PUBLICADO EL 20/10/2020
POR Anna
La osteoporosis es un trastorno de la cantidad y la calidad del hueso, con un problema principal: el riesgo de fractura. Dejamos los aspectos más importantes a tener en cuenta en esta enfermedad.

¿Qué es la Osteoporosis?


La organización Mundial de la Salud define la Osteoporosis como una enfermedad del hueso caracterizada por una menor resistencia del mismo, que se debe tanto a un déficit en la cantidad ósea como a una alteración en la calidad del hueso, o a ambos factores, lo que ocasiona una mayor fragilidad y una mayor predisposición a sufrir fracturas ante mínimos traumatismos.


En resumen, la osteoporosis es un trastorno tanto de la cantidad como de la calidad del hueso, con un problema principal: el riesgo de fractura de un hueso debido a la fragilidad.


Sin duda pues, la osteoporosis es la enfermedad ósea más frecuente y afecta tanto a mujeres como hombres, aunque con mayor incidencia en mujeres mayores de 50 años. Las fracturas más comunes suelen ser las de muñeca, seguidas de las vertebrales y las de cadera, que se producen en pacientes de más edad y se consideran las más graves.

¿Cuáles son los síntomas de la osteoporosis?

No se reconocen síntomas en las etapas iniciales de la enfermedad. Sin embargo, en etapas más avanzadas, con los huesos más debilitados, se pueden encontrar signos y síntomas de osteoporosis:


⦁    Dolor de espalda, provocado por una vértebra fracturada o aplastada. A menudo ocurre sin una lesión. El dolor se produce de repente o lentamente con el paso del tiempo.
⦁    Pérdida de estatura con el tiempo (de hasta 15 centímetros).
⦁    Postura encorvada, cifosis o joroba de viuda.
⦁    Rigidez o dolor de articulaciones.
⦁    Huesos que se fracturan más fácilmente.

Síntomas de osteoporosis en cadera

El riesgo de padecer una fractura de cadera en una mujer a partir de los 50 años es de un 15,6%  y en los hombres representa la mitad. Sin embargo, la fractura de cadera es la más grave debido al gran consumo de recursos sanitarios y la alta mortalidad en edades avanzadas.
Se pesenta de forma repentina con dolor e incapacidad del miembro inferior, generalmente, después de una caída desde la posición de pie. Casi siempre requiere ingreso hospitalario, por lo que a pesar de su gravedad, es de las fracturas que están mejor documentadas.

¿Cuáles son las causas de la osteoporosis?

Entre los 30 y 35 años aproximadamente, es cuando una persona alcanza el “pico más alto” de masa ósea. Es a partir de ese momento cuando los huesos de nuestro cuerpo van perdiendo minerales, masa y estructura, debilitándose poco a poco y aumentando el riesgo de fractura en un futuro. Así pues, el riesgo de padecer osteoporosis viene determinado, en gran parte, por el nivel máximo de masa ósea que se obtenga en la edad adulta.


Asimismo, la pérdida ósea puede venir determinada por diferentes causas o factores como: 


⦁    El género y en concreto, la menopausia. La disminución de los niveles de estrógenos es una de las causas principales de la osteoporosis entre las mujeres. En el caso de los hombres ocurre, aunque con menor medida, con la llegada de la andropausia, que conlleva un descenso en la producción de testosterona.
⦁    La raza, ya que en general, tiene más probabilidades de tener osteoporosis una persona de raza blanca y ascendencia asiática.
⦁    Factores genéticos y antecedentes familiares.
⦁    Niveles altos de hormona tiroidea.
⦁    Enfermedades que implican una inmovilización prolongada. 
⦁    Bajo peso corporal o delgadez extrema.
⦁    Ingesta de medicamentos que favorecen la descalcificación de los huesos.
⦁    Tener otras afecciones médicas como la Celiaquía, la enfermedad inflamatoria intestinal, la enfermedad renal o hepática, Cáncer, Lupus, Mieloma múltiple o Artritis reumatoide. 
⦁    Malos hábitos alimenticios y estilo de vida sedentario. 
⦁    El tabaquismo y el alcoholismo.

La osteoporosis prematura

Aunque no es lo habitual, la osteoporosis también puede presentarse en jóvenes e incluso en niños. Se suele decir que la osteoporosis es "una enfermedad infantil con consecuencias en la vejez", ya que la cantidad de hueso que se desarrolle en la niñez y adolescencia, determinará la salud del esqueleto en etapas más maduras.


De hecho, se sospecha que las conductas y los hábitos habituales están propiciando la aparición de la enfermedad a edades más tempranas. Es por eso que hay que darle importancia a la salud de los huesos desde la infancia para ayudar a prevenir o, bien, reducir los riesgos de la osteoporosis durante la edad adulta.

