PUBLICADO EL 30/01/2020
POR Cuideo
Aumentar la actividad física y mental en personas mayores de 60 años tiene un impacto positivo en su estilo de vida, salud y bienestar en general.

Las personas mayores necesitan un cuidado especial que sus familiares muchas veces no pueden ofrecer por falta de tiempo. En esos casos, es muy común recurrir a cuidadoras a domicilio, es decir a profesionales especializados para que se encarguen de atender a los familiares de edad avanzada.

Entre las responsabilidades de los cuidadores de mayores está la de ayudar a las personas mayores en sus distintas actividades diarias, todo según el grado de dependencia del paciente. También deben ayudarle a mejorar su autoestima, autonomía, memoria, humor, salud y calidad de vida.

El auxiliar de ayuda a domicilio también tiene el deber de fomentar la práctica de cualquier actividad que ayude a la persona mayor a estar más activa física y mentalmente. 

Actividad física: Imprescindible fomentarla de la tercera edad

Debemos hacer ejercicio físico a todas las edades, ya que es clave para nuestra salud. Sin embargo, el aumento de este en personas mayores de 60 años tiene un impacto positivo en el estilo de vida y en el bienestar general de estos pacientes.

Beneficios de aumentar físico el ejercicio a partir de los 60 años

Los adultos mayores de 60 años deben aumentar el ejercicio físico para disfrutar de una vejez activa, saludable y feliz.

El sedentarismo contribuye rápidamente al deterioro de la salud y es un asesino silencioso, ya que está considerado una de las primeras causas de muerte prematura. Por este motivo, es muy importante que los adultos mayores se mantengan activos a pesar de sus limitaciones.

Mantener una rutina de actividad física en la tercera edad es muy favorable para la calidad de vida, humor, autoestima, salud y bienestar del adulto mayor. Esto debe combinarse con una dieta equilibrada y eliminando malos hábitos como el tabaco o el alcohol.

Principales ventajas de hacer ejercicio a partir de los 60 años

Si hacemos más ejercicio a partir de los 60 años podremos prevenir graves problemas de salud física y mental.

La actividad física ayuda a disminuir el colesterol y la presión arterial que son factores riesgo para enfermedades cardiovascular, insuficiencia cardíaca y accidentes cerebrovasculares.

Además, podremos olvidarnos de la obesidad, el sobrepeso y sus consecuencias en la tercera edad, ya que la actividad física nos ayudara a controlar el porcentaje de grasa corporal y a aumentar la masa muscular magra.

Por último, el ejercicio físico también ayuda a mejorar la flexibilidad, el equilibrio y la fuerza al tiempo que reduce el riesgo de caídas habituales en la tercera edad.

Ejercicios físicos recomendados para personas mayores

Cada persona es diferente y el ejercicio que las personas mayores pueden practicar depende directamente de su estado físico.

Algunas condiciones específicas limitan la intensidad y la duración del ejercicio, pero no la actividad en sí. Es decir, sin importar si la movilidad de las personas a cuidar es limitada o no, es importante que realicen ejercicios de acuerdo a sus capacidades.

Muchas personas tienen la falsa creencia que para hacer ejercicios es necesario estar completamente sano. Esta idea es completamente errónea. De hecho, la actividad física es clave para mejorar la calidad de vida de los adultos mayores, tanto en el aspecto físico como mental.

Ciertamente una persona de edad avanzada no puede realizar el mismo tipo de ejercicio que realiza una persona de 25 años. Sin embargo, eso no significa que no pueda hacer otros. Los cuidadores se ocuparán de fomentar las actividades más adecuadas para cada paciente.

Existen cuatro tipos básicos de ejercicios y todos pueden ser practicados por personas mayores siempre y cuando sea una actividad controlada y llevada a cabo según la medida de las posibilidades de cada mayor.

Ejercicios de resistencia: Aeróbicos   

Los ejercicios de resistencia ayudan a retrasar el envejecimiento. Estos comprenden todos aquellos ejercicios que aumentan la frecuencia cardíaca y respiratoria. Algunas de las actividades aeróbicas ideales para una persona de la tercera edad son:

  • Caminar.
  • Nadar.
  • Bailar.
  • Bicicleta.

 

Ejercicios De fortalecimiento

Los ejercicios de fortalecimiento tienen el objetivo de desarrollar los músculos y fortalecer los huesos. Para personas de la tercera edad, los ejercicios recomendados que debe fomentar su cuidador o cuidadora són:

  • Ejercicios de flexión.
  • Extensión de brazos y piernas.
  • Uso de bandas elásticas o levantando peso moderado con botellas de agua o mancuernas livianas. 

 

Ejercicios de equilibrio 

Ayudan a mejorar la coordinación y el equilibrio. Se incluyen actividades como:

  • Caminatas afianzando el talón.
  • Levantando un pie para dejar caer el peso del cuerpo en el otro.

 

ejercicios de flexibilidad

Los ejercicios de flexibilidad ayudan al bienestar de los músculos y son ejercicios de estiramiento. Claros ejemplos són:

  • Flexiones.
  • Extensiones.
  • Inclinaciones.

Actividad mental: Esencial en la tercera edad

La memoria y las capacidades cognitivas de las personas se desgastan con el tiempo. Aun así, ciertos estudios han demostrado que rejuvenecer el cerebro es posible.

Los fármacos actuales son limitados. Mientras esperamos que los científicos siguen investigando y desarrollen algunos tratamientos más resistentes y eficaces, podemos utilizar ciertas actividades para prevenir el deterioro cognitivo y rejuvenecer el cerebro en la medida de lo posible.

Ejercicios intelectuales para personas mayores

Fomentar el pensamiento positivo en la vejez y los ejercicios intelectuales son claves para la salud mental, la autoestima y el humor de los adultos mayores.

Algunas actividades mentales recomendadas para la tercera edad son:

  • Lectura.
  • Estudiar en universidades para adultos.
  • Aprender idiomas.
  • Aprendes el funcionamiento de las nuevas tecnologías.
  • Estimular la memoria a corto y largo plazo.
  • Contar historias del pasado.
  • Juegos mentales de memoria o de mesa.
  • Hacer sudokus y crucigramas.
  • Actividades para las habilidades motoras como escribir o dibujar.
  • Pintura.
  • Entre otras.

 

El yoga y la meditación también pueden ayudar a las personas de la tercera edad a reducir el riesgo de la pérdida de memoria.

Cuidadores Cuideo: La mejor asistencia para tus padres

En Cuideo sabemos la importancia que tiene el ejercicio diario, tanto físico como mental, en la salud y el bienestar general de las personas de tercera edad. 

Seleccionamos cuidadores con formación, experiencia y referencias válidas. Buscamos perfiles de personas empáticas, responsables, pacientes, comunicativas, cariñosas, profesionales y con vocación por cuidar de los demás.

Todos los cuidadores Cuideo están preparados para fomentar y supervisar la actividad física y mental de los adultos mayores que están a su cuidado. Vive el envejecimiento activo con Cuideo.

¿Te ha parecido útil este consejo? ¡Valóralo!

22 votos con una valoración media de 4.8.