PUBLICADO EL 17/01/2018
POR Cuideo
La humedad, el frío, la gripe y otros factores de riesgo que comprometen la salud de nuestros mayores llegan con el invierno. Aprende en este artículo todo sobre el Invierno: Cuidados a domicilio especiales para la época.

La humedad, el frío, la gripe y otros factores de riesgo comprometen la salud de nuestros mayores al llegar el invierno.

El invierno, una de las épocas del año más duras para las personas de la tercera edad ¿Cómo les ayudamos a pasarlo sin problemas?

Los mayores y el Invierno

Cuando el frío se instala en el organismo afecta a su funcionamiento. Entonces, nos vuelve más propensos a la aparición de trastornos y enfermedades.

Como bien sabemos, el frío nos afecta a todos, pero los ancianos son uno de los grupos más vulnerables de nuestra sociedad. Por esto, durante la época de invierno los mayores deben tener especial cuidado y precaución para no enfermar durante estos fríos meses.

Un simple resfriado o la gripe pueden ser muy nocivos y costosos de recuperar para una persona mayor, incluso puede llegar a derivar en una pulmonía, neumonía u otras enfermedades aún más graves.

¿Cómo prevenir la gripe?

La gripe en una persona de tercera edad, con pocas defensas o con las salud comprometida, puede llegar a ser muy grave. Por esto, debemos tomar precauciones para evitar que los ancianos enfermen.

El primer paso es vacunar al mayor contra la gripe. Esta vacuna reduce hasta un 75% su aparición y disminuye un 70% las posibilidades de hospitalización.

Debemos tener en cuenta que el riesgo de contagio de la gripe durante el invierno es mayor. Por esto, no es recomendable permanecer en lugares cerrados o con poca ventilación y mucha gente. 

Otro punto a tener en cuenta es tener especial cuidado con la limpieza del hogar y la higiene personal. Es recomendable lavarse las manos como mínimo 3 veces al día, antes de tocar cualquier alimento.

Más formas de evitar enfermedades durante el invierno son llevar una vida sana y una buena alimentación que ayude a aumentar las defensas. Los componentes que no pueden faltar en la dieta de nuestros mayores son las frutas y verduras ricas en vitamina C y proteínas varias, pero bajas en grasas y con el aporte calórico necesario. Para que el cuerpo entre en calor, es conveniente consumir comidas calientes como la sopa o un vaso de leche caliente.

Por último, durante la época de invierno la sed disminuye considerablemente, pero nuestro cuerpo sigue necesitando la misma hidratación para evitar que se seque la piel, aparezcan ronchas… Por lo tanto, es muy importante mantenerse hidratado, debemos beber como mínimo 2 litros de agua al día y es aconsejable ponerse crema hidratante en la piel, sobre todo en las manos.

¿Cómo prevenir el catarro?

Un catarro mal curado puede convertirse en bronquitis y derivar a otras enfermedades más graves como la pulmonía o la neumonía. Esto suele sucederles a las personas de edad avanzada. Por eso, debemos tomar ciertas precauciones para evitar que los mayores se resfríen.

El primer paso y el más importante, antes de salir a la calle ¡abriga bien al mayor! Es muy importante evitar el enfriamiento del cuerpo, principalmente de los pies, manos y la cabeza. Cuando notes el mínimo síntoma de catarro en tu mayor, trata de que inhale vapores de eucalipto para ayudarle en la respiración y a descongestionar los mocos.

¿Notas que el catarro ya afecta a todo su estado general? Hazle hacer mucho reposo y beber mucho líquido, sudar también ayuda. También prepárale una dieta basada en fruta, verdura y pescado.

El segundo paso es ventilar bien toda la casa; abre las ventanas unos 15 minutos por la mañana para que entre el aire. Por la noche también es aconsejable si el ambiente está sobrecargado. El tercer paso, en caso de que los síntomas aumenten, llevalo al médico para ayudar a su salud a mejorar con algún medicamento o fármaco.

Consejos generales para el cuidado de mayores en invierno

  • Un paseo diario sigue siendo muy importante para mantener activo a nuestros mayores, eso sí, siempre bien abrigados. Esto les hará respirar aire puro y les ayudará a mantener las articulaciones y los músculos activos.
  • Cuando haga mal tiempo no renuncies al ejercicio físico, este también se puede hacer dentro de casa. Las tareas domésticas ayudan a mantenerse activo.
  • Los pañuelos desechables son la mejor opción para evitar la acumulación de gérmenes.También es conveniente que se tapen la boca al toser o estornudar y se laven las manos con frecuencia.
  • Mantén la casa ventilada y en una temperatura adecuada, sobre los 21 ºC.
  • Utiliza ropa de abrigo, tanto dentro de casa como fuera. Esta es una buena forma de evitar la pérdida de calor corporal y proteger a los mayores del frío.
  • Evita el contacto del mayor con persona que ya estén enfermas, para evitar el alto riesgo de contagio.
  • Ten mucha precaución con dónde están y qué rodea a las estufas y radiadores del hogar. Recuerda que pueden causar incendios y existe riesgo de quemaduras si los tocamos cuando están en funcionamiento.
  • No dejes que el mayor se aisle. Dale toda la compañía que se merece. La soledad durante mucho tiempo puede causar problemas de salud física y mental.
  • Presta mucha atención a que el mayor no sufra ninguna caída. Utiliza un calzado adecuado y nunca lo dejes solo.
  • Controla la alimentación del mayor y prepárale una dieta adecuada para la época. También controla que beba como mínimo 2 litros de agua diarios.

 

Te explicamos las claves para ayudar a tus mayores a combatir el frío durante el duro Invierno.

 

En Cuideo queremos ayudarte a cuidar de tus seres queridos. Ponemos a tu disposición todos nuestros servicios de asistencia a domicilio de calidad. Con nosotros encontrarás los mejores profesionales para que cuiden de tus mayores con cariño, pasión y empatía. Contrata nuestros servicios dónde y cuándo quieras. Contamos con los mejores profesionales con experiencia demostrable y referencias válidas. 

 

¿Tu mayor tiene un refriado? ¿No se le ha curado bien? ¿Se encuentra en el hospital y no recibe el apoyo y los cuidados que necesita? Una cuidadora de enfermos en hospital profesional que sepa cómo cuidar de un enfermo con neumonía es la mejor opción para cuidar de tu mayor.

 

En Cuideo,el cuidado de mayores es nuestra vocación y ofrecemos nuestros servicios en varios puntos de España

Cuidado de personas mayores particulares en Madrid

Cuidado de personas mayores particulares en Barcelona

Cuidado de personas mayores particulares en Sevilla

Cuidado de personas mayores particulares en Bilbao

Cuidado de personas mayores particulares en Valencia

Cuidado de personas mayores particulares en Zaragoza

Cuidado de personas mayores particulares en San Sebastián

Cuidado de personas mayores particulares en Pamplona

Cuidado de personas mayores particulares en Alicante

Cuidado de personas mayores particulares en Málaga

Cuidado de personas mayores particulares en Vizcaya

¿Te ha parecido útil este consejo? ¡Valóralo!

4 votos con una valoración media de 5.