PUBLICADO EL 10/08/2021
Las arritmias cardíacas pueden aparecer a todas las edades, pero en mayores pueden ser más peligrosas debido a la debilidad de su sistema cardiovascular.

El corazón es uno de los órganos que más debemos cuidar de nuestro cuerpo. Este late a un ritmo constante, pero hay momentos en los que cambia. Esto es lo que se conoce como arritmia. Pueden ser inofensivas, pero también pueden ser un síntoma de una condición más grave. Por esa razón, es importante conocer qué es una arritmia cardíaca en mayores, cuándo es preocupante y cuál es la más peligrosa.

Las personas mayores tienen un sistema más débil, por lo que son propensas a sufrir varias enfermedades, entre ellas esta. El corazón envejece y tiende a sufrir condiciones que se deben controlar. Por eso, es importante entender en qué consiste una arritmia cardíaca si se tienen mayores alrededor o ya se está en la vejez.

¿Qué es una arritmia cardíaca?

Para que llegue la sangre a todo el cuerpo y en especial a los pulmones (donde se gestiona el oxígeno y se reparte), el corazón tiene un sistema eléctrico natural que hace que se contraiga y que bombardee sangre con suficiente fuerza para que llegue a cada rincón. Este proceso dura un segundo aproximadamente y es lo que nos mantiene vivos.

¿Cuándo se considera una arritmia? Una arritmia cardíaca es una enfermedad que se produce cuando el pulso o el ritmo del corazón cambia. A cada persona nos late a un ritmo diferente y su velocidad varía según si estamos haciendo un gran esfuerzo o nos estamos relajando. Pero hay veces que se altera sin una causa aparente.

Cuánto dura una arritmia es importante. Esta alteración puede producirse de manera puntual, la cual tiene pocas probabilidades de ser una señal de algo más grave, pero también puede alargarse y terminar siendo una arritmia cardíaca crónica. Pero vayamos al origen: ¿por qué se produce la arritmia cardíaca?, ¿es peligroso tener una arritmia cardíaca?

Causas de las arritmias cardíacas

Todo cambio en el cuerpo es por algo, nos manda señales para que le atendamos y lo sanemos. Y una de las señales del corazón son las arritmias. A qué se debe una arritmia cardíaca es muy variable. La causa de esta afección es la alteración del ritmo cardíaco, pero esto puede suceder por varias razones:

  • Por unos niveles anormales de potasio
  • Porque se está a punto de padecer un ataque al corazón
  • Como secuela de un infarto  
  • El hipertiroidismo puede causar esta enfermedad
  • Porque el corazón ha crecido inesperadamente
  • Por insuficiencia cardíaca
  • Por una enfermedad congénita
  • Por el consumo de alcohol, drogas y tabaco
  • Son un efecto secundario de algunos fármacos
  • Por diabetes, enfermedad que afecta mucho a personas mayores

Estas causas de arritmias en reposo son perceptibles cuando no se está haciendo deporte ya que cuando se ejercita el cuerpo, la velocidad del latido aumenta de manera natural. Como hemos visto, las causas de la descompensación del ritmo cardíaca en adultos son bastantes y de diferente grado de gravedad, por lo que ante una se debe acudir al médico para determinar el origen y poder tratarla.

Síntomas de arritmia cardíaca

¿Cómo saber si tengo arritmia? Puede no tener síntomas, por lo que puede ser difícil de detectar. Por esa razón es importante hacer visitas al médico y chequeos regularmente, ya que hay afecciones silenciosas, en especial si se es mayor, ya que en la etapa senior son más peligrosas. Pero, por otro lado, hay veces que sí tiene síntomas. Esto no marca la gravedad de la condición, por lo que no se deben hacer autodiagnósticos, y menos basados en la existencia de síntomas.

Los síntomas que nos ayudan a saber cómo detectar las arritmias cardíacas son:

  • Latidos del corazón son más rápidos de lo normal, más lentos de lo normal o son latidos irregulares en reposo
  • Palpitaciones
  • Dolor en el pecho
  • Falta de aliento
  • Mucho cansancio
  • Mareos
  • Ansiedad
  • Pérdida de la conciencia o desmayos
  • Sudoración

Tipos de arritmias cardíacas

Muchas veces se suele confundir esta patología con una taquicardia. La diferencia entre arritmia cardíaca y taquicardia es que la segunda es un tipo de la primera.

Hay que tener en cuenta que existen varios tipos de arritmias en el corazón, las cuales se distinguen fácilmente:

  • Taquicardias: es cuando el ritmo del latido del corazón es más rápido de lo normal, lo cual es más de 100 latidos por minuto estando en reposo.
  • Bradicardia: se da cuando el corazón late demasiado lento, es decir, menos de 60 latidos por minuto estando en reposo.

En caso de tener síntomas de arritmia cardíaca, es posible que uno mismo se pueda identificar el tipo de descompensación, pero en caso contrario, se puede ver con una prueba en la farmacia. Sin embargo, esta enfermedad también tiene peligros, por lo que no hay que subestimarla.

