PUBLICADO EL 08/12/2018
POR Cuideo
A medida que envejecemos, se producen cambios en los patrones del sueño, causando insomnio, problemas para dormir, entre otros. Conoce todo sobre los problemas de sueño en ancianos.

Las personas mayores suelen ver cambios en su ciclo de sueño. Estas tienen de por sí un sueño más ligero y menos profundo que las personas jóvenes.

A medida que envejecemos, se pueden producir cambios en los patrones del sueño, causando insomnio, problemas para dormir, entre otros.

Sin embargo, una persona sana de más de 70 años puede despertarse muchas veces durante la noche, sin que exista alguna enfermedad o trastorno del sueño.

Cuando una persona mayor pierde la energía debido a alguna patología relacionada con el sueño, el apoyo domiciliario es esencial para afrontar su día a día como es debido.

Problemas de sueño en ancianos

Los trastornos del sueño son patologías que perturban el sueño y no permiten descansar correctamente. Son muy comunes entre las personas mayores.

La mayoría de los adultos necesitamos entre 7 u 8 horas de sueño durante la noche, prácticamente ininterrumpido, para así, sentirnos descansados y alerta. Cuando envejecemos aparecen patrones que alteran el sueño, produciendo alguno de los siguientes síntomas en el ciclo del sueño:

  • Estar más cansado antes de la hora habitual de acostarse.
  • Dificultades para conciliar el sueño.
  • Despertarse por la madrugada sin poder volver a dormir.
  • Despertarse a media noche, sin poder volver a conciliar el sueño.
  • Dificultad para quedarse dormido o mantener el sueño.
  • Dormir demasiado sin notar mejora.
  • Dificultad para diferencia entre el día y la noche.

 

Algunas de la causas que pueden provocar problemas del sueño en ancianos pueden ser:

  • Enfermedad del Alzheimer, Parkinson y enfermedades neurológicas en general.
  • Insuficiencia cardíaca o renal.
  • Afecciones cerebrales.
  • Depresión.
  • Mucho estrés.
  • Enfermedades reumáticas como la artritis o la Fibromialgia, debido al dolor corporal.
  • Efectos secundarios de algunos medicamentos.
  • Consumo de drogas, alcohol y bebidas con cafeína.
  • Inactividad y sedentarismo.
  • Incontinencia urinaria.
  • Diabetes.
  • Problemas de próstata.

Tipos de trastornos del sueño en personas mayores

Existen varios trastornos del sueño que pueden afectar a nuestros mayores. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), existen más de 88 trastornos del sueño. Los más comunes son los siguientes.

Insomnio

El Insomnio es el trastorno del sueño más común. Esta alteración del sueño no permite dormir ni descansar como es necesario. Produce los siguientes síntomas generales:

  • Dificultad para iniciar o mantener el sueño.
  • Falta de sueño reparador y suficiente.
  • Cansancio diurno.

 

El insomnio puede ser transitorio, de corta duración o crónico, dependiendo de su causa.

Hipersomnia

La Hipersomnia es un trastorno de sueño en el que se produce una necesidad excesiva de dormir durante el día. El sueño se vuelve excesivamente prolongado y profundo, durante 10 hora o más.

Provoca que durmamos mucho sin llegar a conseguir un sueño reparador, es decir, nos sentimos agotados durante el día, aunque hayamos descansado en exceso.

Trastorno conductual del sueño MOR (TCSM)

Se trata de un trastorno que provoca parálisis en algunas partes del cuerpo durante el sueño, es decir, una parte del cuerpo se despierta mientras el resto sigue dormido.

Afecta al 9% de las personas ancianas de la población. Más en hombres que en mujeres, sobretodo, a partir de los 80 años.

Debemos tener especial cuidado con las personas que padecen algún tipo de demencia o deterioro cognitivo. Además, el TCSM aumenta el riesgo de deterioro cognitivo.

Apnea del sueño

La apnea del sueño se caracteriza por pausas en la respiración mientras dormimos. Provoca que la persona deje de respirar durante unos segundos mientras duerme. Esto impide dormir bien, incluso, puede hacer que nos despertemos en varias ocasiones durante la noche.

Las personas que padecen apneas del sueño, suelen roncar ruidosamente cuando la respiración vuelve a empezar. La respiración se detiene entre 10 y 30 segundos cada vez. Se deben producir en más de 10 ocasiones por cada hora de sueño para que se considere patológico. 

Ocurre en un 17% de las personas mayores, aproximadamente. 

