PUBLICADO EL 17/07/2019
POR Cuideo
La obesidad y el sobrepeso son la epidemia del S.XXI. Creemos que esta patología es muy abundante en niños, pero lo es más en la tercera edad y es mucho más peligroso.

La obesidad se ha convertido en un serio problema para nuestra sociedad y va en aumento. Actualmente, se considera la epidemia del S.XXI. 

La sociedad cree que esta patología es muy abundante en niños, pero nos olvidamos de que en las personas mayores el riesgo es aún mayor. 

​​​​​​​​​​​​​​¿Qué es la obesidad?

Entendemos como obesidad esa enfermedad que refleja en el cuerpo humano un exceso de grasa y de tejido adiposo. Pero, la obesidad y el sobrepeso van más allá de la cuestión estética. Actualmente, constituyen una de las principales causas de muerte predecible.

La obesidad suele aparecer por la interacción de factores genéticos y ambientales. Se trata de una enfermedad crónica que se caracteriza por un cúmulo excesivo de grasa en el cuerpo. Esta patología está asociada con la aparición de otras enfermedades crónicas.

Hay que prestar especial atención a la obesidad en personas mayores, ya que se acumula en la zona abdominal y favorece los riesgos cardiovasculares.

¿Cuándo se considera obesidad?

Se considera sobrepeso cuando la cintura es superior a 102 centímetros en los hombres y 88 cm en las mujeres. La obesidad también significa que existe un índice de masa corporal mayor de 30 kg/m2.

En personas mayores es recomendable mantener el índice de masa corporal entre 24 y 29 kg/m2. Inferior a esta cifra supone desnutrición y falta de peso, que puede ser provocado por la falta de apetito y depresión por soledad.

La obesidad en España

En España se ha calculado que un 27’8% de los niños padecen sobrepeso. En cambio, si miramos la estadística de mayores de 60 años, el 35’5% de los hombres y más del 40% en las mujeres padecen obesidad.

En conclusión, la obesidad está más presente en el segmento de los adultos mayores que en el de los niños. Esto es debido al sedentarismo y al aumento de consumo de alimentos con altas calorías.

Causas de sobrepeso en personas mayores

El sobrepeso y la obesidad están condicionados y relacionados con la mala alimentación, la falta de ejercicio y un estilo de vida inadecuado. 

La alteraciones metabólicas y los trastornos neuroendocrinos que aparecen con la edad favorecen el sobrepeso. También podemos añadir algunos factores sociológicos y los componentes genéticos hereditarios.

Enfermedades asociadas a la obesidad

La patología de la obesidad es un trastorno que favorece la aparición de otras enfermedades crónicas.

La diabetes, la hipertensión arterial, problemas cardíacos, varios tipos de cáncer (colón, mama y endometrio) y la elevación del colesterol son claros ejemplos. Otros trastornos que puede causar la obesidad son digestivos, respiratorios y psíquicos (depresión, hipoventilación, reflujo estomacal, apneas del sueño, reflujo gastroesofágico, accidente vascular cerebral…). Además, existen diferentes riesgos según la edad y el sexo.

El sobrepeso causa dificultades en la movilidad del paciente y, con el paso de los años, el tejido muscular se desgasta y la fuerza de la persona disminuye, conllevando al paciente a la inmovilidad.

Efectos de la obesidad en la tercera edad

Los adultos mayores no están exentos de padecer sobrepeso u obesidad. Podemos decir que es la parte de la población que es más vulnerable a esta patología, debido al sedentarismo.

Las personas de la tercera edad son mucho más delicadas y por ello los problemas de nutrición y obesidad en esta franja se merecen una atención especial.

Con el paso de los años, el peso tiende a aumentar y la masa muscular a disminuir, sobre todo si mantenemos una vida sedentarista. Es decir, con la edad, el tejido muscular se debilita. Esto hace que si hay un exceso de peso corporal, la persona no tenga suficiente fuerza para tenerse en pie.

A parte de las enfermedades asociadas a la obesidad en ambos sexos, también existen otras que sólo afectan según el sexo, es decir, a mujeres o a hombres.

Riesgos en ellas

Una de las principales causa por las que las mujeres mayores suben de peso es debido a la menopausia. Los riesgos solo para ellas suelen ser relacionados con los huesos y los tejidos musculares. Se les asocian lo siguientes riesgos:

Aparición de Artrosis

Desgaste o destrucción del cartílago, perdiendo el sistema de amortiguación natural de la articulación y sufriendo pequeñas deformidades en los huesos. Dolor y movimiento limitado.

Aparición de Osteoporosis

Disminución de densidad mineral ósea (calcio y colágeno) debido al desequilibrio en el ciclo de reconstrucción de huesos, haciéndolos volver delgados, débiles y frágiles.

Riesgos en ellos

Los hombres tienden a padecer más de corazón cuando se da la situación de acumulación de grasas. El principal riesgo para ellos:

Aparición de Aterosclerosis

El colesterol suele acumularse en las paredes de las arterias generando una placa que alcanza un tamaño que dificulta el paso de la sangre. Cuando esta placa tapa completamente las arterias, provoca la disminución o ausencia total del flujo de sangre.

