Residencia o cuidado en casa: ¿cuál escogemos?

Residencia o cuidado en casa

Preocuparnos por el cuidado de nuestros familiares de más edad es fundamental para que no se sientan solos y estén bien atendidos. Pero, qué escogemos para que los cuiden como se merecen, ¿una residencia o cuidado en casa mediante cuidadores a domicilio?

A medida que las personas nos hacemos mayores necesitamos cada vez más cuidados Muchas veces, a las familias les falta tiempo para poder atender a las personas mayores de su entorno como se merecen. En este momento, se suelen preguntar cuál es la mejor opción, una cuidadora a domicilio o una residencia.

¿Residencia de mayores o cuidarlos en casa?

Esta es una decisión importante a realizar, por lo que es muy normal que se busque información y se llame a distintos sitios para hacerse una idea de las ventajas tanto de las residencias de mayores como del apoyo en casa.

En Cuideo te ayudamos a escoger el servicio más adecuado para el buen cuidado de tus seres queridos. Para nosotros lo más importante es ayudar a las familias a garantizar la salud, seguridad y bienestar de las personas mayores.

Muchas veces, se cuenta con un tiempo limitado para realizar tal decisión, por lo que queremos ayudaros dándoos la información más importante a tener en cuenta cuando te encuentras ante esta disyuntiva.

El Cuidado de personas mayores y séniors en casa

¿No quieres separarte de tu familiar porque puedes dedicarle algunas horas al día? ¿Te vas de vacaciones y no quieres dejarlo desatendido? ¿La persona mayor no quiere ir a una residencia? Entonces, la mejor opción es el cuidado a domicilio. Este servicio se adapta 100% a las necesidades de la persona a cuidar.

La atención domiciliaria se suele ver como una de las alternativas a las residencias de mayores, pero muchas veces era complementario. Hay enfermedades que, si no se puede adaptar el hogar, cuando esté muy avanzada se va a necesitar una residencia. Por lo que en muchos casos son dos servicios que suman juntos.

En el caso de que la persona mayor conserve la mayoría de sus facultades, los cuidados a domicilio son la mejor opción sin duda. ¿Por qué? Porque la persona mantiene su entorno, lo cual evita el tedioso proceso de adaptación y no se rompe su red de apoyo social.

Además, no debe forzarse a sentirse como en casa porque está, directamente, en su casa. Estas son las principales diferencias entre envejecer en el domicilio con un cuidado en casa y en una residencia. Seguidamente, veremos más ventajas de los cuidados en el hogar.

Así mismo, puedes contratar los servicios de cuidados para personas mayores desde un par de horas al día hasta 24 horas diarias. En Cuideo ofrecemos la máxima flexibilidad horaria para adaptarnos a cada situación familiar.

7 ventajas de los cuidados a domicilio

Contratar un cuidador o cuidadora de personas mayores a domicilio puede ser la solución ideal para toda la familia. Somos el mejor apoyo para que puedas ocuparte de tus obligaciones diarias y autocuidado sabiendo que tus seres queridos están en las mejores manos profesionales.

Los servicios de asistencia domiciliaria de Cuideo se adaptan al detalle a cada caso. Son perfectos para familias que viven con sus seres queridos dependientes, pero necesitan un apoyo para cuidarles; para personas mayores que viven solas; o, incluso, para personas que requieren de cuidados especiales.

Contar con el apoyo de un cuidador o cuidadora a domicilio ofrece ciertas ventajas a la persona mayor y a la familia ante los servicios de una residencia.

Atención personalizada y constante para la persona mayor

Con los servicios de cuidados a domicilio de Cuideo, la persona mayor cuenta con una atención personalizada, cercana, constante, profesional y de calidad.

La tarea del cuidador o cuidadora es atender las necesidades de la persona mayor, enfocándose únicamente en él. Además, debido a que se trata de una profesional en el área, está preparada para cualquier situación que se pueda presentar.

La cuidadora o cuidador ayuda a la persona mayor en las tareas de casa: le prepara la comida según su dieta, se preocupa de que tome las medicaciones, le ayuda con el aseo diario, le estimula física y cognitivamente y le acompaña a hacer la compra, pasear y a las visitas médicas, entre otros.

Libertad de envejecer en su propio hogar

Gracias a los servicios de cuidados a domicilio, las personas mayores disponen de la libertad de escoger dónde quieren envejecer: en una residencia o con cuidado en casa.

Los psicólogos profesionales recomiendan que se les permita tomar sus propias decisiones sobre dónde quieren disfrutar su última etapa, ya que conservar el entorno habitual es muy beneficioso para las personas mayores. Tomar una decisión precipitada sobre este tema puede provocar que experimente los primeros episodios de desorientación.

