PUBLICADO EL 13/09/2021
Los abuelos y nietos se preparan para la vuelta al cole durante el coronavirus. Sin embargo, actualmente existen muchas incertidumbre y miedos que rodean la vuelta al cole de este 2020.

La vuelta al cole ya está aquí y los abuelos y abuelas siempre han sido una pieza clave para esta etapa del año, ya que muchos se convierten en los cuidadores cotidianos de sus nietos.

Sin embargo, el año pasado la vuelta al cole del 2020 estuvo llena de incertidumbre y temor, sobre todo para las personas mayores, debido al miedo causado por la pandemia del coronavirus. Este año, las vacunas han hecho que se espere un regreso a las aulas más normal, siempre tomando las precauciones necesarias.

Abuelos: Pieza clave para la vuelta al cole de los nietos

Los abuelos son una pieza esencial en la vida de muchas familias. Ellos ayudan a la Generación Sándwich en muchos aspectos, pero sobre todo a compaginar la jornada escolar con la jornada laboral, ya que muchas veces los horarios no son del todo compatibles.

Más allá del vínculo familiar, los abuelos suelen ser el auténtico pilar del núcleo familiar. Mientras los padres trabajan, los abuelos se ocupan de cuidar a los nietos. Según una encuesta del Imserso y un estudio del CIS, el 33% de las familias españolas aseguran que las personas mayores colaboran en el cuidado de sus nietos.

Pero no solo llevan y recogen a los nietos del colegio o a otras actividades, sino que también los alimentan, los llevan al médico, los ayudan a hacer los deberes, los llevan y recogen de otras actividades, entre otras tareas del hogar que no estarían cubiertas sin su presencia. Debido a esto, los abuelos y nietos suelen tener una relación muy estrecha.

En definitiva, los abuelos casi siempre están dispuestos a ayudar a sus hijos y nietos de la forma más desinteresada, ya sea económicamente, cuidando de los nietos o ayudando en casa. 

Abuelos y nietos: Beneficios de su relación

Es cierto que la vuelta al cole supone un aumento de tareas y responsabilidades por parte de los abuelos. Sin embargo, esto puede suponer puntos muy positivos y otros muy negativos para ellos.

Las relaciones intergeneracionales, es decir, la relación entre niños o jóvenes y adultos mayores, pueden aportar grandes beneficios para ambos, como:

  • Aprender sobre las nuevas tecnologías.
  • Aprender viejos refranes.
  • Aprender viejas historias que pasan de abuelos a nietos.
  • Ayuda a mantenerse activo tanto física como mentalmente en edades avanzadas, por lo que cuidar a los nietos ayuda a prevenir la demencia.
  • Además, varios estudios han demostrado que los abuelos que cuidan de sus nietos viven más, ya que a nivel anímico se rejuvenecen, están más activos y felices, les ayuda a romper con la rutina, a establecer un vínculo familiar, etc.

Por todos estos motivos, es muy importante que abuelos y nietos sepan cómo aprender y divertirse juntos.

Sin embargo, hacerse cargo de los nietos también tiene efectos negativos en los abuelos y abuelas. El cansancio por una carga excesiva, el estrés por hacer frente a tantas responsabilidades y el insomnio causado por el agobio y el cansancio son los aspectos negativos de esta sobrecarga para personas mayores.

La clave para no abusar de la ayuda de los abuelos está en respetar sus capacidades y comprender sus necesidades. Es necesario que los padres valoren sus esfuerzos, les hagan saber que están agradecidos y no pedirles más de lo que pueden hacer.

Vuelta al cole durante el Covid-19: ¿Riesgo para las personas mayores?

La duda más importante que se planteó para la vuelta al cole 2020 era el riesgo de contagio por Covid-19 entre los niños y sus familiares de riesgo, como los abuelos mayores de 70 años, padres con enfermedades crónicas o niños con alguna discapacidad o enfermedad rara... 

El neurovirólogo y profesor José Antonio López, igual que otros expertos, explicó a RTVE que opinaba que los centros no deberían iniciar el curso presencial si no hay instrucciones precisas, ya que la vuelta al colegio en septiembre no era prudente en aquella situación y podía suponer que algunos centros cerrasen sus puertas al cabo de poco de haber abierto, tal y como pasó en Alemania.

Quique Bassat, pediatra, epidemiólogo y miembro de la Asociación Española de Epidemiología, incidió en que lo más importante era que se siguieran las medidas de prevención de forma adecuada en los centros escolares y que se siguiese el ejemplo de otros países como Dinamarca. 

Este año la situación ha cambiado con las vacunas, pero seguimos en riesgo, como se ha comprobado este verano con la quinta ola. La pandemia sigue aquí. Aun así, este año tiene pinta de que los contagios en las escuelas serán menores que el año pasado. Pero, como decía el doctor Bassat, lo más importante es seguir las medidas de prevención, independientemente del estado de vacunación.

Abuelos y nietos: Recomendaciones para evitar contagios durante la vuelta al cole

Cada comunidad autónoma aplicará sus propias pautas y medidas para prevenir contagios en sus colegios, institutos y universidades, en función de su estado actual de caso por coronavirus.