En algunos casos, muchos órganos no reciben suficiente oxígeno para trabajar correctamente, provocando incluso infartos de corazón.​​​​​​​

Obesidad en ancianos: Prevención

Intentar prevenir el sobrepeso es imprescindible para evitar la aparición de otras enfermedades. Por eso, para prevenir la obesidad es necesario fomentar los hábitos de vida saludables entre las personas mayores.

Las principales recomendaciones para prevenir esta patología son los siguientes cambios:

Dieta equilibrada

Seguir una dieta rica en verdura, fruta y cereales. Además, es fundamental reducir o evitar las grasas saturadas y los azúcares refinados.

Para asegurarnos de que hemos escogido lo más adecuado para nosotros, podemos atender a un nutricionista para que nos de recomendaciones. Además, debemos recordar que cada persona es un mundo, por lo tanto, no todos necesitamos lo mismo. En Cuideo aconsejamos la mejor dieta tercera edad.​​​​​​​

Estilo de vida activo

Incorpora actividad física moderada a la rutina, adaptándola a las posibilidades de cada persona.

Un paseo diario de unos 10 o 20 minutos es suficiente para ayudar a mantener el peso corporal, a parte de los demás beneficios de la actividad física. En caso de que el paciente sea una persona inmóvil, es aconsejable realizar entrenamientos de resistencia progresiva para mantener la movilidad de los músculos.

Los cuidadores Cuideo mantendrán activos a tus mayores según sus capacidades con actividades para personas de la tercera edad.

Visitas médicas

Visitar y consultar de una forma periódica al médico o nutricionista para que realice un seguimiento de la evolución de la masa corporal y te recomiende medidas a seguir

Cómo salir de la obesidad en la tercera edad​​​​​​​

La reducción de estómago, las dietas excesivamente hipocalóricas y otros tratamientos que se aplicarían a los jóvenes no pueden adaptarse a las personas mayores.​​​​​​​ El tratamiento de la obesidad en la tercera edad no está muy estudiado, a diferencia de los casos de la población más joven.

El principal objetivo del tratamiento contra la obesidad en la tercera edad debe basarse en evitar ganar peso, además de mejorar la movilidad y la calidad de vida.

Tratamiento sobrepeso y obesidad

Terapia de reemplazo hormonal (TRH)

Recibir artificialmente los estrógenos que el cuerpo ya no produce. Esto ayuda a no subir de peso, entre otros beneficios.

Es un tratamiento para mujeres, pero recibir hormonas está muy debatido científicamente, ya que se asocia con la derivación a algunos cánceres.

Alimentación

Hacer que la persona coma poco pero frecuentemente y beber 2 litros de agua al día.

Sustituir los aperitivos por fruta o verdura. Utiliza aceite de oliva para cocinar, ya que reduce el colesterol dañino.

También, cabe destacar que masticar bien es muy importante para digerir bien los alimentos.

Ejercicio físico

La actividad física y la dieta adecuada son fundamentales para el mantenimiento del peso corporal. Son dos formas de prevenir o revertir la patología.

El ejercicio disminuye la acumulación de colesterol, mejora la sensibilidad a la insulina y te mantiene activo y en forma.

Medicación para perder peso

En España sólo existen dos fármacos aprobados para el tratamiento de la obesidad:

Sibutramina (Reductil) 

Es un inhibidor de la recaptación de serotonina, adrenalina y dopamina. Incrementa la saciedad y la termogénesis.

Orlistat (Xenical)

Es un inhibidor selectivo de la lipasa pancreática. Reduce la absorción del 30% de las grasas ingeridas, reduciendo así la absorción de 20-300 kcal/día.

 

Son fármacos completamente efectivos y seguros, pero siempre bajo prescripción médica. Debemos tener en cuenta los efectos secundarios.  

 

En Cuideo somos conscientes de que evitar las complicaciones derivadas de la obesidad en personas ancianas es muy importante para asegurar un envejecimiento de calidad. Por eso, nuestros cuidadores se adaptan a las dietas recomendadas por el médico y controlan que el paciente se tome la medicación. Además, les mantendrán activos y harán que tus mayores practiquen un envejecimiento activo.

 

Vive el envejecimiento activo con Cuideo.

 

Ofrecemos nuestros servicios de ayuda a mayores en varios puntos de España:

Empresa de ayuda a domicilio en Madrid

Empresa de ayuda a domicilio en Barcelona

Empresa de ayuda a domicilio en Sevilla

Empresa de ayuda a domicilio en Bilbao

Empresa de ayuda a domicilio en Valencia

Empresa de ayuda a domicilio en Zaragoza

Empresa de ayuda a domicilio en San Sebastián

Empresa de ayuda a domicilio en Pamplona

Empresa de ayuda a domicilio en Alicante

Empresa de ayuda a domicilio en Málaga

Empresa de ayuda a domicilio en Vizcaya

¿Te ha parecido útil este consejo? ¡Valóralo!

78 votos con una valoración media de 4.9.