Los cuidados a domicilio permiten que la persona mayor no tenga que abandonar su hogar. Esto hace que no se rompa su rutina ni empiece una vida de cero en otro entorno, con todo el esfuerzo psicológico que eso requiere.

Conservación de la autonomía y aumento del estado de ánimo

En Cuideo concienciamos a los cuidadores y cuidadoras de que tener un buen trato y una buena comunicación hacia la persona mayor puede tener resultados muy positivos para la salud y estado de ánimo de quien se cuida.

Dependiendo de su estado físico y cognitivo, las personas mayores pueden deprimirse y llegar a experimentar episodios de ansiedad por no poder realizar las actividades que solían hacer o porque se sienten solas.

Los cuidadores y cuidadoras, además de velar por su seguridad, salud y bienestar, les hacen compañía y les ayudan en las tareas del día a día. Esto ayuda a la persona mayor a sentirse mucho mejor anímicamente y a aumentar su autoestima.

Además, acompaña y recoge a la persona mayor en el Casal de Mayores en caso de asistir. Estas actividades les permiten divertirse, lo cual se debe hacer a todas las edades, no tan solo durante la infancia. También incentivan las relaciones sociales con personas de su edad que aún conservan gran parte de sus capacidades y habilidades.

Para que una persona de edad avanzada pueda disfrutar de una autoestima y estado de ánimo alto es muy importante ayudarlo a conservar al máximo su autosuficiencia e independencia, siempre dentro de sus capacidades y habilidades actuales. El cuidador o cuidadora será su gran punto de apoyo diario.

Vínculo efectivo entre cuidador y la persona mayor

Con los cuidados a domicilio, la persona mayor puede disfrutar de la compañía que necesita para conversar y ser escuchada. De esta manera, se previene el sentimiento de soledad.

Las personas profesionales evitan que se aíslen socialmente y consiguen establecer lazos de amistad con quienes cuidan para que no aparezca el sentimiento de abandono. Este es uno de los principales problemas de salud mental que aparecen en mayores hoy en día en muchos países, como España.

Cuidadores formados y con experiencia

Es muy habitual que se contraten a personas sin experiencia ni formación real cuando no se realiza el servicio mediante una empresa de cuidados, ya que no hay el mismo control ni verificación del CV.

Cabe destacar que contratar cuidadores ilegalmente conlleva consecuencias y puede poner a toda la familia en una situación peligrosa para su seguridad y salud, sobre todo para las personas mayores.

Esto sigue pasando pero en menor grado. En Cuideo verificamos todas las referencias de las personas cuidadoras antes de asignarles cualquier servicio. De esta manera, nos aseguramos de que quien esté a cargo de una persona dependiente tenga los conocimientos y la experiencia necesarios para hacerlo. Además, deben de estar especializados en la enfermedad de la persona, si hay alguna.

Estimulación física y cognitiva

Uno de los objetivos de los cuidados a domicilio es ayudar a las familias a mejorar la calidad de vida de las personas mayores ¿Cómo? Mediante la estimulación física y cognitiva, así como del envejecimiento activo.

El cuidador o cuidadora mantiene a la persona mayor activa físicamente con un simple paseo o algunas actividades adaptadas a lo que este necesita. Además, la estimula cognitivamente para prevenir o retrasar la pérdida de memoria y algunas patologías.

Debemos incentivar su participación social y trabajar en su seguridad para garantizar una vida plena en la etapa de la jubilación. No se trata solo de vivir más años, se trata de vivirlos con calidad.

Mejora la calidad de vida del grupo familiar

Muchas veces, los familiares, no disponen del tiempo ni conocimiento necesario para cuidar de nuestro familiar más mayor. Por ello, algunas personas dejan incluso de trabajar. Los cuidadores de personas mayores son una ayuda extra para toda la familia.

Combinar las responsabilidades diarias con el cuidado de un familiar en situación de dependencia es una tarea agotadora que genera estrés al grupo familiar y que afecta su calidad de vida. De esta manera, los cuidadores familiares suelen acabar desarrollando el Síndrome del Cuidador Quemado.

Para ofrecer unos cuidados de calidad a una persona dependiente es muy importante el autocuidado y la autoestima de la persona profesional. Sin embargo, una vez que contamos con un servicio de asistencia domiciliaria, la familia está más tranquila sabiendo que su ser querido tiene un buen bienestar mientras esta puede ocuparse también de sus quehaceres.

Además, con los cuidados en casa de mayores a diferencia de en la residencia, la familia podrá conocer de primera mano quién se ocupa de la calidad de vida de su ser querido. De esta manera, se asegura de que recibe los cuidados que necesita y que la persona mayor está contenta con la persona.

¿En qué casos se recomienda recurrir a una residencia y por qué?

