PUBLICADO EL 15/05/2019
POR Cuideo
La pérdida de apetito en personas mayores es muy habitual entre la población española. Cuando un mayor tiene falta de apetito es necesario evitar la malnutrición.

La falta de apetito en personas mayores es muy habitual entre la población española.

Con el paso de los años, las personas de la tercera edad, se enfrentan a diferentes cambios relacionados con la edad y el envejecimiento. Cuando nos encontramos ante un mayor con falta de apetito es necesario tomar medidas para evitar una malnutrición y/o carencias nutritivas.

Falta de apetito en personas mayores

La pérdida de apetito en personas mayores es un trastorno muy frecuente pero, a pesar de ser peligroso, no se considera una enfermedad. También se conoce como Hiporexia.

Cuando una persona sufre el trastorno de la pérdida gradual de apetito, la ingesta de alimentos va disminuyendo cada vez más, incluso, algunos pacientes siente rechazo a ciertos alimentos. Esto conlleva que no se adquieran todos los nutrientes necesarios y es un gran riesgo para la salud del paciente 

La pérdida de apetito provoca la pérdida de peso y eleva el riesgo de malnutrición, anorexia, infecciones y de otras afecciones para la salud.

La falta de apetito puede aparecer a cualquier edad y por diferentes motivos. 

La falta de ejercicio, el sedentarismo en la tercera edad, la soledad en ancianos y las enfermedades de la tercera edad sin factores riesgo en la aparición del trastorno de la pérdida de apetito en personas mayores.

Cuando una persona mayor deja de comer…

En las personas de edad avanzada, la pérdida de apetito puede ser un indicador de falta de nutrientes o de alguna patología y/o enfermedad grave para su salud. 

Causas de la pérdida de apetito en personas mayores

Cuando una persona mayor pierde las ganas de comer es esencial conocer la causa de la situación. Puede deberse a múltiples factores.

Las causas más comunes de la falta de apetito son:

  • Ansiedad
  • Depresión
  • Infecciones
  • Falta de ejercicio y Sedentarismo
  • Algunas enfermedades y patologías
  • Tratamientos
  • Fármacos

 

En estos casos, cuando se modifica el tratamiento o se resuelve el trastorno, el apetito vuelve de forma gradual. Es esencial actuar rápidamente porque, si no lo hacemos, podemos estar ante un caso de malnutrición y de carencias nutritivas.

La pérdida de apetito en personas mayores también puede ser debida a patologías, trastornos o enfermedades relacionadas con la edad:

  • EPOC
  • Demencia
  • Ictus
  • Determinados cánceres: colon, estómago, ovario o páncreas
  • Pérdida gustativa
  • Alzheimer
  • Insuficiencia cardíaca
  • Insuficiencia renal crónica
  • Hepatitis
  • Enfermedad hepática crónica

¿Qué hacer cuando un anciano no quiere comer?

Existen varias medidas que debemos adoptar ante un paciente de edad avanzada que no quiere comer, siempre teniendo en cuenta las necesidades, enfermedades y situación de cada mayor.

La mayoría de personas mayores sufren pérdida de apetito en la tercera edad porque no hacen ejercicio ni tienen con quién compartir su tiempo.

La mejor solución para una persona mayor que deja de comer es contratar los servicios de apoyo a domicilio, para que un@ cuidador@ profesional pueda controlar su alimentación, le haga compañía y le ayude en lo que necesite.

Los cuidadores Cuideo conocen todas las técnicas para estimular el apetito de tus mayores y disponen de la formación y la experiencia necesaria para atenderles ante cualquier incidencia. Ellos ayudarán a tu mayor en muchos aspectos:

  • Mantendremos a tu mayor activo, física y mentalmente.
  • Tendrá compañía para jugar, ver la tele y salir a pasear, entre otras actividades.
  • Le ayudarán a preparar las comidas y a mantener una dieta equilibrada.
  • Las tareas del hogar dejarán de ser un obstáculo en su día a día.
  • Control de la medicación

 

Al Equipo Cuideo nos encanta regalar sonrisas a grandes personas como vosotros.

¿Te ha parecido útil este consejo? ¡Valóralo!

9 votos con una valoración media de 4.4.