PUBLICADO EL 23/03/2019
POR Cuideo
Las empresas relacionadas con el cuidado de mayores como Cuideo tenemos un gran compromiso con el envejecimiento activo. Hoy Cuideo os explica las claves para disfrutar el envejecimiento activo.

Las empresas relacionadas con el cuidado de mayores como Cuideo tenemos un gran compromiso con el envejecimiento activo. Nos dedicamos a cuidar de grandes personas para ayudarles a mejorar su calidad de vida y a disfrutar al máximo la última etapa de la vida.

La tercera edad debe ser una etapa donde la persona se abra a nuevos horizontes, es decir, a relacionarse con su entorno (amigos, familia, comunidad, a iniciar nuevos proyectos de vida o continuar con otros ya empezados, entre muchas otras actividades. El objetivo del envejecimiento activo es añadir vida y calidad a los años, por ello es necesario que los mayores cuenten con apoyo y motivación.

Cómo potenciar el envejecimiento activo entre la población

La sociedad en general debe tener consciencia de la gran necesidad de compromiso social con el envejecimiento activo. Esto nos concierne a todos. Si mejoramos la calidad de vida de nuestros seres queridos, también mejoraremos nuestra jubilación y la de nuestros sucesores.

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS) el envejecimiento activo es un “proceso por el que optimizar las oportunidades de bienestar físico, social y mental durante toda la vida, con el objetivo de ampliar la esperanza de vida saludable, productiva y con calidad en la vejez.

El proceso de promoción del envejecimiento activo es obligación de todos, no sólo de la atención sanitaria o domiciliaria. Debemos promocionar una visión global e incorporar todos los factores necesarios en las áreas sociales, culturales y económicas. Esto podrá facilitar a nuestros mayores una vida independiente y con capacidad de decisión.

Lo ideal sería que el proceso de envejecimiento activo empezará durante la infancia para asegurar una buena salud y bienestar durante toda la vida. Sin embargo, esto no suele ser así. Cuando esto sucede, es extremadamente importante adoptar ciertos hábitos alimentarios y costumbres físicas para que nos ayuden a mantener y a mejorar la calidad de vida para el resto de los días.

Mente abierta: Esencial en la sociedad y en la personas mayores

No obstante, adoptar y seguir el proceso del envejecimiento activo sólo depende de la propia persona, es decir, de sus capacidades, limitaciones y motivaciones durante la vida y a día de hoy. El mayor debe mantenerse ocupado y mantener la mente abierta a lo que se le proponga hacer y a aumentar sus conocimientos.

Nuestros mayores deben tener la ayuda necesaria para mantener su autonomía y deben contar con la libertad de escoger dónde envejecer y con el apoyo de sus seres queridos en las decisiones importantes, así serán más activos y participativos en la sociedad y mejorarán sus relaciones sociales.

Actividades y terapias para incentivar el Envejecimiento Activo

Adquirir buenos hábitos de vida es el primer pilar fundamental del envejecimiento activo. Para ello, es necesario que los mayores adopten las principales  claves del envejecimiento activo, saludable y feliz.

Los mayores deben mantener una dieta saludable, hacer ejercicio físico diario, mantenerse ocupados y aumentar sus relaciones sociales. Realizar actividades físicas y mentales es esencial para todas las personas mayores de la comunidad que viven en su propio hogar o en las residencias.

Cuideo es consciente de la necesidad de incentivar a los mayores a mantener una vida saludable, social y activa para asegurar la calidad de los años. Los cuidadores Cuideo se ocupan de cuidar la alimentación, potenciar el ejercicio físico y trabajar la estimulación cognitiva de los mayores en su propio hogar, así evitamos el estrés y mejoramos su autoestima y autoconfianza.

Cómo vivir y disfrutar el envejecimiento activo

Pensamiento positivo

Es muy importante que las personas mayores mantengan el pensamiento positivo y la mente abierta para cumplir con el envejecimiento activo. La autoaceptación del yo es uno de los componentes principales del bienestar emocional y personal. Debemos aceptarnos con nuestras capacidades y limitaciones.

Varios estudios han demostrado que los sentimientos de tristeza y depresión suelen incrementar durante la vejez, sobretodo cuando hay falta de apoyo por parte de las personas que nos importan. Es de especial importancia acudir al médico al mínimo síntoma de depresión, ya que suele asociarse con el deterioro cognitivo y al principio suele tener fácil solución.

La meditación y el yoga son grandes técnicas de relajación que pueden tener numerosos beneficios en las personas mayores, a parte que ayudan a retrasar el deterioro cognitivo, a evitar el estrés y a despertar pensamientos positivos.

El optimismo, el sentido del humor y el pensamiento positivo se asocian con una vida saludable, satisfactoria y social.

Sé Independiente

Intenta conservar y desarrollar tu autonomía  al máximo posible. Resiste a la presión social y márcate tus propios hobbies y metas. 

La aceptación de uno mismo y el dominio del entorno es un gran crecimiento personal para poder vivir el envejecimiento activo con pensamiento positivo.

Mantente ocupado

Cuando envejecemos disponemos de más tiempo libre y de menos habilidades, es decir, es fácil caer en el rincón oscuro de la soledad. No debemos dejar que esto pase.

La jubilación es un momento que  todos esperamos para disponer de tiempo libre y poder cumplir metas, sueños y objetivos. Intenta buscar alguna ocupación del tiempo, céntrate en actividades que ayuden a tu salud y bienestar. Ayudar a los demás también puede ser muy beneficioso para la autoestima.