Las apneas del sueño provocan los siguientes síntomas:

  • Aumento de la frecuencia de despertarse por las noches.
  • Cefaleas.
  • Cansancio o somnolencia durante el día.

 

Es muy importante llevar un control exhaustivo en pacientes que padecen apneas del sueño, ya que aumenta el riesgo de mortalidad por enfermedades cardíacas y cerebrovascular. Los pacientes con más riesgo son los que sufren obesidad, hipertensión o roncan de manera habitual y sonora.

Es importante saber que puede provocar hipertensión arterial e incrementar el riesgo de infarto de miocardio.

Sonambulismo

Se trata de un trastorno del sueño donde la persona dormida se levanta, camina, habla y se comporta como si estuviese despierta. Los actos que haya hecho en este período de tiempo no los recordará al despertar.

Sólo afecta al 0,2% de las personas mayores de la población.

Síndrome de las Piernas Inquietas (SPI)

Se trata de una enfermedad que provoca dolores o molestias en las piernas. El principal síntoma es los movimientos involuntarios en las piernas. Podemos sentir que nuestras piernas no se quedan quietas, provocando una sensación de incomodidad.

Se produce en el 17% de las personas mayores de la población, aproximadamente.

Trastorno de Movimientos Periódicos en las Piernas (TMPP)

Se trata de una afección en la cual las piernas patean mientras dormimos. La mayoría de las veces, el paciente no es consciente de ello.

El TMPP puede impedir el buen descanso y causar sonambulismo durante el día.

Algunas personas pueden ser diagnosticados con el Trastorno de Movimientos Periódicos en las Piernas (TMPP) y el Síndrome de la Piernas Inquietas (SPI) a la vez.

 

Todos estos trastornos pueden conllevar a la Fatiga Crónica y a otras enfermedades.

Tratamiento para trastornos de sueño

Es muy importante aliviar el dolor crónico y controlar las afecciones médicas. El principal tratamiento es mantener un vida sana y activa con buenos hábitos de sueño.

Para poder establecer el tratamiento adecuado, lo más importante es conocer qué problema produce el trastorno del sueño. El paciente siempre debe seguir las indicaciones, recomendaciones y consejos del médico. También es muy esencial que conozcan sus derechos como pacientes.

Conviene evitar el uso de somníferos, a no ser que sean por prescripción médica, y que el médico lleve un buen seguimiento del estado del paciente. 

El tratamiento de la Fatiga Crónica también es importante conocerlo, ya que puede ir relacionada con la mayoría de los trastornos del sueño nombrados anteriormente.

Prevención de trastornos del sueño en ancianos

Hacer ejercicio físico de manera regular y evitar la mayor cantidad de causas que pueden producir perturbaciones en el sueño para poder controlar los problemas de sueño.

En resumen, llevar un estilo de vida saludable es la mejor manera de evitar los trastornos del sueño. Es muy importante controlar este tipo de situaciones para nuestra salud y acudir al médico si es necesario.

 

En Cuideo incentivamos el envejecimiento activo y recordamos que descansar es muy importante para nuestro cuerpo a cualquier edad. El sueño reparador es necesario para poder cuidar nuestro cuerpo como es necesario y, así, poder empezar el día con fuerzas y energía. 

 

Si hace tiempo que sientes que no puedes dormir bien o que te levantas como sin energías durante el día, como si no hubieras descansado, acude a tu médico habitual para poder confirmar que no sufres ningún tipo de trastorno del sueño. Si considera que puede sufrir cualquiera de estas patologías es muy importante que acudas a la cita médica para poder verificar si hay un problema de salud relacionado con el sueño.

 

Contamos con los mejores cuidadores especializados para ofrecer cuidados de Parkinson, Alzheimer y  otras patologías. Todos cuentan con experiencia demostrable y referencias válidas. También son ideales para cuidar de tus mayores y dibujarles una gran sonrisa a diario.

Nos encanta cuidar de grandes personas por todo España:

Cuidado de ancianos a domicilio en Madrid

Cuidado de ancianos a domicilio en Barcelona

Cuidado de ancianos a domicilio en Sevilla

Cuidado de ancianos a domicilio en Bilbao

Cuidado de ancianos a domicilio en Valencia

Cuidado de ancianos a domicilio en Zaragoza

Cuidado de ancianos a domicilio en San Sebastián

Cuidado de ancianos a domicilio en Pamplona

Cuidado de ancianos a domicilio en Alicante

Cuidado de ancianos a domicilio en Málaga

Cuidado de ancianos a domicilio en Vizcaya

¿Te ha parecido útil este consejo? ¡Valóralo!

5 votos con una valoración media de 3.4.