Muchas familias creen que la mejor opción para sus seres queridos mayores es una residencia. Antes de nada, se deben analizar bien las necesidades de la persona mayor, el presupuesto y cómo de lejos está la residencia de la familia. Este último punto no se suele contemplar, pero es de gran importancia, ya que si está lejos, es probable que cada vez reciba menos visitas de su entorno.

En las residencias hay personas con perfiles muy diversos: tanto personas que más o menos se pueden valer por sí mismas, personas con enfermedades en estado moderado o avanzado, personas encamadas… Esto hace que dependiendo de su estado, sus relaciones sociales puedan verse limitadas.

Además y por desgracia, el personal sanitario de las residencias es escaso e insuficiente para el número de mayores que residen en la residencia. Esto provoca que no puedan atender como les gustaría y deberían a cada persona.

Durante esta pandemia del Covid-19, además, se están cancelando temporalmente las visitas en muchas residencias, por lo que no siempre se puede visitar a un familiar. Si este reside en el hogar, por contra, sí se puede visitar, siempre manteniendo las medidas sanitarias de seguridad.

Así pues, ¿en qué casos se recomienda recurrir a una residencia y por qué?

  • Cuando se tiene un grado muy alto de una enfermedad o demencia y se necesitan unos cuidados que no se pueden realizar en el hogar.
  • Las residencia tienen los espacios muy adaptados para personas que van en silla de ruedas, facilitándoles mucho el día a día. Por ejemplo, los aseos son anchos y los pasillos están libres de cualquier obstáculo que pueda entorpecer el paso.
  • Si la persona tiene movilidad reducida, las duchas en residencias son muy cómodas. Esto es porque son muy anchas, lo cual asegura un aseo diario mucho más fácil. En casa es más complicado y más fácil que sufran una caída si no se hacen obras.
  • La persona mayor tendrá asistencia sanitaria en cualquier momento que lo solicite, durante 24 horas, día y noche.
  • Dependiendo del grado de la enfermedad, puede socializar con personas que están viviendo una situación similar en la residencia, lo cual en casa es más complicado.

¿Cómo escoger la opción más adecuada?

En Cuideo os recomendamos que os sentéis toda la familia, la persona mayor incluida si su enfermedad se lo permite, para valorar la mejor opción. Dejad que sea él o ella quien decida dónde quiere pasar sus días: en casa o en una residencia.

Para ello, debemos tener en cuenta qué es lo que quiere la persona mayor, qué necesidades tiene y, sobre todo, qué tipo de enfermedad padece. Así nos aseguraremos de que escogemos la opción que le garantice la mejor calidad de vida posible, intentando mantener al máximo su autonomía.

Mediación Familiar mediante Cuideo

¿Tu familiar no quiere ir a una residencia ni acepta cuidados en casa? En Cuideo, especialistas en cuidados a domicilio, ofrecemos un servicio de mediación familiar con la finalidad de ayudar a resolver los conflictos que ocasionen este debate. Un interlocutor profesional, con formación superior en la rama de psicología y externo a la familia, actuará como mediador y fomentará el bienestar afectivo, emocional y relacional entre los miembros de la familia.

Queremos garantizar una buena relación entre las personas mayores y su familia. Buscamos crear una buena vía de comunicación entre vosotros. El mediador o mediadora se ocupará de comprender los intereses y necesidades de las diferentes partes y ayudará a que, juntos, encontréis la solución más adecuada.

Cuidadores a domicilio: ¿pueden cuidar en una residencia?

¡Claro que sí! Cuando la pandemia lo permite, las cuidadoras no solo son para el hogar, también pueden ofrecer sus servicios en residencias, hospitales u otros para evitar que la persona se sienta sola.

Tanto las familias como Cuideo queremos que las personas mayores estén en las mejores manos profesionales. Por este motivo, ofrecemos la atención más personalizada y profesional posible.

Escogemos la cuidadora o cuidador que más se adapte a las necesidades de la persona mayor a cuidar a través de una valoración. Él o ella se ocupará de llevar a cabo el cuidado en casa o en la residencia, velando en todo momento por la seguridad, salud y bienestar de la persona.

Cuideo: empresa de cuidado de mayores a domicilio en toda España

En Cuideo ofrecemos servicios de cuidados a domicilio para mayores en toda España. Algunas de las ciudades son:

Cuideo Badalona: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Badalona

Cuideo Zamora: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Zamora

Cuideo Getxo: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Getxo

Cuideo Cuenca: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Cuenca

Cuideo Leganés: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Leganés

Cuideo Mataró: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Mataró

Cuideo Hospitalet: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Hospitalet

Cuideo Torrejón: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Torrejón

Cuideo Getafe: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Getafe

Cuideo Almería: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Almería

Cuideo Coslada: empresa de cuidados de mayores a domicilio en Coslada

Si no encuentras la tuya, ¡contáctanos! La lista de ciudades en las que estamos es muy larga.