La vejez es el momento de invertir el tiempo en divertirnos, disfrutar y olvidarnos de las preocupaciones para poder hacer nuestros hobbies y compartir grandes momentos con nuestros familiares y amigos. Ciertos estudios han demostrado un gran vínculo entre el bienestar psicológico de las personas mayores y su satisfacción vital con las actividades de ocio que practican diariamente.

Algunos mayores quieren cuidar de sus nietos y verlos crecer, otros quieren aumentar sus conocimientos y se apuntan a clases de música, jardinería, dibujo, informática, cocina... Hay personas que prefieren dedicar su tiempo para ir al teatro o aprender a bailar, otras prefieren compartir momentos con gente de su misma edad jugando al bingo o haciendo otras actividades. Cada uno debe saber qué le gusta. qué le divierte y cómo quiere invertir su tiempo.

Infórmate de las actividades de animación socioculturales para mayores que hay preparadas en tu zona:

Ayuda para mayores en Madrid

Ayuda para mayores en Barcelona

Ayuda para mayores en Bilbao

Ayuda para mayores en Sevilla

Haz ejercicio cada día y combinalo con una dieta equilibrada

Cuando envejecemos, nuestro cuerpo se debilita y va perdiendo capacidades y habilidad. Para que esto se retrase, es muy importante realizar actividad física diaria para garantizar la salud física y combinarla con una dieta equilibrada para obtener todos los nutrientes necesarios para afrontar el día con energía.

A cualquier edad es importante realizar algún tipo de actividad física para favorecer la movilidad y evitar enfermedades que se aceleran o son provocadas por el sedentarismo. Sin embargo, en personas de tercera edad la actividad física es mucho más importante, ya que de eso depende en gran parte su autonomía e independencia. Los ejercicios de resistencia son ideales para retrasar el envejecimiento, prevenir el deterioro físico del cuerpo y conservar las habilidades físicas (flexibilidad, postura, ritmo, coordinación...).

Una alimentación saludable es esencial para tener una buena salud en cualquier etapa de la vida. Sin embargo, cuando se trata de personas mayores, llevar una dieta sana más que una recomendación, es una obligación. Por ello, una vez que se llega a la tercera edad es vital aumentar el consumo de ciertos alimentos. Cuideo te explicar la alimentación adecuada en la tercera edad.

Estimula tus funciones cognitivas

El cerebro, con el paso de los años, va envejeciendo y perdiendo sus capacidades cognitivas. En la tercera edad pueden aparecer numerosas enfermedades y patologías relacionadas con la pérdida de memoria.

Muchos investigadores se habían preguntado si es posible rejuvenecer el cerebro. Se ha demostrado que si, si mantenemos una buena estimulación cognitiva podemos retrasar la pérdida de memoria y el deterioro cognitivo, a parte de prevenir ciertas enfermedades y patologías de la tercera edad.

La realización de pasatiempos, sudokus, lecturas... son ideales para estimular las funciones cognitivas. Cuanto más activa mantengas tu mente, más capacidad de aprendizaje y mayor rendimiento  tendrás.

Mantén contacto con la naturaleza

La naturaleza está asociada al color verde. Este nos evoca calma, armonía, tranquilidad, esperanza y bienestar.

El contacto con la naturaleza aumenta nuestra salud y buen humor, entre muchos otros beneficios. Las personas que viven cerca de la naturaleza presentan una tasa de mortalidad del 16% menor a los que viven en zonas urbanas. Además, presentan una mayor autoestimas, mejor salud mental, mayores niveles de bienestar y afrontan mejor la toma de decisiones y la resolución de problemas.

Recuerda: La naturaleza es el mejor remedio para la salud.

Juegos de mesa en compañía

El dominó, las cartas, el bingo, el tres en raya, el parchís.... prestan beneficios cognitivos y facilitan la participación social.  El juego debe ser una diversión para el mayor.

Ciertos investigadores han demostrado que los juegos de mesa aportan muchos beneficios en la salud física, social, emocional y afectiva de las personas de la tercera edad. Una buena forma de mejorar el estado de ánimo, la automotivación y la autoeficiencia. Puede ser muy satisfactorio para las personas mayores, reduciendo así el estrés, disminuyendo el sentimiento de soledad y ejercitando las capacidades cognitivas.

Cuida y cultiva tus relaciones sociales

El ser humano tiene una esencia social natural. Necesitamos el apoyo de los demás a lo largo de nuestra vida, pero durante la tercera edad aún es más importante. La adaptación e integración social es necesaria a cualquier edad para garantizar el bienestar personal y la aceptación en la sociedad.

Es extremadamente importante que las personas mayores mantengan relaciones sociales estables. Debemos animarlos a salir con los amigos, a mantener conversaciones, a jugar a diferentes actividades, a conocer gente nueva de su misma edad...

Si una persona de edad avanzada entra en aislamiento social, siente una pérdida de apoyo y no mantiene relaciones sociales, su vida puede acortarse y pueden aparecer la depresión o la distimía.

Relaciones Intergeneracionales

Actualmente, vivimos en un período intergeneracional, es decir, un período en que coinciden varias generaciones diferentes.  La mezcla de generaciones es un factor muy positivo, por ello, es esencial aumentar las relaciones sociales entre ellas, así podremos aprender, ayudarnos y comprendernos unas a las otra. 

Son numerosos los beneficios de las relaciones sociales entre jóvenes y mayores. A la Generación Sandwich es a la que le ha tocado cuidar de todos, pero deben recordar que los abuelos que cuidan de sus nietos viven más

 

Los cuidadores Cuideo pueden ayudarte a mantenerte activo, a entender la vejez , a mejorar tu calidad de vida y a cuidar tu salud al máximo.

 

Y tú, ¿qué haces para mantenerte activo?

¿Te ha parecido útil este consejo? ¡Valóralo!

4 votos con una valoración media de 5.