PUBLICADO EL 17/04/2019
POR Cuideo
La hinchazón en tobillos, pies y piernas es un problema habitual en la tercera edad. Es muy importante prestar especial atención a esta afección, ya que puede significar graves problemas de salud.

La hinchazón en tobillos, pies y piernas es un problema habitual en la tercera edad. Es muy importante prestar especial atención a esta afección, ya que puede significar graves problemas de salud.

La hinchazón y la acumulación de líquidos se conoce como edema.

Causas de la hinchazón de pies y piernas

Muchas personas de la tercera edad experimentan hinchazón indolora en los pies, tobillos y piernas. Esto suele ser provocado por una acumulación anormal de líquidos en la zona o una mala circulación sanguínea.

Los problemas de circulación conllevan a que la sangre no fluya correctamente y se acumule en las extremidades inferiores, provocando la hinchazón y aumentando la posibilidad de infarto.

A cierta edad, el sistema linfático también pierde facultades, lo que puede provocar retención de líquidos en la zona inferior del cuerpo y en la zona abdominal.

Hinchazón de pies y piernas en ancianos: ¿Por qué?

Es habitual que la hinchazón de piernas suceda en personas mayores, ya que suelen reunir las principales causas de este:

  • Insuficiencia venos por edad avanzada
  • Enfermedades renales, cardíacas o hepáticas
  • Uso de ciertos medicamentos como antidepresivos o reguladores de la presión arterial
  • Mala alimentación
  • Vida sedentaria
  • Sobrepeso
  • Estreñimiento habitual y agudo
  • Menopausia

Significado de los pies y las piernas hinchadas en personas mayores

La hinchazón en las extremidades inferiores puede ser un importante indicador de graves problemas de salud para nuestros mayores. Es muy importante consultar al médico cuando observamos esta afección en el paciente.

    Principales síntomas de las piernas hinchadas en ancianos 

    La hinchazón en pies y piernas es una afección que influye en el bienestar del mayor y le impide realizar las tareas del día a día con normalidad.

    Los principales síntomas asociados al síndrome de las piernas hinchadas son:

    • Hinchazón en extremidades inferiores: tobillos, rodillas, pies y piernas
    • La hinchazón aumenta a última hora del día
    • Cansancio y fatiga
    • Sensación de pesadez
    • Picor, hormigueo y calambres en las piernas
    • Aparición de varices
    • Piernas sensibles al tacto y enrojecidas

    Cuidados para evitar las piernas hinchadas en ancianos

    Si ayudamos al mayor a adoptar una serie de hábitos saludables podremos reducir los efectos de la hinchazón de las extremidades inferiores:

    • No cruzar las piernas
    • Utilizar calzado y ropa cómoda
    • Evitar ropa ceñida
    • Dormir reposando los pies en un cojín
    • Evitar el calor directo a las extremidades inferiores
    • Cuando es inevitable que el paciente pase mucho rato sentado debemos colocar sus piernas en alto o en un reposapiés
    • Al estar sentado, es muy importante mover los tobillos y los dedos de los pies de vez en cuando.
    • Duchar al paciente con agua templada y acabar con agua más fría de lo normal, empezando por el tobillo y acabando por el muslo (repetir varias veces)
    • Al final del día, aplicar un masaje desde los pies hasta los muslos con un gel frío y ejerciendo una leve presión para favorecer el flujo sanguíneo

    Consejos para el cuidado de mayores con piernas hinchadas

    La dieta y el ejercicio físico juegan un papel muy importante en nuestro estado de salud. Las personas mayores que sufren hinchazón en las extremidades inferiores deben cuidar mucho su alimentación y realizar un mínimo de actividad física, para así reducir la retención de líquidos y evitar una mala circulación sanguínea.

    Consejos nutricionales para lA hinchazón de piernas en Ancianos

    • Aumentar el consumo de fruta y verdura fresca
    • Arroz, la pasta y el pan integrales, para así favorecer el tránsito intestinal y evitar el estreñimiento
    • Evitar el exceso de sal
    • Evitar cocinar frito
    • Usar especias y hierbas aromáticas para enriquecer el sabor de los platos
    • Evitar embutidos, platos precocinados, quesos grasos, pastillas de caldo, patatas embolsadas
    • Aumentar el consumo de espárragos, alcachofa, piña o endivia
    • Beber entre 1.5 y 2 litros de agua al día
    • Aumentar el consumo de legumbres, germen de trigo, nueces naturales, plátanos, entre otros alimentos con potasio

    Ejercicio físico para lA hinchazón de piernas en personas mayores

    La natación, montar en bicicleta, el yoga y pilates son actividades físicas que ayudan a prevenir la hinchazón en las extremidades inferiores. Aún así, siempre debemos ser conscientes de las posibilidades físicas del paciente.

    Un simple paseo a ritmo moderado durante 30 minutos diarios puede ser muy favorable para evitar la retención de líquidos y mejorar la circulación sanguínea. Es crucial evitar los deportes que impliquen estar mucho rato de pie y sin moverse (golf, ping pong...)

    También podemos encontrar ejercicios con menos intensidad para aliviar la afección de la hinchazón en pies, tobillos y piernas:

    • Caminar cambiando el punto de apoyo; de la punta de los pies a los talones
    • Mover las piernas como si el paciente estuviera en una bicicleta mientras está sentado
    • Caminar de puntillas
    • Hacer sentadillas (si no existen problemas de rodillas)

     

    Los cuidadores Cuideo son expertos en todo tipo de patologías, afecciones y enfermedades. Ellos son el apoyo que necesitan tus mayores para garantizar su seguridad, salud y bienestar.

    En Cuideo nos encanta regalar sonrisas a grandes personas, porque nuestro mejor regalo es poder cuidar de vosotros.

     

    ¿Te ha parecido útil este consejo? ¡Valóralo!

    15 votos con una valoración media de 4.1.