Tratamiento para la osteoporosis

Para poder dar un tratamiento adecuado hay que tener un buen diagnóstico previo. Así pues, para detectar la osteoporosis se puede tener en cuenta tanto el historial de fracturas por fragilidad como la densitometría ósea, entre otras pruebas. Esta última es la técnica más utilizada para medir la densidad mineral de los huesos de forma rápida y sencilla. Se realiza mediante una absorciometría de rayos X de doble energía, también llamada DXA, de columna vertebral, lumbar, cadera o muñeca.

Una vez realizadas las pruebas, se tienen en cuenta también las características del paciente como la edad y otras enfermedades, para ofrecer el mejor tratamiento. 
El tratamiento de la osteoporosis puede empezar por cambiar el estilo de vida de los pacientes, así como tener en cuenta ciertos consejos para prevenir caídas.

La alimentación es de lo más importante, se recomienda una ingesta en calcio a los pacientes con osteoporosis de 1.000 a 1.200 mg al día a través de la dieta. Si no fuera posible, se aconseja tomar suplementos de calcio. Asimismo, la hormona encargada de transportar el calcio a los huesos, la vitamina D, también debe tener unos niveles superiores a 30 ng/ml. La mejor manera de conseguir esta vitamina es con la ingesta de alimentos como el pescado azul, la yema del huevo o la exposición solar diaria de unos 15 minutos. 

Por último, entre los fármacos utilizados para tratar esta patología encontramos a los bisfosfonatos, que se utilizan en el caso de que se haya producido una fractura o si la densitometría ósea determina un alto grado de pérdida de densidad de masa ósea.

Más recientemente han sacado nuevos tratamientos para la osteoporosis como el denosumab, el cual permite aumentar en mayor proporción la masa ósea frente a otros medicamentos. 

 

Piramide del tratamiento para la osteoporosis

                                                                                                                             Pirámide del tratamiento de la osteoporosis

Ejercicios para la osteoporosis

El programa de ejercicios de una persona con osteoporosis debe ser de intensidad baja o moderada según el paciente, debido a la disminución de la movilidad y supervisado por un médico. 

En personas con bajo riesgo de caída es recomendable incluir actividades como caminar, ir en bicicleta, nadar u otros deportes adaptados como el taichí, el yoga, el senderismo, etc.

Ahora bien, aquellas personas con alto riesgo de caída deben realizar ejercicio en situaciones controladas que minimicen el riesgo de caída, es decir, sentados o con apoyo para mantener el equilibrio. 

Desde Cuideo animamos a todos esos pacientes que estén sufriendo esta enfermedad a realizar algunos ejercicios para mejorar su bienestar. Así pues, hemos seleccionado cuatro ejercicios sencillos para realizar en casa:

  • Levantarse de una silla y sentarse con apoyo a otro mueble o con apoyo en las rodillas. En este ejercicio los pies pueden estar juntos o uno delante del otro, intentando que uno esté lo más cerca debajo del asiento posible.

 

Ejercicio 1

            Ejercicio 1 para realizar en casa. Fuente: Sociedad Española de Geriatría y Gerontología.

  • En una silla, elevar un muslo y rodilla, mantener la posición en el aire hasta 3 segundos, sin aguantar la respiración. Repetir varias veces con las dos piernas.
Ejercicio 2

            Ejercicio 2 para realizar en casa. Fuente: Sociedad Española de Geriatría y Gerontología.

  • Acostado, elevar la pierna 45º y mantener la posición hasta 3 segundos. Se puede hacer también lateralmente. Repetir varias veces con las dos piernas.
Ejercicio 3

          Ejercicio 3 para realizar en casa. Fuente: Sociedad Española de Geriatría y Gerontología.

  • Caminar hacia delante o hacia atrás en una línea recta, con apoyo.
Ejercicio 4

      Ejercicio 4 para realizar en casa. Fuente: Sociedad Española de Geriatría y Gerontología.

Por otro lado, los ejercicios contraindicados y que, por lo tanto, pueden ser peligrosos en esta enfermedad son todos aquellos que supongan un gran esfuerzo y que incluyan rotaciones bruscas. Algunos ejemplos serían:

⦁    Intentar tocarse las puntas de los pies, estando de pie o sentado con las piernas rectas.
⦁    Levantar pesos con la columna arqueada.
⦁    Movimientos y giros bruscos de la columna de un lado al otro.
⦁    Saltar.

Cuidadores y cuidadoras a domicilio: El apoyo ideal

Los cuidadores y cuidadoras de pacientes con osteoporosis deben ayudar a generar un entorno agradable, seguro y confortable.

Los cuidadores y cuidadoras Cuideo ayudarán al adulto mayor con osteoporosis con todo lo que necesite y se ocuparan de ayudarlo a realizar los ejercicios prescritos por el médico. Además, le ayudarán a mantener unos hábitos saludables para tratar de ayudarlo a mejorar su salud, bienestar y calidad de vida.

La tranquilidad de tener a tus mayores con los mejores profesionales.

¿Te ha parecido útil este consejo? ¡Valóralo!

11 votos con una valoración media de 4.