enfermedad de Late se asocia con la proteína TDP-43.

Vacuna británica: ¿es realmente la cura para el Alzhéimer?

Actualmente, existen algunas vacunas que ayudan a prevenir el Alzhéimer. Una de ellas, la vacuna EB101, desarrollada por científicos españoles, ha comenzado a dar resultados al detener las expresiones más comunes de la enfermedad y evitar las reacciones de defensa del organismo que provocaron meningoencefalitis, un efecto causado por la vacuna AN1792. Sin embargo, la vacuna EB101 solo tiene funcionalidades terapéuticas y preventivas.

La buena noticia es que esta no es la única investigación científica que busca la cura del Alzhéimer. Científicos británicos han creado una vacuna que podría detener el avance de la enfermedad. El objetivo de esta vacuna es frenar la progresión del Alzhéimer al atacar los “enredos” en el cerebro, culpables de la pérdida de memoria.

Esta enfermedad se manifiesta cuando se forman ovillos neurofibrilares en el cerebro. Estos ovillos son un conglomerado anormal de la proteína tau, la cual forma nudos en el cerebro. Con estos nudos, los nutrientes esenciales no pueden llegar a las células, por lo que mueren y se genera la pérdida de memoria. Esta sería la primera vacuna que se crea para atacar estos «ovillos enredados».

Con este nuevo enfoque sus creadores esperan que sea posible frenar el avance del Alzhéimer, ya que hasta ahora los tratamientos que existen solo logran mejorar los síntomas de la enfermedad. Si bien es cierto que todavía es pronto para determinar la efectividad de esta vacuna, lo importante es que se están abriendo caminos para mejorar la vida de las personas con Alzhéimer y por ende de sus familiares y cuidadores.

Buscando soluciones

El desarrollo de medicamentos y vacunas que puedan ayudar a detener el progreso del Alzheimer, a mejorar sus síntomas o incluso a prevenirla, serán las grandes soluciones para esta enfermedad que afecta a cada vez más personas en el mundo.

Sin embargo, mientras no podamos contar con estas opciones, sí que podemos hacer otras cosas para mejorar la vida de nuestros seres queridos. El cuidado de una persona mayor es un trabajo que requiere determinadas habilidades y destrezas. Y, si a la edad le añadimos una enfermedad degenerativa como el Alzheimer, la necesidad de cuidados es mucho mayor.

La mejor solución en estos casos es contar con el apoyo de una persona auxiliar de ayuda a domicilio. Contratar una persona para prestar la asistencia necesaria a las personas mayores con Alzheimer ayuda a manejar la situación a la familia.

Cuidados de Alzheimer

Cuideo cuenta con la colaboración de personas cuidadoras expertas en cuidados de Alzheimer para personas mayores.

Las personas cuidadoras que colaboran con Cuideo ayudarán a tu familiar mayor en todo lo que necesite y, además, le mantendrán activo, física y mentalmente, para mejorar su salud y bienestar, velando por su salud y comodidad en todo momento. De esta manera, las personas mayores nunca van a sentirse solas.

Ofrecemos nuestros servicios de asistencia domiciliaria en varios puntos de España:

Cuideo Madrid: cuidado de ancianos a domicilio en Madrid

Cuideo Barcelona: cuidado de ancianos a domicilio en Barcelona

Cuideo Sevilla: cuidado de ancianos a domicilio en Sevilla

Cuideo Bilbao: cuidado de ancianos a domicilio en Bilbao

Cuideo Valencia: cuidado de ancianos a domicilio en Valencia

Cuideo Sant Cugat: cuidado de ancianos a domicilio en Sant Cugat

Cuideo Córdoba: cuidado de ancianos a domicilio en Córdoba

Cuideo Toledo: cuidado de ancianos a domicilio en Toledo

Cuideo Lleida: cuidado de ancianos a domicilio en Lleida

Cuideo Fuenlabrada: cuidado de ancianos a domicilio en Fuenlabrada

Cuideo Cartagena: cuidado de ancianos a domicilio en Cartagena

Cuideo Manresa: cuidado de ancianos a domicilio en Manresa