Bronquitis en ancianos

Bronquitis en ancianos

Tener el sistema inmunitario bajo puede llevarnos a no solo poder contraer más patologías, también a que las que suframos comporten complicaciones. Por eso es importante cuidarse tanto cuando estamos sanos como cuando tenemos algunas enfermedad. De hecho, cuando pasamos por un catarro que no curamos como es debido, podemos desarrollar bronquitis.

En España, esta infección respiratoria es muy común entre los niños y los adultos de edad avanzada. En Cuideo queremos ayudarte a diferenciar un catarro de la bronquitis en ancianos y a aplicar el tratamiento necesario cuanto antes.

¿Qué es la Bronquitis?

La bronquitis es una infección en los tubos bronquiales que se ocupan de transportar el aire hacia y desde los pulmones. Esta inflamación provoca que estos tubos que conectan la tráquea y los pulmones se llenen de mucosidad y causen dificultades y pitidos al respirar. Esta enfermedad suele provocar tos para eliminar la mucosidad.

La diferencia principal entre el catarro y la bronquitis es que el resfriado es una infección vírica de la zona alta del aparato respiratorio (faringe y cavidad nasal), en cambio, la bronquitis es la inflamación de la zona baja. Para diagnosticar esta enfermedad, es muy frecuente que en urgencias realicen una radiografía del tórax, ya que allí se suelen ver las manchas en los pulmones que indican la presencia de la infección.

Tipos de Bronquitis

Existen dos tipos y es importante diferenciarlas para asegurarnos de optar por el tratamiento adecuado. Es importante que esta enfermedad requiere de atención médica para poder eliminarla correctamente del cuerpo.

Bronquitis aguda en ancianos

La bronquitis aguda es el resultado de una infección viral o irritación pulmonar. Algunas veces también puede ser causada por bacterias. Generalmente tiene una duración de más o menos 10 días.

Bronquitis crónica en ancianos

La bronquitis crónica es una enfermedad grave que ocurre cuando el revestimiento de los tubos bronquiales se irrita e inflama constantemente. Sus síntomas empeoran a largo plazo. Este tipo también se considera un subtipo de la enfermedad pulmonar obstructiva crónica (EPOC).

Para que esta infección se pueda considerar crónica, los síntomas deben persistir como mínimo 3 meses. Cuando se vuelve crónica es prácticamente incurable, sobre todo en personas fumadoras. Esta patología también es conocida como la tos del fumador y es de tipo asmático.

Bronquitis: ¿es contagiosa?

La respuesta a esta pregunta depende de la causa de la infección. La bronquitis aguda es causada por virus y bacterias. Como cualquier otra infección vírica, se puede contagiar a otras personas al toser. En cambio, la crónica no suele ser contagiosa.

Cómo evitar el contagio de la Bronquitis

Para prevenir el contagio  de esta enfermedad, hay que tomar unas medidas esenciales:

  • Lavarse las manos con frecuencia.
  • Distancia mínima entre personas: 1 metro
  • Utiliza mascarillas respiratorias
  • Una buena manera de limpiar el ambiente es utilizar purificadores de aire en casa
  • Utiliza pañuelos desechables
  • Estornuda en el codo, no en las manos

Causas de la Bronquitis en ancianos

En el 90% de los casos, la causa más frecuente de la bronquitis ES una infección viral. Su propagación es por vía aérea o por contacto con el virus a través de las manos sucias. El frío y la humedad son factores que favorecen la aparición de la patología.

Aun así, cabe destacar que muchas personas tienen esta patología crónica debido al tabaco y a la contaminación del aire. Esta última causa también es frecuente en niños pequeños.