Hay otro tipo de descompensación del ritmo del corazón muy grave: la fibrilación ventricular. Esta puede ser mortal si no se actúa rápidamente. Se da cuando los latidos del corazón son con impulsos eléctricos rápidos y errantes, lo cual provoca que el corazón no bombardee sangre, sino que tiemble. Al no hacer circular la sangre por el cuerpo, esta no llega a los órganos, lo cual conduce a una parada.

¿Cómo saber si una arritmia es peligrosa? Principalmente, si se padecen síntomas de fibrilación ventricular, las cuales veremos a continuación; pero ante cualquier síntoma de arritmia cardíaca, es importante acudir al médico para descartar cualquier enfermedad grave.

Cuándo es preocupante una arritmia cardíaca en mayores

¿Cuándo es preocupante una arritmia?

Las arritmias cardíacas se curan en la mayoría de casos. Es preocupante cuando los síntomas son muy severos y se está padeciendo una fibrilación ventricular. En caso de sufrir una, es una situación muy crítica. Se identifica muy rápidamente si la que se padece es esta o una leve, ya que los síntomas graves aparecen en cuestión de segundos: se pierde el pulso, se deja de respirar o ambas.

Si se está ante una persona que está sufriendo esta grave afección, es vital llamar cuanto antes a los servicios de emergencia y seguir todas sus indicaciones. Si hay alguien allí que sepa hacer reanimación cardiopulmonar, debe actuar de inmediato si es necesario para que la sangre bombee hacia los órganos. En caso que no esté, busca un desfibrilador externo automático y sigue todas sus instrucciones; cada vez hay más accesibles en los municipios, como en las vías públicas, centros comerciales y en estaciones de transporte público.

Tratamiento de la arritmia cardíaca

¿Cómo puedo corregir una arritmia? Cómo tratar las arritmias cardiacas dependerá de la causa y la gravedad de esta. En los casos más críticos, es necesario un desfibrilador eléctrico externo o realizar una reanimación cardiopulmonar, pero en otros casos el tratamiento es diferente. Hay algunos pacientes que pueden requerir implementar un marcapasos mediante una operación quirúrgica o la toma de fármacos vía intravenosa u oral.

También se toman tratamientos para las arritmias mediante pastillas cuando se ha padecido una y se quiere prevenir un segundo caso. Si la afección ha sido puntual y leve, es posible que la medicación sea temporal y cuando el médico determine que no hay riesgo de que el corazón se vuelva a descompensar, termine el tratamiento de la taquicardia, bradicardia o fibrilación ventricular.

¿Cuánto puede durar una persona con arritmia cardíaca?

Es cierto que una persona puede morir de una arritmia cardíaca, pero no es lo más frecuente. Gracias a las investigaciones científicas, hoy en día se puede identificar el tipo de patología que se padece, su causa y su mejor tratamiento bastante rápido. Además, se conocen los factores de riesgo. Una persona con disritmia en el corazón crónica, si se cuida y sigue todas las pautas de su médico, tiene una esperanza de vida muy similar a la de una persona sin esta afección.

En el caso de las personas mayores, es muy parecido pero al estar débil el corazón por la edad, hay más riesgo de no poder recuperarse bien. Por eso, es importante prevenir enfermedades cardiovasculares en personas de edad avanzada, ya que estas son un gran potenciador de la descompensación del ritmo cardíaco grave.

¿Qué no debo comer si tengo arritmia cardíaca?

Muchas veces nos preguntamos qué pasa si tengo una arritmia cardíaca. Una de las cosas es que probablemente debamos cambiar la alimentación. Nuestra comida da energía al cuerpo para funcionar; como si de un coche se tratara, debemos darle la gasolina que necesita según su motor. En nuestro caso, el motor es el corazón, por lo que si este ha sufrido una afección, debemos moldear nuestros hábitos alimenticios a sus necesidades.

Si se ha padecido o se padece esta patología, es importante seguir una alimentación cardiovascular saludable. Para ello, se deben evitar las grasas trans, las saturadas y el colesterol. Este cambio de hábito no solo es importante para esta enfermedad, sino para reducir las probabilidades de sufrir cualquiera relacionada con el sistema cardiovascular y para disminuir los efectos graves de las que ya se padecen.

¿Cómo convivir con una persona que sufre de arritmias?

Ahora que sabemos los signos y síntomas de las arritmias cardíacas, podemos adaptar nuestro estilo de vida a esta patología. Pero no solo la persona que la sufre debe hacerlo, sino que las que viven con él o ella también es recomendable que lo hagan. En las actividades conjuntas, tener un apoyo con los nuevos hábitos es un motor para seguir cuidando de ti en momentos que no son fáciles.

Acompañar a la persona con su dieta también es beneficioso para quien no tiene problemas de corazón, ya que es una manera de prevenirlos en un futuro. Además, realizar actividades relajadas con esa persona también fomenta que no se aísle de su entorno por no poder seguir el ritmo de los demás.

Vivir con una persona que sufre arritmias cardíacas no es complicado. Lo que más se tiene que atender es la parte psicológica y asegurarse de que los cuidados a domicilio se siguen correctamente.

¿Te ha parecido útil este consejo? ¡Valóralo!

273 votos con una valoración media de 3.7.