Aún así, igual que en 2020, existen una serie de pautas que recomiendan las autoridades sanitarias y deberían seguirse en las aulas de todo el territorio, ya que si no gestionamos bien la situación actual puede suponer un aumento de los contagios entre profesores y alumnos, así como a familiares, amigos y conocidos. Algunas de estas medidas de prevención esenciales para una vuelta al cole segura son:

  • Implementar en cada centro escolar un coordinador o delegado COVID, es decir, una figura de coordinación clara que en un momento determinado pueda dar el aviso al centro de salud y que tenga conocimientos sanitarios para que sepa como actuar. Este debe hacer de nexo entre el sistema educativo y el sistema sanitario y alertar ante cualquier situación de alarma relacionada con el coronavirus.
  • Circuitos bien delimitados de vigilancia epidemiológica para detección precoz de casos y aislamiento de estos y de sus contactos.
  • Aplicar las medidas de prevención básicas en los centros educativos: distanciamiento físico, uso correcto de la mascarilla e higiene de manos frecuente.
  • Grupos reducidos de alumnos en cada curso.
  • Evitar contactos con superficies como pomos o luces (dejándolas abiertas).
  • Mantener las ventanas abiertas para que clases y pasillos se mantengan ventilados.
  • Transporte escolar: asegurar asientos fijos para cada niño, uso de mascarillas y apertura de ventanillas.
  • Formar al profesorado, al equipo de limpieza y a profesionales para la atención a la diversidad para poder adaptarse a los requerimientos de esta situación y saber cómo afrontar el mínimo signo de contagio entre alumnos y/o trabajadores del centro educativo.

Si se detecta algún alumno o profesor que pueda estar contagiado, el centro educativo determinará la gestión del caso. Una medida ejemplar podría ser que, al detectar los síntomas, llevarlo a un espacio separado de los demás y ventilado, con mascarilla, llamar al 112 o al número de su comunidad de atención al coronavirus y avisar a la familia. En caso de detectar un caso de coronavirus o más en las aulas, se recomienda adoptar las siguientes medidas:

  • Interrumpir la actividad presencial.
  • Confinamiento domiciliario de 14 días de los casos sospechosos.
  • Avisar a los familiares del alumno contagiado y del resto de miembros de su grupo clase.
  • Si la sintomatología es grave, contactar rápidamente al 112 o al número de su comunidad autónoma de urgencias.
  • Estudiar la necesidad de cierre temporal del centro educativo en el caso de tener muchos casos de contagio, que se reabrirá cuando la situación esté controlada.

Los profesionales sanitarios piden que los horarios escolares y laborales faciliten la conciliación entre ellos para evitar que los abuelos u otros familiares de edad avanzada o de grupos de riesgo tengan que asumir la tarea de llevar y recoger a los niños del colegio.

Actividades para la vuelta al cole de los abuelos

Como los expertos sanitarios recomiendan evitar que los abuelos lleven y recojan a sus nietos del colegio, es esencial cubrir bien las horas para mantenerlos activos y distraídos. Es esencial ayudar a las personas mayores a cubrir las horas muertas con actividades que pueden beneficiar su salud y bienestar, como:

  • Adaptar el hogar para que sea confortable y seguro durante la época de invierno.
  • Regar y cuidar las plantas de la ventana, el balcón, la terraza o el jardín. Debemos recordar que la jardinoterapia es muy beneficiosa para el estado de ánimo de las personas de edad avanzada y les ayuda a trabajar la paciencia, la constancia y la responsabilidad. También puede combinarse con la musicoterapia.
  • Los mayores también pueden apuntarse a actividades como pintura, informática y lectura para enriquecer sus conocimientos y su rutina diaria.
  • Pasear por el barrio siguiendo las medidas de prevención básicas, acompañados de un cuidador o cuidadora a domicilio si es necesario.
  • Visitar un museo o ir al cine, siempre siguiendo las medidas de prevención necesarias, puede ayudarles a enriquecer su estado de ánimo.

 Además, es muy importante que los adultos mayores sigan disfrutando de la compañía de sus familiares para evitar la soledad y seguir aprovechando los beneficios que aportan las relaciones intergeneracionales, pero siempre siguiendo las medidas de prevención necesarias para cuidar la salud de las personas de riesgo.

Ventajas de contar con cuidadores y cuidadoras a domicilio durante la pandemia Covid-19

Aunque muchos abuelos vuelven a tener miedo por su salud debido al coronavirus, muchos no quieren renunciar a ver a sus nietos. Entonces tenemos dos opciones; conectar a los abuelos y a los nietos como en el confinamiento o adoptar las medidas de prevención necesarias y seguir en contacto presencialmente.

Los cuidadores y cuidadoras Cuideo están formados y preparados para hacer frente, dentro de lo posible, a esta pandemia y pueden ser de gran ayuda tanto para las personas mayores como para sus familiares.

Si la persona mayor es autónoma e independiente, puede que un poco de ayuda y apoyo diario no le vengan mal. Los cuidadores y cuidadoras de personas mayores ayudarán al usuario a mantenerse activo física y mentalmente, le ayudarán a seguir correctamente las medidas de prevención contra el coronavirus fuera del hogar y se asegurará de prevenir el Covid-19 en el domicilio. También le acompañará a dónde tenga que ir, ya sea al médico, al colegio, a pasear, al museo o a hacer recados, entre otras tareas.

Conoce las ventajas de contar con un cuidador de mayores a domicilio.

¿Te ha parecido útil este consejo? ¡Valóralo!

14 votos con una valoración media de 3.7.