Existen varios factores DE riesgo que pueden influir en la aparición de la bronquitis:

  • Fumar tabaco o estar en expuesto constantemente al humo y a las toxinas del tabaco.
  • La exposición a irritantes pulmonares como los vapores químicos u otros, ya sea en el entorno laboral o doméstico.
  • Las personas con Enfermedad por Reflujo Gastroesofágico (ERGE) tienen riesgo de padecer bronquitis. La acidez estomacal grave puede irritar la garganta y hacer que se inflame.
  • Una enfermedad aguda como el resfriado o la gripe puede ocasionar una disminución temporal de las defensas y la resistencia del sistema inmunológico. Puedes desarrollar bronquitis durante o después del resfriado común.
  • Personas con asma u otras enfermedades respiratorias como la neumonía.

Otras medidas para prevenir la Bronquitis

  • Evita fumar y evita estar cerca del humo del tabaco
  • Evita el contacto con pacientes con gripe, catarro…
  • Lávate las manos a menudo
  • Vacúnate todos los años contra el virus de la gripe
  • Pregunta a tu médico si es necesaria la vacuna contra el neumomoco

Síntomas de Bronquitis en ancianos

Los síntomas principales tanto de la bronquitis aguda como de la crónica son los siguientes:

  • Tos
  • Mucosidad
  • Fatiga
  • Dificultad para respirar
  • Molestias en el pecho
  • Fiebre ligera
  • Dolor de garganta si la bronquitis persiste
  • Escalofríos

En el caso de la bronquitis aguda es muy parecida al resfriado y sus síntomas se combinan con dolores generalizados, de cabeza y otros síntomas típicos del catarro. Estos síntomas suelen mejorar en una semana, pero la tos puede persistir durante algunas semanas.

En la bronquitis crónica es habitual que la tos empeore o mejore en algunos períodos. Cuando esto sucede es muy posible que sea por la existencia de otra infección aguda.

Bronquitis: Cuándo acudir al médico

Cuando la tos producida por la bronquitis sigue las siguientes características, es esencial que te pongas en contacto con tu médico:

  • Duración de la tos: más de tres semanas
  • Insomnio debido a los ataques de tos
  • Fiebre de más de 38 Cº
  • Mucosidad descolorida
  • Sangre al toser
  • Silbidos o dificultades para respirar

Bronquitis aguda complicaciones

La complicación más común en una bronquitis es contraer neumonía. Es muy importante aprender a diferenciar estas enfermedades: ¿Bronquitis, neumonía o pulmonía?

Tratamiento Bronquitis

El tratamiento para ambos tipos de bronquitis tiene el objetivo de aliviar sus síntomas y ayudar a facilitar la respiración del paciente. Como hablaremos a continuación, no siempre recetar antibióticos es la mejor opción, ya que depende del origen de la infección. Así pues, para la bronquitis aguda se recomienda:

  • Reposo
  • Toma de líquidos abundantes
  • Aspirina o paracetamol
  • No se suelen prescribir antibióticos, a no ser que sea una infección bacteriana
  • Medicamentos inhalados a través de inhaladores o nebulizadores para disminuir las sibilancias

Para la bronquitis crónica son opciones similares a las enfermedades pulmonares y puede combinarse con algunos puntos del tratamiento para la bronquitis aguda. El principal tratamiento es:

  • Combinación de medicamentos como broncodilatadores y esteroides inhalados con nebulizador.
  • Terapia de oxígeno

Cómo prevenir la bronquitis aguda y crónica

El mejor tratamiento es el que no se tiene la necesidad de dar. Por eso, es muy importante prevenir que una persona mayor contraiga cualquier tipo de bronquitis. ¿Cómo prevenir la bronquitis en ancianos y cualquier tipo de infección respiratoria? Os damos cuatro consejos fáciles de seguir:

  • No fumar, ya que aumenta las posibilidades de sufrir bronquitis crónica.
  • Vacunarse contra el virus de la influenza, ya que puede provocar una infección en los pulmones y que esta derive en bronquitis.
  • El calor y la humedad pueden ayudarte a eliminar mucosidad de las vías respiratorias, por lo que es recomendable hacer baños de vapor en saunas o respirar vapor en casa
  • Tomar mucho líquido para no deshidratarte.